web analytics

“La pandemia ha sido una lección; nos creíamos semidioses y nos recordó lo frágiles que somos”

La Catedral de Segovia no solo es el primer templo de la Diócesis, también es un centro cultural y turístico que ofrece su historia y su arte a todos su visitantes. Aunque las cosas no están como antes de llegar la COVID-19, el pasado mes de agosto recibió 43.163 visitas, cifra inferior a la conseguida en el mes de agosto del año 2019 cuando se registraron 57.790 visitas pero visiblemente superior a los del año pasado, tras el confinamiento, cuando esta cifra se redujo a los 24.547.

Recientemente, la presentación del resultado de la restauración de los vestidos del infante Don Pedro, hijo bastardo del rey Enrique II de Castilla, así como las visitas, ya consolidadas, a la Sala del Claustro o a la Torre, por poner algunos ejemplos, han dado a la Dama de las Catedrales un valor añadido fundamental para los segovianos y para quienes nos visitan. De estas actividades, de los proyectos futuros en la Catedral y de cómo se ha vivido en este lugar la Pandemia, nos habla el dDeán-presidente del templo, Ángel García Rivilla.

P-La Catedral es un importante Centro Religioso y Turístico de Segovia ¿Cómo ha afectado la pandemia a su habitual funcionamiento?
R-La Pandemia es historia, ha sido una lección de vida, y aunque no me voy a poner en plan espiritual, ha venido a mostrar nuestra fragilidad. Nos creíamos semidioses y nos ha recordado lo frágiles que somos. Esto también afectó a la Catedral porque no es que pusiéramos el cartel de “cerrado por vacaciones”, fueron unas vacaciones forzadas. En la Catedral, y no lo digo como presunción sino como compromiso social, no despedimos a ninguno de los trabajadores que mantienen el templo, ni les mandamos al ERTE, creíamos que era un deber nuestro y, como la Catedral tenía algún recurso económico, lo empleamos en atender a estas familias porque estamos muy agradecidos al personal que tenemos.

No solamente a los Guías, también a Sacristanes, Limpiadoras… todos, como una familia. El Cabildo asumió esta decisión como compromiso capitular y, aunque había quien opinaba diferente, las decisiones son colegiadas y se adoptan por mayoría. Una vez que vamos superando la pandemia, desde el verano pasado, hemos ido “sacando la cabeza” y es verdad que hemos ido remontando poco a poco.
Agradecemos a todos los que se acercan a la Catedral su visita. Estos templos fueron construidos para la mayor gloria de Dios y, en ellos son inseparables sus dos objetivos, sus dos finalidades: Lugar de culto privilegiado como hemos visto estos días pasados, como cada año, con el Novenario de Nuestra Señora de la Fuencisla pues, es tan importante para Segovia que solo por él, la Catedral justificaría su razón de ser pero además, hay otras actividades muy importantes como las Confirmaciones de Adultos, la Misa Crismal o, la Ordenación Sacerdotal que se ha celebrado este año. Además, en la Catedral existe la dimensión Cultural que tiene el objetivo de Evangelizar a través del arte.

P. En cuanto a proyectos…
R- Evangelizamos con todos los recursos que tiene la Catedral porque en el pasado se hablaba de la Biblia de los Pobres, la Biblia “Pauperum”, en la que aquellas personas que no sabían leer ni escribir por diferentes circunstancias, muy comunes hasta hace no tanto, les tenía que llegar el mensaje a través de la pintura, la escultura, o la música. Recursos que encontramos en nuestra Catedral. La música, las vidrieras, las capillas, los retablos, las esculturas… Hemos ido sacando todos los tesoros y, por ejemplo, la Sala del Claustro, que inauguramos hace casi 3 años, es una maravilla. Ahora estamos en camino de encauzar La Capilla de Santa Catalina, donde no solamente se van a poner las Casullas y otras vestimentas eclesiásticas, allí queremos montar una Sala de Orfebrería, que en su tiempo tenía su propia finalidad para el culto, se pensaba que “para el Señor, lo mejor”. Hoy, tenemos otra mentalidad.

En cuanto a estos proyectos, estamos en una situación de “espera”. Tenemos que esperar a que la situación se encauce y llegue la normalidad. Cuando se recupere paulatinamente la llegada de los visitantes.

Cuando anunciamos el número de visitantes que ha tenido la Catedral no es para presumir, ni para hacer cuentas, es porque eso redunda en la finalidad social y cultural de la Catedral. Social, porque seguimos manteniendo a las personas que tenemos contratadas y, desde el punto de vista cultural porque, nos puede ayudar a que los proyectos que afectan a diferentes obras de arte, como el cuadro que se encontraba sobre la puerta de San Frutos, que necesita ser recuperado… pueda recuperarse

P- ¿Cuándo podremos hacerlo?

R- Vamos a esperar, creo que no tardando mucho pero… no se trata de poner fechas determinadas. Igual ocurre con la entrada al Claustro, que procede de la antigua catedral y está pidiendo a gritos una reforma para “sacarle el brillo” o, la Capilla de Santiago, sobre la que existe un proyecto (Que ahora duerme “el sueño de los justos”) para hacer una Sala de Tapices con los casi 100 magníficos ejemplos que tenemos guardados aunque necesitan ser restaurados.

P-Por lo tanto, se van poniendo en marcha los proyectos a medida que hay medios económicos para ello…
R-Sí, exactamente. Cuando llega noviembre o diciembre, el Ecónomo (Responsable de la economía de la Catedral) y el Fabriquero (Encargado del edificio), se sientan conmigo, o con el Deán de turno, para ver qué proyectos se podrán realizar el año siguiente.  Tenemos que ir muy despacio porque la realidad, aun siendo verdad que nos llena de alegría cuando vemos los elogios sobre nuestra Catedral “limpia y cuidada”, como ocurrió, hace pocas fechas, durante la visita de la Ministra de Cultura y Relaciones Sociales de la India. En su vita, la Ministra y sus acompañantes destacaban la buena situación del templo, lo que tiene un coste importante. La Catedral es “la casa de todos”, no es del cabildo, nosotros tenemos la tarea de cuidar y administrar, en el buen sentido de la palabra, para dejar el legado que nosotros hemos recibido a las próximas generaciones

P-¿Cuál es el presupuesto anual con el que cuentan para llevar esta misión adelante?

R-No, no hay un presupuesto fijo porque todo depende de los ingresos. Una vez computados los ingresos y observados los gastos, se hace un presupuestos y observamos los proyectos que se pueden abordar. En el último ejercicio, antes del inicio de la pandemia, casi llegamos a los 100 mil euros pero, también debemos contar con el compromiso social que nos mueve pues, cada año, colaboramos con el arreglo de alguna iglesia de la Diócesis y, en Navidad, tenemos un presupuesto cercano a los 15 mil euros para realizar donaciones a obras benéficas de la Iglesia como Cáritas, Manos Unidas, Misiones… Todo esto hace que adelantar la cantidad prevista para el presupuesto de este año fuera una osadía por mi parte porque no sabemos cómo vamos a terminar. Una vez que vemos como ha sido el ejercicio completo, vemos lo que podemos invertir. Antes, las Instituciones Públicas, como la Junta de Castilla y León a la que tenemos que agradecer muchísimo su ayuda desde que inició la restauración de los tejados, comenzando por la girola, una obra de gran envergadura para la que nos echaron una gran mano. Ahora, podríamos decir que “nos han ido dejando”, como a un niño al que dejan que camine solo cuando le están enseñando… ahora no podemos llamar a muchas puertas.

P-La puesta en marcha de diferentes espacios en la Catedral le ha venido muy bien al Templo. La Torre, la Sala del Claustro… han dado a la Catedral, ese carácter cultural que hoy conocemos.
R-Y no solo eso. También el aparato externo, bancos, megafonía… hoy la Catedral goza de buena salud…

P-En definitiva, existen pequeños proyectos que poco a poco se irán poniendo en marcha
R- La primera actividad ha sido el Novenario a Nuestra Señora de la Fuencisla, el acontecimiento de religiosidad popular más importante de la Diócesis de Segovia.

P-¿Cuántas personas se reúnen en la Novena cada día?
No es fácil cuantificarlo, sobre todo durante los primeros días de la Novena. Al principio va menos gente pero luego pasan por la Catedral más de 500 personas diarias más el trasiego, a lo largo de la jornada, entre la misa que hay a mitad de la mañana o la gente que acude a hacer la visita a la Virgen…


Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *