web analytics

Los barrios incorporados se ven las caras con la alcaldesa

Los representantes de las asociaciones vecinales de los barrios incorporados han mantenido este 10 de febrero un encuentro con la alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, la primera vez que se ven las caras desde que surgieron las desavenencias a causa del “tasazo” por el que se subió el precio del agua en toda la ciudad, además de suprimirse las bonificaciones en los recibos de agua y basura que disfrutaban hasta ahora esos núcleos de la ciudad, por los que iniciaron una dura campaña, incluyendo varias manifestaciones.

El encuentro, según fuentes vecinales, se ha desarrollado en medio de cierta tensión, sobre todo en sus primeros minutos, y sirvió para que los representantes vecinales trasladaran a la regidora un largo listado de necesidades, planteadas en forma de exigencia. Luquero aceptó el listado y prometió estudiar su contenido para tratar de solucionarlos “en función de la disponibilidad”.

La novedad, por tanto, es que ambas partes se han visto las caras y han hablado durante más de dos horas después de meses de mensajes cruzados en los medios de comunicación aunque, en términos prácticos, no hay decisiones concretas ni modificación de las posturas.

El listado de reclamaciones es largo. Los vecinos afectados plantean que se mantengan las bonificaciones “hasta que se igualen los servicios de agua y basura con el resto de la ciudad”, lo que, a su juicio, requiere la renovación de, al menos, el 80 por ciento de la red de tuberías; la instalación de canalizaciones de alcantarillado en Torredondo y Perogordo, donde prácticamente no existen; la instalación de depuradoras en todos los barrios; la mejora en el tratamiento del agua que llega a los grifos y también de la limpieza viaria.

Los residentes en los barrios incorporados exigen además otros servicios como el asfaltado de un amplio número de calles; líneas de autobuses que ahora no existen para Perogordo, Torredondo, Madrona y Fuentemilanos y la ampliación de las frecuencias de los que ya hay a Zamarramala y Hontoria. Del mismo modo, reclaman que los taxis cobren tarifa urbana en sus carreras hacia estos núcleos de la ciudad.

El listado presenta además reivindicaciones sobre el alumbrado público, zonas deportivas, parques infantiles, arbolado y zonas verdes y los encargos de instar a la Junta a acondicionar los centros educativos existentes y la apertura de centros médicos. Los vecinos insisten en que el Gobierno local haga una reserva presupuestaria todos los años para destinar partidas concretas a los barrios incorporados.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *