web analytics

Los empleados de la cárcel quieren que se les reconozca como autoridad

Preparativos de la concentración que inundó de carteles el Azoguejo.

Un centenar de funcionarios y empleados del centro penitenciario de Segovia se han concentrado este 26 de diciembre en el Azoguejo para reivindicar la mejora de sus condiciones laborales que actualmente se desarrollan por una plantilla “en cuadro” por la existencia de multitud de plazas sin cubrir y en un ambiente de conflictividad, según denuncian los sindicatos, que también reclaman una subida salarial que equipare sus sueldos al que reciben los empleados de otras comunidades autónomas que realizan el mismo trabajo pero perciben sueldos mucho mayores.

Sin embargo, las negociaciones se encuentran bloqueadas por el Gobierno, encalladas precisamente en la negociación salarial tras la retirada de la mesa de la propuesta que hace unos meses estuvo a punto de aceptarse con una cuantía de 123 millones de euros. La situación ha llegado a la petición de dimisión del ministro de Justicia, Fernando Grande Marlaska y del secretario de Instituciones penitenciarias, Luis Ortiz.

La convocatoria ha sido realizada por la plataforma Prisiones en huelga en la que se integran los principales sindicatos, UGT, CC.OO., CSI-F y Acaip, que actúan unidos en el proceso de movilizaciones iniciado hace tres meses con concentraciones y manifestaciones.

Los trabajadores penitenciarios exigen la cobertura de las 46 plazas que permanecen sin cubrir en la plantilla segoviana y alertan además de que en 2019 está prevista la jubilación de otros tres más, incrementando sus dificultades laborales y también de seguridad en un centro en el que aseguran que los insultos y amenazas verbales por parte de los reclusos está a la orden del día y en la última década contabilizan una media de cinco agresiones anuales.

Los sindicatos lamentan que en Perogordo hay un alto número de reclusos considerados peligrosos así como un elevado porcentaje de internos aquejados de trastornos psiquiátricos, con una atención que consideran “claramente insuficiente” por atenderles un especialista externo que acude sólo dos veces al mes.

En este sentido, una de las reivindicaciones más importantes pasa por su reconocimiento como agentes de la autoridad que les ofrezca una posición más segura frente a los internos, una calidad de la que sí gozan otros cuerpos de seguridad, médicos, maestros y otros especialistas que atienden a los reclusos en las cárceles.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Me parece perfectamente lo que piden sobre su reconocimiento de autoridad.
    Hace unos días escuchaba a un representante de estos funcionarios, y comentaba la impunidad con que los presos agreden a dichos funcionarios, y además sin consciencias penales para los agresores. No se puede permitir.
    Tampoco se puede permitir que no haya los funcionarios suficientes para hacer el trabajo con la debida seguridad. Si una prisión está diseñada para que funcione con un número determinado de funcionarios, no debe haber ni uno menos.
    De lo de las famosas “equiparaciones” de salario con otras Comunidades, me parece un poco “oportunista”.
    Siempre las equiparaciones son “por arriba”. Me parece bien que todos los funcionarios que hacen el mismo trabajo, tengan el mismo salario, esté en la Comunidad que esté. ¿Pero por qué nadie pide, que a los de la Comunidad que más cobren se lo bajen, para subir a los que menos? Ya, claro,…… no es “políticamente correcto”, ¿verdad?

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *