web analytics

Los arquitectos detectan un “claro avance” en el nuevo borrador de PEAHIS

Primera presentación del Peahis, en noviembre de 2014.

El Colegio de Arquitectos de Segovia ha remitido un documento de 130 páginas de alegaciones al borrador del PEAHIS, actualmente en fase alegaciones. “Las alegaciones son un trabajo muy técnico que sobre todo incide en detalles de la normativa, y que además ha requerido un gran esfuerzo por parte de un equipo de arquitectos del colegio que ha trabajado altruístamente, con el fin de mejorarlo”, explica la presidenta de la entidad, Susana Moreno.

Moreno no duda en calificar como un “positivo avance” el nuevo documento. “Hay que considerar que el anterior borrador (retirado por el ayuntamiento tras la fase de alegaciones, en 2016) era muy malo técnicamente. En aquella ocasión presentamos un documento de 200 páginas con alegaciones puntuales, de las cuales en este segundo borrador se han contemplado casi el 90%”, explica. El grueso de la aportación del proyecto se centra, por tanto, en mejoras de tipo técnico.

Con todo, y aunque el tono ahora de los arquitectos segovianos es ahora notablemente más conciliador, se mantienen las discrepancias respecto a elementos heredados de aquella redacción inicial y fallida del PEAHIS. Un ejemplo es el catálogo de edificios de interés, piedra angular del PEAHIS y que dictamina qué edificios y elementos deben preservarse o el grado de preservación de los mismos. Este catálogo, heredado en 2016 de la redacción del PGOU, “era una verdadera chapuza”. El propio Ayuntamiento de Segovia cambió entonces de equipo redactor del PEAHIS afrontando muy especialmente un catálogo ex-novo. A juicio de los arquitectos, y aunque la mejora es ostensible, el nuevo PEAHIS sigue viciado por el legado del anterior. “Al catálogo hemos realizado una alegación general. Está mucho mejor pero presenta anomalías que vienen de la normativa anterior; un ejemplo, se considera la protección de edificios construidos en el año 2000, que bueno, es discutible, como lo es la protección de edificios de los años 50 de escasa entidad y poca calidad”, añade Moreno.

Asimismo, “alcanzar estos objetivos que la sociedad demanda requiere medidas especiales. En estos casos la adaptación de los edificios protegidos debe tratarse de forma individualizada, donde la última palabra la tenga el Órgano de Protección del Patrimonio y así tener la oportunidad de que se aprueben propuestas no convencionales, que respetan los valores protegidos, pero no encajan en la rígida ortodoxia de la normativa general”, dicen los arquitectos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Avance, principalmente si pueden arrasar con todo y dejar un descampado en lo alto del castro para poner unos cuantos chiringos-comedero, a poder ser de autoservicio de cochinillo en automóvil. El Lema: Segovia en diez minutos y sin apearse del coche. Llegue, mire el acueducto, la catedral y el alcázar, disfrute de la visión de la ‘sierra de Madrid’ y… arranque para casa.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *