web analytics

La última palabra de Arahuetes

Pedro Arahuetes protagonizó este jueves, 27 de marzo, su última comparecencia ante los medios de comunicación como alcalde de la ciudad. El lunes, a la vez que se extingue el mes, presentará su renuncia a un cargo que ha ejercido con contundencia durante casi 11 años. Se marcha dejando pocas opciones a su sucesor, justo después de aprobarse el presupuesto del último año completo de Gobierno, algo que debería garantizar la continuidad y la presencia de su sombra incluso después de su marcha.

Todo aparenta que el regidor lo deja todo “atado y bien atado” tras señalar, el mismo día en el que confirmó su marcha, a la concejala de Cultura, Clara Luquero, como su sucesora natural. Pese a que la declaración aparentó ser una decisión propia, lo cierto es que la Ley de Bases de Régimen Local otorga al número dos de la lista la calidad de candidato en casos de cese del alcalde, “a no ser que renuncie”.

Pero en el Ayuntamiento se detecta cierto nerviosismo: La propia Luquero habla con cautela de su futuro como alcaldesa: “antes hay que hacer una votación”, ha repetido varias veces en las últimas semanas a las preguntas de los informadores.

Tampoco el líder de la oposición, Jesús Postigo, rehuye el juego y en público habla del 5 de abril como un día en el que él mismo podrá “estar en la alcaldía o en la oposición, ya se verá”. Eso, pese a que hay un voto que está claro y comprometido en la elección del próximo alcalde: el del representante de IU, Luis Peñalosa, que quiere mantener su colaboración con los socialistas según ha anunciado él mismo internamente, en público y hasta a los responsables de PP y PSOE.

Y es que el panorama presenta flecos atípicos: el cesante Arahuetes —al que el PSOE no colocará en sus listas de ninguna de las próximas elecciones, por supuesto, tampoco a las que más podría desear el regidor, para el Senado, una plaza que el socialista viejo y sobradamente poderoso dentro de la estructura del partido, Félix Montes, ya ha advertido que no piensa dejar vacante ni ceder para la próxima legislatura— no seguirá un camino “natural” en su salida y tras dejar el bastón de mando mantendrá su acta de edil unos días, hasta el día 5, para poder participar en la votación del nuevo alcalde, puesto para el que queda posicionada Luquero, truncando los planes del aparato en Segovia, que tenía en Alfonso Reguera al candidato para la Alcaldía.

Por otra parte, es pública y notoria la existencia de severos alejamientos de posturas en el seno del equipo de Gobierno: Reguera vive en guerra permanente —y con la palabra retirada entre ambos— con Javier Arranz; la primera teniente de Alcalde, Claudia de Santos, asume con dificultad su discreto papel en el proceso pese a su posición de “número 2” del Gobierno local; varios miembros del equipo, incluso algunos de los que entraron en 2003, saben a estas alturas que su incorporación a la próxima lista electoral es prácticamente imposible; el siempre intrigante, Javier Giráldez, parece no haber recibido aún contrapartida alguna al acuerdo para incorporarse a la candidatura socialista que alcanzó con el secretario provincial del PSOE, Juan Luis Gordo, y el tiempo de cobro parece acabarse…

En público, los ediles socialistas, todos, proclaman su “fidelidad” al partido, al equipo y a Clara Luquero, pero las insinuaciones del alcalde cesante sobre la posibilidad de que la votación se realice de forma secreta e individualizada dejan también espacio a las especulaciones y los nervios que, confirman varias fuentes, se palpan en estos días previos a la semana de sucesión.

La mayoría de los ediles y representantes de los partidos consultados parecen de acuerdo: un ‘Tamayazo’ por parte de cualquier concejal socialista no parece probable, aunque curiosamente, los comentarios suelen acabar con una frase: “lo interesante es saber que va a votar el propio Arahuetes”, del que no se descarta ninguna acción inesperada o efectista de última hora, en base a los precedentes que ofrece su trayectoria en la vida política.

Aunque el puesto de alcalde para un año, amén del honor que acompaña al cargo, supone un perfecto escaparate para cualquier aspirante a encabezar una lista electoral en 2015, también ofrece multitud de contraprestaciones poco deseables, empezando porque la posibilidad de movimientos es escasa, con las cuentas municipales cerradas y asignadas hasta febrero próximo: no hay opción a los cambios.

Pero también por la montonera de problemas sin resolver o incluso en plena génesis que el próximo ocupante de la Alcaldía se encontrará en la mesa: sentencias judiciales de calado y costes millonarios para la ciudad; un servicio de autobuses en plena degradación y con contrato en vigor que obliga al parcheo; problemas como el del CAT, la casa de la Parra o el Carlos Melero convertidos en paquetes explosivos para los que Luquero parece llamada a hacer de artificiero gracias al apoyo de los otros 11 concejales socialistas y el de IU.

No obstante, hay más opciones, aunque aparentemente más remotas: una sola abstención —o ausencia— en el grupo socialista o en Izquierda Unida impediría la mayoría absoluta de ningún cabeza de lista, lo que podría llevar a la elección del candidato de la formación más votada en 2011: Jesús Postigo, que podría así encontrarse obligado a sujetar una rosa que desea con ahínco, pero repleta de espinas.

Una vez más, hasta en la última votación en la que participará, incluso ya no siendo alcalde, Arahutes tendrá la última palabra.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Totalmente de acuerdo con nono@yahoo.es, es que no entiendo por qué este periódico digital critica tanto al gobierno local, solo los defectos y encima aumentados, con esto no estoy diciendo que haga totalmente lo opuesto, pero que al menos sea más neutral y objetivo, y no sean tan manifiestas sus ideas políticas, que ya bastante hay con Postigo y Cia que es lo único que saben hacer, criticar y no proponer.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *