web analytics

La Rey Juan Carlos ocupará dos pabellones de la cárcel y ‘una parte del Cat’

Acto de la primera declaración de intenciones entre la Rey Juan Carlos y el Ayuntamiento.

La Universidad Rey Juan Carlos trasladará parte de su actividad no reglada a Segovia y para ello utilizará los nuevos pabellones, ahora en rehabilitación, en el conjunto de la cárcel, centro de creación (antigua prisión provincial) y “una parte del Cat”, según ha anunciado la alcaldesa, Clara Luquero, que confirmó el deseo de la universidad madrileña de mantener actividad en la capital.

La Rey Juan Carlos estaba llamada a ser la inquilina del edificio del Cat, donde se planteó trasladar el Instituto de Danza Alicia Alonso y otros estudios asociados, aunque el proyecto está totalmente descartado, según la regidora porque “ha encallado en la Comunidad de Madrid” que no está por la labor de autorizar el traslado de enseñanzas de grado fuera de sus fronteras, tal como se alertó el mismo día en el que se hizo la declaración de intenciones en el Ayuntamiento. Los títulos de grado requieren la autorización del Consejo de rectores y el visto bueno de la Comunidad de Madrid, mientras que los títulos propios, no reglados, “pueden desarrollarse a través de un ente asociado y con la única dependencia de la voluntad de la universidad”.

Cartel de unos cursos de verano de la Rey Juan Carlos.

La nueva versión de la colaboración de la Rey Juan Carlos con Segovia se basa en el desarrollo de “cursos propios, cursos de especialización y cursos de verano”, según el inconcreto discurso de Luquero, que aseguró que ha mantenido reuniones con el rector, Javier Ramos “y está absolutamente por la labor de hacer un proyecto adaptado”.

Dando contenido a los dos nuevos pabellones de la cárcel con esta actividad, el problema del uso del edificio del Cat continúa abierto, ya que, si bien se quiere ocupar una planta con actividades de la Universidad madrileña, aún habría que encontrar inquilinos para el resto del inmueble para lo que “estamos trabajando en otras líneas que no me atrevo a aventurar porque estamos haciendo reuniones”, explicó, de nuevo con ambigüedad, la regidora, que tampoco quiso poner fecha al fin de las negociaciones a las que aludió. “No doy plazos porque nunca se sabe”, concluyó.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

3 Comments

  1. No me extraña lo de la ‘Carcel’. ¿será por lo de los profesores copiones? 😉
    Ya sólo queda ceder el Ayuntamiento a la UNED (la Casa de la Monda ya la tiene una privada), por ejemplo. De paso que lleven el sueldo a casa a nuestros ínclitos represenantes municipales.

    Post a Reply
  2. Que se aClara doña Opaca: ¿estamos hablando de “inquilinos”, que según la RAE es arrendar por un precio, o de okupas autorizados para encubrir una nefasta gestión?

    Post a Reply
  3. De nuevo, y no es la primera vez, desde la Concejalía de Cultura se lanzan propuestas sin mayor pretensión que salir en la prensa. El tiempo ha demostrado que pocas (por no decir ninguna) de esas propuestas han cristalizado o has sido viables. Una tomadura de pelo en toda regla.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *