web analytics

Las residencias de Segovia aislan a 136 mayores “sospechosos” de coronavirus

Son el principal foco de preocupación, las residencias de mayores. En la provincia hay medio centenar, con plazas para unos 3.000 internos, incluyendo los establecimientos de la Junta, de la Diputación y de algunos municipios. Según datos facilitados por la Junta de Castilla y León, y que incluye también los centros residenciales de discapacitados (igualmente colectivo de riesgo) el conjunto de residencias de la provincia (insistimos, públicas y privadas) registraba 136 casos en aislamiento y observación, por sospechas de posible contagio. Además hay quince ingresados en el Hospital de Segovia procedentes de residencias, en tanto de los 10 fallecidos que constan en la provincia por coronavirus, 8 eran internos de residencias de ancianos.

Son pues, el eslabón más débil de la cadena; ancianos con multipatologías, los más con las defensas por los suelos, donde la letalidad del contagio se dispara. Si evitar el colapso en las hospitalizaciones es uno de los frentes de batalla, el otro es blindar del contagio a los mayores. Para ello, desde primeros de mes, rige el protocolo de evitar las visitas a familiares internos, de hecho en el Hospital de Segovia sostienen que la primera oleada de hospitalizaciones vino derivada, precisamente, por las visitas de familiares a sus mayores en los días previos al confinamiento. Igualmente, al menor síntoma asociable a la infección se procede al aislamiento del residente para evitar que el geriátrico devenga una trampa vírica.

Faltan mascarillas

La infantería de este frente no son médicos. Son las limpiadoras, auxiliares y enfermeros que atienden a los internos. Aquí la principal preocupación en las últimas horas es dotar al personal de los equipos de protección adecuados. Extremar las medidas de higiene para prevenir contagios.

“Hoy hemos tenido un caso puntual de una residencia privada que ha efectuado un llamamiento a que se la dote de equipos, fundamentalmente mascarillas. Guantes hay, batas también, pero lo que más escasea son mascarillas”, explica el vicepresidente de la Diputación de Segovia, José María Bravo.

Ante el agotamiento de stocks en los proveedores habituales, es desde el Gobierno Central que se está coordinando la reposición de estos equipos esenciales. “La delegación los pone en manos de la Junta y de ahí se distribuyen a los centros”, explica Bravo.

También está funcionando la colaboración popular, son los batallones de las mascarillas, siguiendo el ejemplo de la iniciativa lanzada en Segovia por el empresario Jorge Miguel Peña, por toda la provincia se están organizando grupos de costura para elaborar una a una las tan necesarias mascarillas. Ya son miles las “fabricadas” en Segovia, si bien tienen que pasar una cuarentena de 24 horas antes de llegar a hospitales y residencias. Igualmente la donación por parte de empresas, muchas de ellas de transformación agraria (granjas, fitosanitarios) de material de aislamiento.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *