web analytics

La sociedad como muro de contención

Hace unos días recibí un comentario en un artículo que escribí hace casi un año, en concreto el 15 de agosto de 2020. “Y mañana ¿qué o quién?” se titulaba y su contenido iba sobre la violencia machista y como estaba afectando el discurso negacionista de VOX a la lucha de esta lacra social. Tan solo unas horas después conocíamos que Alina, vecina de La Granja, era asesinada por su ex pareja.

Banco arcoiris en San Lorenzo.

Hace unas semanas, Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio Estatal contra la Violencia de Género afirmó que la difusión de ideas negacionistas podía provocar que las mujeres tuvieran la creencia de que no se las iba a creer y que desistieran de denunciar. Pues igual ocurre con el aumento de los delitos de odio. El negacionismo y los mensajes contra ciertos colectivos contribuyen a su expansión.

El comentario recibido hacía referencia al asesinato de Samuel, que es como se llama “ese chico de Galicia” al que se refiere Isabel Díaz Ayuso y que a pesar de los intentos de no querer relacionarlo con un crimen de odio “el maricón” está ahí, en la boca de quienes en manada fueron a por él.

“Estamos esperando tu artículo en relación al brutal asesinato de este pobre chico. A que no dices ni mú” decía el comentario y todo con un link hacia una noticia donde dos testigos aseguraban que los presuntos agresores era latinos. Y sin duda tengo mucho que decir. Porque este comentario es el firme reflejo de una parte de la sociedad que no reconoce un delito de odio por su orientación sexual y lo avala con un comentario de odio por la supuesta raza de los agresores.

De un tiempo a esta parte las redes, medios de comunicación y parlamentos (e incluso los medios de transporte)  vienen difundiendo mensajes homófobos, racistas, xenófobos y machistas a millones de personas. Mensajes sin rigor, sin aval estadístico o de algún tipo de informe y sin comprobación de fuentes. Mensajes avalados por la propia justicia, como el cartel de VOX de las elecciones a la Comunidad de Madrid el pasado mayo, con una clara diana sobre los Menores no Acompañados. Una Justicia que ha querido ampliar sus competencias jurídicas haciendo política aludiendo a que el cartel es “una legítima lucha- ideológica- partidista en el contexto de una contienda electoral” y “que los “menas” son un evidente problema social y político”. Una “legítima lucha ideológica” la de poner una diana a un colectivo que parece compartir quién avaló la no retirada de este cartel.

Pero no solo son los menores no acompañados. Es Samuel y las agresiones homófobas que se han dado antes y después por todo nuestro territorio, incluido Castilla y León y que se refuerzan con el robo de banderas LGTBI+ de ayuntamientos como el de Torrecaballeros, con la prohibición de que se luzcan como en El Espinar o con la preferencia de Santiago Abascal y otros miembros de VOX de que los niños y niñas tengan padres y madres y eso sea lo único que consideren una familia.

Tiene que ver también con que el PP se abstenga en una votación en el Parlamento Europeo en defensa de la libertad sexual en la Hungría de Viktor Orban (admirado por los de Abascal) que quiere vetar que se hable en escuelas sobre homosexualidad y lo compara con la pederastia, supongo que algo de esto recuerda a un famoso pin parental.

Los delitos de odio no solo incluyen la orientación sexual tienen que ver también, entre otras, con la raza y sí no que se lo pregunten a la familia de Younes, asesinado en Mazarrón (Murcia), presuntamente, por un ex militar “que no quería más moros en el local”. Y claro esto no tiene nada que ver con que por ejemplo a Rocío Monasterio no le guste compartir el mismo espacio que Serigne Mbayé en la Asamblea de Madrid y no pierda ocasión de llamarle “ilegal”.

Y a pesar de cada muerte, de cada agresión todavía acudiremos a minutos de silencio, lloraremos y como siempre nos preguntaremos por qué y cómo hemos llegado hasta aquí. Un aumento de delitos de odio que ya venían denunciando desde hace años diferentes organizaciones y que a la espera del último informe por parte del Ministerio de Interior se situaban 6,8 puntos más en 2019 que el año anterior teniendo especial relevancia aquellos perpetrados por racismo o xenofobia que desgraciadamente ascendían un 20,9%. Y ante la tentación de sacar la bandera del “cívico gen español” decir que el 84,7% de los delitos con motivación de odio habían sido cometidos por personas de nacionalidad española.

Parece pues existir sin duda una relación entre el aumento de tono en ciertos discursos con una operativa clara de poner la diana y dejar que los demás actúen. Y si no que se lo pregunten al editor de la revista de “El Jueves” el cuál no debe extrañarse si “a la salida de su despacho le empiezan a exigir responsabilidades” como escribía VOX.

Es difícil escribir contra el odio sin generar más odio. Pero es necesario visibilizar aquellas conductas que nos empequeñecen como sociedad y vital que sea la propia ciudadanía quien desenmascare con datos, con objetivad, con serenidad, con empatía y con solidaridad todos estos discursos, porque sin duda, la sociedad será el mejor muro de contención contra el odio.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On
468 ad

20 Comments

  1. Si existe Vox es porque existió antes Podemos. Siga con su razonamiento de mamporrera. Las mujeres mueren por culpa del Pp y Vox. Si el “pueblo” “elimina” a los que votan al Pp o Vox se acaba la violencia de género. Ah. Que no. Los del otro día era una pandilla latina, parece ser, incluso una mujer. Imposible. Una mujer violenta matando un hombre? No. Que Pablo Iglesias opinaba de una mujer que:”había que azotarla hasta que sangrara”. Eso no es violencia de género. porque Pablito es de Izquierdas. Lo tuyo es de Primero de Nazismo o de Comunismo, criminalizamos a los judíos o a los capitalistas malvados y luego los “eliminamos”. Eso hacía Eta con los demócratas. Por eso no condenas la violencia si la ejerce la Izquierda, que claro está, siempre se justifica. No te veo eliminando fachas, pero cuando lo haga un perturbado? Tú que dirás? Supongo que se lo merecía nos dirás. La sociedad como muro de contención ha hecho lo conveniente. Qué cinismo y caradura hija. Y encima vuestro feminismo consiste en acostarse con un hombre para que una mujer pueda ser Ministra.

    Post a Reply
  2. El crimen de Samuel es monstruoso y ojalá se pudran en la cárcel los causantes ( los que grababan videos y no socorrian también deberían tener responsabilidad…) Dejado muy claro esto decir que lo que haces Natalia es utilizar la homosexualidad como arma política y arrojadiza en este caso para beneficiarte políticamente, deleznable también…¿Por qué? ..primero en las actuaciones policiales y judiciales no se habla de delito de odio ( por lo que sabemos hasta ahora), segundo por qué los atacantes no conocían a Samuel y este no llevaba nada que delatara su condición sexual, si no lo conocían no podían saber que era homosexual ( delito de odio requiere que el atacante sepa que lo es y vaya a por el por eso, decir a alguien maricon nomlo convierte en homosexual y se dijeron muchos más insultos en esa pelea).. vuelvo a insistir en que se pudran en la cárcel los causantes por el dolor y muerte causada..y ojalá la justicia sea capaz de identificar a quien le dio ” la última patada causante de la muerte “, por qué si no será enjuiciado como riña tumultuaria con resultado de muerte y con penas mucho menores creo…también decirte Naralia que el padre te estará muy agradecido después de pedir que no se utilizé la muerte de su hijo cómo bandera partidista y tú no has perdido oportunidad en hacer egoustamente lo contrario..podías haber hecho el mismo y necesario artículo en contra de la violencia respetando su voluntad ( o no tienes otros recursos?)…descanse en paz el pobre muchacho

    Post a Reply
  3. Vaya panfleto que nos ha salido hoy con mezcla de medias verdades y prejuicios. Cada uno puede salir a la calle a lo que le venga en gana, pero hablar de negacionismo es tan simple como falso. ¿Quién puede negar la evidencia? Lo que muchos pensamos es que hay tal manipulación que si una mujer asesina es por alguna causa y si es un hombre es que es por ser machista. Juana Rivas fue condenada no por no entregar a sus hijos al padre, como dicen los medios manipuladores, sino por secuestro y por falsa denuncia contra el padre, como el resto de esa banda apoyada por los partidos y por los medios. Hay más violencia, es violencia doméstica y se da en muchos sentidos. Y la manipulación de la muerte de Samuel es vergonzosa. Unos chicos matan a otro y ¿la culpa es de Vox? ¿Es mayor problema que le llamen maricón que el que le asesinen (no por su supuesta condición sexual)? ¿Tenemos que pensar todos igual? Pues no, hay muchos que nos pensamos a creer en un mundo dividido entre hombres y mujeres, en un mundo en que las mujeres están amenazadas por los hombres, como si fuésemos unos asesinos y violadores, en un país donde por ser mujer ya se tiene razón; o en un mundo dividido entre homosexuales y todo lo demás, y heterosexuales. Hay libertad para que cada uno haga lo que quiera, pero también para pensar de forma distinta en esto y en otros casos. Y el odio lo ponen quienes apuntan a un colectivo cuando hay problemas, los que acusan a los otros de pensar de forma distinta, quienes agreden en mítines, quienes miran para otro lado si hay abusos sexuales porque quienes los hacen son de los suyos (véase la izquierda mallorquina), y quienes miran para otro lado si las mujeres agredidas son de derechas. En el fondo hay una gran manipulación que deriva en el interés de ciertos colectivos por conseguir subvenciones y privilegios que no tendrían si hubiera igualdad real. Y lo que nos empequeñece como sociedad es que haya muertos de primera y de segunda, que se cree una falsa disputa entre hombres y mujeres, y que se criminalice a gente por pensar de forma distinta porque todos tenemos que pensar de forma única, ese pensamiento único tan propio de una parte de la izquierda que compra otra parte de la derecha.

    Post a Reply
    • Menudo “bicho” con nombre de Ángel estás hecho. Juana Rivas fue condenada por no entregar a los hijos al padre y eso es lo que ha firmado un juez, no es que lo digan los medios, es que lo dijo un juez.
      Por otra parte no hay ningún juez (sólo desinformadores y personajes como tú) que digan que sus denuncias fueron falsas, pues las 8 (de 13) que archivaron fue por antiguedad y no poder “demostrarlo” y no por falsedad (esto también firmado por el juez italiano). Hay 13 peritajes diciendo que los niños están sufriendo maltrato del padre, y cínicos como tú agrediendo a esa mujer.

      Post a Reply
      • Aquí los únicos “bichos” son los que se rasgan las vestiduras con los suyos y miran para otro lado cuando son los suyos cuando maltratan y envilecen a la mujer. Una doble vara de medir y una hipocresía que tenemos que seguir para ser los “buenos”, como ellos. Sois liberticidas que queréis hacernos comulgar con ruedas de molino, pero no lo conseguiréis, las delincuentes también lo son, aunque sean mujeres. Varios juzgados la han condenado y el único problema es que tiene a mucha gente amparando a una delincuente. Aquí la única agresora es la condenada por la justicia y los cínicos los que defienden a los delincuentes (solo a los suyos, claro).

        Post a Reply
  4. Quién más daño hace a que las víctimas eviten denunciar es tratar todos los delitos como de odio cuando nomlo son..cuando sea un delito de odio que se castigue como tal y duramente..cuando no sea de odio, que se castigue duramente pero no se mezclen ambos términos, por intereses partidistas ,de esta manera las posibles víctimas se sientan más seguras y sepan que no van a ser manipulados y utilizados mediaticamente como se ha visto en tantos casos

    Post a Reply
  5. Más de lo mismo, se ve que tienes poco trabajo remunerado que atender, querida amiga.
    Es muy ruín y miserable aprovechar este desgraciado homicidio en beneficio de ese colectivo abecedárico, las investigaciones siguen su marcha y parece que lo del odio homofóbico se está cayendo, muy a tu pesar… pero no pedirás disculpas, ya lo sabemos, así sois los progrepodemitas.
    Todavía estoy esperando tu opinión sobre los affaires AGUIAR, a ver si también me haces caso y nos “analizas políticamente” lo que ha pasado: tengo mucho interés en conocer tu docta opinión al respecto.
    Por cierto, deberías calificarte correctamente: no eres una “analista política” (aunque en TVCYL te llaman periodista en los faldones), sino una “política analista”: el orden de los factores aquí si es importante 😉

    Post a Reply
  6. Repito comentario, Natalia: ¿los dos muertos apuñalado en Segovia son menos dignos que Samuel? ¿Por qué no te acuerdas de ellos y sí de éste? Respuesta: porque no puedes manipular aquellas muertes en tu provecho ideológico, como sí haces con Samuel. Vuestra inmoralidad es repugnante

    Post a Reply
  7. De momento esta muerte se está investigando, hasta que no salga la sentencia, no se sabrán los motivos. Luego ya si eso opinamos. Que es muy fácil hablar y como siempre, meterte con los demás partidos. Ahh! Perdona, que es lo único que sabes escribir…

    Post a Reply
  8. Pues eran brasileños los asesinos y la asesina(una mujer)

    Post a Reply
  9. Que poco desarrollas Natalia, pregunta a alguien que sepa.
    Le mataron, porque son asesinos.
    En 2 o 3 años, a la calle y volverán a hacerlo, no lo dudes.
    Dame una solución.

    Post a Reply
  10. Este artículo apesta a populismo de lejos. Repugnante mezclar asesinatos con política y lo de.. ¿negacionistas? Debe ser como se llama ahora a los que se inventan el móvil de un crimen antes de conocer los motivos reales, porque de todas formas, aunque se conozcan, son tan negacionistas, que le pondrán la misma etiqueta a todos los crimenes, que hay que ahorrar en investigación para gastarselo en mariscadas

    Post a Reply
  11. NATALIA VETE A CUBA Y A VENEZUELA. Allí sí que hay ciudadanos oprimidos y reprimidos por las dictaduras comunistas que necesitan ayuda.

    Guardate tus charlas comunistas donde te quepan maja.

    Y pon rumbo a Cuba. Pero para ayudar a las personas oprimidas por los dictadores comunistas.

    Eso es lo que trae el comunismo: hambre y miseria al pueblo pero los gobernantes viviendo de puta madre bien forrados de pasta.

    Post a Reply
    • Qué raro se me hace leer -delito de malos tratos en el ámbito familiar y no violencia de género o hembrista (en este caso), porque será que cuando lo hace una mujer cambian la etiqueta

      Post a Reply
  12. Natalia. Qué pasa en Cuba. Se te acaba tu bonita dictadura. El pueblo está harto de pasar hambre gracias a vosotros. Viva la Democracia. Abajo los tiranos.

    Post a Reply
  13. Cuba no es una dictadura para ti? Que te parecen sus asesinatos? A que no los condenas?

    Post a Reply
  14. En estos casos no veo que montéis concentraciones de repulsa.

    Cuánta hipocresía. Qué pena da.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *