web analytics

Las lluvias y el deshielo desbordan el Eresma en un invierno récord

La delegación de la Junta en Segovia activó el 2 de marzo la alarma por inundaciones en 13 municipios de la provincia por crecidas en los ríos Duratón y Eresma. Los municipios afectados son Segovia capital, Palazuelos, Hontanares, La Granja y Valsaín, Valverde del Majano, Aldealengua de Santa María, Montejo de la Vega, Sepúlveda, Carrascal del Río, Cobo de Fuentidueña, San Miguel de Bernuy y Fuentidueña.  En la mañana del 3 de marzo, permanecían  cortadas la SG-V- 3122, en el km 2,0 y 2,3 en Hontanares de Eresma, y la SG-V-3312, KM 6, en Carbonero de Ahusín . Ha sido en el Eresma donde la crecida ocasionó daños más cuantiosos, con inundaciones en las destilerías, la Casa de la Moneda y la fábrica de Borra.

Cacera de Navalcaz, en La Granja.

Cacera de Navalcaz, en La Granja.

Inundación en la Casa de la Moneda.

Inundación en la Casa de la Moneda.

 

El cauce a las 13.30 horas en el río Duratón se estableció en 25,7 m3 por segundo a su paso por Sepúlveda. En esta estación el nivel de alerta está fijado en los 18m3 en tanto el nivel de alarma es de 24m3. La altura media del Duratón en este punto fue de 2,35 m. También en el Eresma, a su paso por Segovia se superó el nivel de alarma. El Eresma desalojaba  a las 13.30 horas 49,3 metros cúbicos (a partir de los 26 m3 se decreta la referencia de “alerta” que pasa a “alarma” al llegar a los 33m3). La altura del Eresma en este punto fue de 3,07 metros, cincuenta centímetros por encima de la marcada en la avenida del pasado mes de abril.  También el Cega, en Pajares de Pedraza, superó el nivel de alerta, con 42.1m3, aunque sin llegar al nivel de alarma, fijado en 54. En Segovia, el récord histórico quedó establecido en marzo de 1956, cuando el Eresma desalojó hasta 202 m3 por segundo, según los históricos de la Confederación Hidrográfica del Duero.

Una intensa jornada de lluvias, donde podría haberse batido el récord de precipitaciones en un mes de marzo en la cabecera del Eresma (más de 33 litros en Palazuelos, más de 50 en Navacerrada y 26,8 en Segovia ciudad), aunado a temperaturas templadas (7 grados de mínima en la capital) que han propiciado el deshielo, han generado la crecida. Según fuentes de la delegación, la situación en los ríos en nivel de alarma tendía a remitir ya en la tarde del domingo, aunque los avisos de nuevas lluvias para hoy, lunes 3 de marzo,mantienen en vigor riesgo de inundaciones y cortes intermitentes en algunas carreteras.

Mapa de precipitaciones 1 de marzo. Fuente www.meteosegovia.es. Adrián Escobar.

Mapa de precipitaciones 1 de marzo. Fuente www.meteosegovia.es. Adrián Escobar.

El invierno más lluvioso en 14 años

Precisamente, la web meteosegovia.es dedicaba ayer una entrada a la pluviosidad de este invierno, el más lluvioso desde hace 14 años. En un invierno normal, entre diciembre y febrero caen en la ciudad 125 litros por metro cuadrado. Este invierno llevamos ya 210 litros. Si se considera el año pluviométrico (comprendido de septiembre a septiembre) en Segovia llevamos ya 354, frente a 300 el pasado año por estas fechas y los 464 litros de media anual.

En los últimos 54 años, el invierno más lluvioso fue el de 1961, seguido del de 1996. El invierno 2013-14 es el tercero más lluvioso. Todo arrancó a mediados de diciembre y tras un otoño especialmente seco. A grandes rasgos y en el atlántico norte, el viento viene regido por el Jet Stream o “corriente de chorro” que genera flechas de viento de Terranova a Europa. Estos vientos a su paso por el atlántico se cargan de humedad y generan las lluvias. En España, el anticiclón de las Azores forma como una barrera natural para esta “marea” de vientos. Sin embargo, a partir de diciembre el anticiclón se trasladó al Sur, quedando la Península en medio del paso del frente. Esto ha generado la cadena de temporales que ha caracterizado el invierno.

El Eresma, en San Lorenzo.

El Eresma, en San Lorenzo.

El Eresma, aguas arriba de Palazuelos.

El Eresma, aguas arriba de Palazuelos.

El último frente lluvioso ha coincidido con una saturación del terreno, que ya no admite más agua, y temperaturas más cálidas de lo normal, con lo que se ha facilitado el deshielo de la cuantiosa nieve acumulada en las sierras. Caceras que normalmente se saltan sin problemas van ahora mismo como torrentes, el encharcamiento en los prados es notorio y allá donde hay pendiente pueden detectarse escorrentías que alimentan el sistema hídrico provincial. La buena noticia es que estas lluvias y vientos están abaratando la producción eléctrica (la eólica y la hidráulica son las energías más baratas, con diferencia). También es oro puro para los acuíferos y manantiales, que se reabastecen y recuperan vigor.

La parte negativa está en numerosos paseos linderos con las riberas, que ya vienen de padecer importantes crecidas en 2013, y sobre todo, en las tierras de labor. “El campo está como un bizcocho”, dicen los agricultores. En algunos campos, la campaña de remolacha no ha podido cosecharse y se teme que el embarramiento de los terrenos retrase el inicio de las labores de primavera. Como siempre, nunca llueve a gusto de todos.

Senda de los Molinos, San Lorenzo.

Senda de los Molinos, San Lorenzo.

Eresma desbordado, Palazuelos.

Eresma desbordado, Palazuelos.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *