web analytics

Los Ángeles de San Rafael, último asalto para endosar la urbanización a El Espinar

El 2 de diciembre  y si no surgen sorpresas procesales, el juez de lo contencioso de Segovia sentará a las tres partes enfrentadas en uno de los pleitos más largos de la historia judicial de Segovia, la recepción de la urbanización de Los Ángeles de San Rafael por parte del Ayuntamiento de El Espinar. Las tres partes son el Ayuntamiento, la Comunidad de Propietarios de LASR (CP), presidida por Óscar Gil, y que viene a representar a la propiedad de los terrenos, donde la familia Gil es mayoritaria, y  la Asociación de Copropietarios del Núcleo de LASR (AP), es decir, los propios vecinos o buena parte de ellos.

Si bien la urbanización ha cumplido ya cincuenta años todavía hay un obstáculo que impide hablar de una plena recepción de Los Ángeles por El Epinar, el agua.

Para entender este hay que remontarse a la sentencia de 2011 (en firme en 2012) que obligaba a El Espinar a recepcionar la urbanización al completo. Tenía que hacerse cargo del mantenimiento de calles y espacios públicos así como de los servicios, básicamente, agua, luz, residuos. Luz, residuos electricidad y, teóricamente, las calles, pasaron a ser gestionadas por el municipio. Sobre el agua y los saneamientos, el juez autorizó una prórroga de cinco años, un plazo en el que el consistorio debía poner orden en el espinoso tema del agua. A la hora de la verdad, el ayuntamiento se limitó a adjudicar por convenio los servicios a Aquona, y poner en marcha, contra el parecer de los vecinos, una mancomunidad entre Los Ángeles y Vegas de Matute, con el objetivo de separar legalmente el abastecimiento de agua de la urbanización con el resto del municipio. De esta manera, serán los angelinos los que pagarán exclusivamente  las inversiones necesarias para modernizar las obsoletas infraestructuras.

Lo cierto es que, aparte de constituir la mancomunidad, El Espinar no ha movido ni un dedo.  La prórroga caducó en 2018 sin inversiones reales, momento en que el ayuntamiento decide pedir otra prórroga más.

Pero el juez (en decisión luego rubricada por el TSJ a primeros de 2019) dijo que no. Que no había prórroga de la prórroga. El siguiente movimiento es de la CP, de Óscar Gil, por una vez, en consonancia con los vecinos (habitualmente enfrentados a los Gil). Se presenta una demanda de incidencia de ejecución de sentencia, es decir, se eleva al juez que no se ha ejecutado la sentencia y se le pide que tome medidas. Esto es lo que está previsto dilucidar ahora.

Es el manido tema del agua. A una familia de El Espinar y San Rafael, el recibo del agua le sale al trimestre a 17€. En Los Ángeles pagan tres veces más pero el agua es de pésima calidad.

El lector se preguntará qué pasa con los dos pantanos que, teóricamente, abastecen a la urbanización, el del Carrascal y el Náutico (o Náyade). Pues pasa que el que está en cota alta, el Carrascal, está nitrificado y colmatado, apenas embalsa y está plagado de algas. Hay que someterlas a un somero proceso de depuración (ya se sometió a uno en 2003), luego van a parar al pantano del Club Náutico y vuelta   a empezar. En otras palabras, en Los Ángeles el agua de grifo se abastece en circuito cerrado, la misma que se usa para el retrete y la ducha, se depura, vuelve al Náyade y vuelta a empezar. Los angelinos solo tienen agua reciclada y la pagan tres veces más cara.

Distintas tarjetas postales de promoción de ‘Los Ángeles de San Rafael’; Iragra 1972.

“No es solo eso, es que dudamos de la calidad del agua. Como sea que en verano, y para garantizar las actividades deportivas, la CP mantiene el nivel, creemos que nuestra agua está cargada de metales pesados, no es sana”, afirman los portavoces de la AP, que recuerdan que además del agua depurada al Náutico van a parar las aguas del riego del golf y de los establecimientos a orillas del pantano. A ello se añade la triste situación del río Moros. Al no desembalsar agua desde el Náutico, en veranos de sequía el Moros desaparece aguas abajo de Los Ángeles de San Rafael.

La solución, ¿el Tejo?

Los vecinos, y en parte la CP, coinciden en demandar que se ponga en marcha la conexión de el Carrascal con El Tejo. Está hecha desde 2003 pero nunca se ha puesto en uso. También se pide el vaciado de El Carrascal. De esta manera Los Ángeles compartirían agua con el resto de vecinos.

Pero desde el Ayuntamiento se considera que el Tejo, también en una situación crítica -con muchas averías hasta el punto que hay que rebombear agua de filtraciones del pantano para garantizar las reservas- no está para abastecer los 5.000 vecinos en que se calcula la población estival de la urbanización. No quieren ni oír hablar.

Para los vecinos, en cambio, los números  salen. “El Tejo debería abastecer a unos 50.000 habitantes. Añaden a ello que El Espinar tienen una de las medias de gasto de agua más altas de España. Si una familia normal gasta 200 litros al día por habitante, en El Epinar gastan 600″, explican los vecinos. Que apuntan que la verdadera razón está en no condicionar el crecimiento urbanístico de San Rafael y El Espinar.

Para autorizar nuevos desarrollos urbanos, condición sinequanon es contar con un abastecimiento debidamente legalizado de suministro de agua. El municipio solo tiene El Tejo, de manera que “cargarlo” con la bolsa poblacional de Los Ángeles restaría viabilidad a futuros crecimientos.

En el fondo también está la dolorosa factura que supone poner al día los saneamientos y red de Los Ángeles. Una causa impopular en El Espinar, que tradicionalmente ha visto en la urbanización angelina poco más que una fuente de ingresos vía IBI. Para hacerse una idea, Cuéllar, con similar población gestiona 7.9M€ de presupuesto, millón y medio menos que El Espinar, que se va a 9,6M€.

Presa de ‘Los Ángeles de San Rafael’, río Moros; Iragra 1972.

Fotografías extraídas de Postales de Segovia: La promoción del complejo de ‘Los Ángeles de San Rafael’, de J.P Velasco Sayago.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *