web analytics

La sanidad vasca apunta a una granja segoviana como foco de un brote de salmonelosis

El Servicio Vasco de Salud ha retirado en la provincia de Vizcaya 1.125 docenas de huevos procedentes de una granja segoviana, por formar parte de un lote que se considera la causa de un brote de salmonelosis en Galdácano y Portugalete. El foco de la contaminación está en un establecimiento de Galdácano, famoso precisamente por su tortilla de patatas y que utilizaba los huevos segovianos del lote ahora retirado. En Galdácano y desde la semana pasada se han certificado 37 de los 40 casos de intoxicación de carácter leve de los que 10 precisaron hospitalización aunque a fecha de hoy solo uno permanece ingresado. Al bar de Galdácano se suma otro bar de Portugalete que igualmente utilizaba los huevos sospechosos de estar infectados con salmonella y que podrían haber intoxicado a otros 3 consumidores.

Alerta sanitaria y suspensión de la comercialización

Declarada la alerta sanitaria, a las 12:15 horas del 2 de octubre y según explican en la delegación de la Junta en Segovia, se recibió orden de aplicar el protocolo establecido para estos casos: suspensión de la comercialización de huevos en la granja afectada, detección de los establecimientos donde podrían estar vendiéndose los huevos y toma de muestras para su análisis por las autoridades sanitarias. Todo lo cual como una medida cautelar, porque no está en absoluto claro que la infección vasca tenga su origen en los huevos.

La empresa lo niega

Así pues y de momento, las autoridades sanitarias de Castilla y León no han desvelado el nombre de la empresa de la que salieron las partidas retiradas, que según explican portavoces oficiales de la Junta, habría negado cualquier vinculación con el brote y achacado el mismo a falta de higiene en los establecimientos vascos donde se produjo la intoxicación. Tal como explican empresarios del sector, la salmonelosis se produce en la gran mayoría de los casos por una deficiente manipulación del producto en su cocción y no porque los huevos vengan contaminados con la bacteria en origen. Tortillas poco cuajadas con yemas batidas y expuestas al calor durante un excesivo periodo de tiempo, mahonesas, y otros platos habituales, suelen ser el origen de esta intoxicación de carácter leve. “Es por esta razón que sanidad prohíbe el uso del huevo en estos platos, ocurre que nadie hace caso”, explican empresarios del sector. Sin embargo, reconocen que “es extraño” que los dos establecimientos afectados utilicen huevos de una misma procedencia.

Así pues, y a la espera de nuevas informaciones oficiales, se recomienda cautela en el consumidor, se recuerda el carácter leve de las intoxicaciones por salmonella, así como su fácil prevención cocinando bien los huevos y asegurándose de que no están caducados.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *