web analytics

Las Carboneras dejan Segovia y estudian el destino de su edificio

Las Hermanas Misioneras de Acción Parroquial, una congregación que en Segovia todo el mundo reconoce como “Las Carboneras” por su origen fundacional, en Carbonero el Mayor, en plena posguerra, ya no están en Segovia y su residencia permanece cerrada a cal y canto en espera de un destino que desde la orden se dice que “está por decidir”, aunque otras fuentes dan por hecho que la venta del inmueble ya se habría concretado.
150108-Carboneras-edificio-pral.1(g)

Entrada principal de la residencia Santa Teresa, donde no se aprecia movimiento aunque sus zonas verdes aparentan estar atendidas.

En julio pasado, tras concluir el curso universitario, las Carboneras cerraron su casa, la “residencia de estudiantes colegio menor Teresa de Jesús” que fundaran en la década de 1970 en la carretera de Palazuelos, junto a la ciudad deportiva, aunque ha sido en las últimas semanas cuando las pocas integrantes que quedaban aquí —en los últimos tiempos no llegaban a la media docena— dejaron oficialmente la capital, como ya hicieron hace más de seis años en Carbonero.

“Bueno, algunas siguen yendo porque tienen familiares mayores en Segovia”, matiza la hermana Rosa, que también formó parte de la congregación segoviana y que hoy admite que en la cúpula de la congregación “estamos estudiando el destino que daremos a la casa”, entre los que cabe la venta del inmueble, “pero no sólo esa salida”.

La representante de la congregación prefiere dar pocas explicaciones sobre la dirección concreta de esos “estudios” y aunque fuentes no oficiales del Obispado de Segovia aseguran que el inmueble ya se habría vendido a un grupo empresarial dedicado precisamente a la explotación de este tipo de alojamientos para estudiantes, la hermana Rosa es tajante: “No hay ninguna venta cerrada ni nada parecido a día de hoy”. Y al parecer no hay prisa: “Pueden pasar, no unos días, sino bastante más tiempo, antes de que le pueda dar una respuesta sobre qué hacemos finalmente con la residencia”, argumenta.

Vendida o en proceso de serlo, lo cierto es que la gran extensión de la finca y su situación en una zona edificada e integrada en el tejido urbano de la ciudad, otorgan a la actual residencia un gran atractivo, tanto para mantener su uso como residencia, como otros, comerciales, de vivienda u otros, nuevos usos cuya adaptación a la planificación urbanística sería “relativamente sencilla”, según comentaron fuentes del ayuntamiento segoviano.

De acuerdo con la publicidad que aún se mantiene en diversas páginas de internet, la residencia femenina Santa Teresa, de Segovia, “está pensada para jóvenes estudiantes, alumnas de universidades de Segovia, profesoras, opositoras, asistentes a congresos y seminarios. En general está abierta a todas aquellas mujeres que necesitan un alojamiento (esporádico o temporal) y que su actividad implica una estancia en Segovia”.

Curiosamente, y como otro ejemplo de la discreción con la que se ha producido su marcha y el cierre de su residencia, la página oficial de la Diócesis de Segovia mantiene también en el listado de “religiosas de vida activa” a las Misioneras de Acción Parroquial, junto a sus datos postales y números de teléfono, que ya nadie atiende.

Desde 1940.
Hermanas Misioneras de Acción Parroquial se gestó en los primeros años de la década de 1940 de la mano del obispo Luciano Pérez Platero y el párroco de Carbonero el Mayor, Bernardino Arribas, como una rama de la Acción Femenina de Acción Católica, cuyas integrantes en la localidad se erigieron en fundadoras e hicieron profesión de fe en octubre de 1944.

El nuevo Instituto, que en Segovia y Carbonero llegó a contar con más de 300 integrantes crecerá y, a través de los años se hará presente en varias diócesis de España, además de Brasil, Alemania, Angola, Venezuela, Chile, México y Mozambique. En los últimos tiempos, la ausencia de vocaciones en España ha llevado a una disminución de su presencia en el país, aunque se mantiene con intensidad en los países africanos e iberoamericanos señalados.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Fui del grupo de alumnas que inaguraron la residencia. Iniciaba 5 de bachiller. Grandes y hermosos recuerdos. Gracias a las madres, algunas ya no estan. Gracias por hacer de madres, de padres, de soportar nuestra dificil adolescencia. Gracias

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *