web analytics

La obra de la variante capta a diario miles de litros de agua del Pontón

Las obras de ampliación de la variante de Segovia necesitan millones de litros de agua y las dos empresas adjudicatarias disponen de permisos de la CHD para captar en total 10.500.000 litros, habitualmente de los ríos. No obstante, el bajo caudal de estos ha llevado a la autorización de extracción de los pantanos del Pontón, donde las cubas se mezclan cada día con bañistas y visitantes de la zona, y de Puente Alta.

Un grupo de bañistas observa la máquina durante la maniobra de extracción del agua.

Los bañistas ya no se sorprenden cuando aparece en la zona un tractor tirando de una cuba con capacidad para 20.000 litros (hay otra más pequeña, de 13.000 que hace los mismos viajes) que sin solución de continuidad maniobra para que su conductor pueda introducir en el agua la manguera y ponga en marcha la bomba hasta llenar el depósito, unos 25 minutos de un insistente ruido que a veces fuerza un irónico aplauso cuando se extingue.

Ocurre varias veces al día —”entre cuatro y seis”, según los bañistas habituales, “una o dos”, según la Confederación— en la primera “playa” que se encuentra en la margen izquierda del embalse del Pontón, junto al puente de la carretera de la Granja, donde la media de personas disfrutando de ese espacio concreto este verano es de unas 40 prácticamente a cualquier hora del día y varias de ellas han mostrado su preocupación, por la propia captación en una época que se teme que pueda ser la antesala de un periodo de falta de agua, pero también por el peligro que representan las apresuradas maniobras de las máquinas, situaciones que han llevado a algunas discusiones con el conductor, zanjadas sin menor consecuencia.

Los vehículos pertenecen a las empresas dependientes de Dragados, la adjudicataria de las obras de ampliación de la variante (SG-20) en el tramo comprendido entre las carreteras de Valladolid y la Granja, que necesita ese agua para riego de la zona de obras y para preparar el material de construcción y su captación está “totalmente autorizada” por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), que en septiembre del año pasado dio permiso a esta empresa para utilizar 9.000 metros cúbicos (9.000.000 de litros) por año, tanto en 2017, como en 2018. “La cantidad puede sonar muy elevada, pero no lo es tanto y por supuesto no supone un problema”, aseguran fuentes oficiales del organismo gestor de las aguas que reconocen que no hay un límite en la captación relacionada con la cantidad de agua almacenada en la balsa. “Hay una autorización que se puede cumplir sin problemas”, reiteran.

Detalle de la cubeta, junto a la orilla, en pleno proceso de llenado.

En realidad, la empresa está autorizada a realizar las captaciones en los ríos Eresma y Cigüiñuela, pero ambos cauces están muy bajos a estas alturas del año —el Eresma está recibiendo del Pontón 500 litros por segundo para mantener el caudal ecológico— y por ello, “sólo en los meses de verano” se está permitiendo la captación directa del embalse de la carretera de la Granja, siempre según las mismas fuentes. “Cuando los ríos tengan mayor caudal dejarán de tomar agua del embalse”, anunciaron.

El embalse del Pontón mantiene en este momento 5,8 hectómetros cúbicos (5.800 millones de litros), el 78,3 por ciento de su capacidad total (7,4 hectómetros), aunque desde el Ayuntamiento, la concejala, Paloma Maroto, muestra prudencia: “ahora estamos bien pero no sabemos cómo vendrá el otoño por lo que no queremos que se despilfarre una sola gota de agua innecesariamente”.

Según ha explicado, el Ayuntamiento solicitó información a la CHD sobre la autorización concedida a Dragados y en la respuesta fechada el 26 de julio, el organismo cifraba en 2.300 metros cúbicos el agua que saldría del Pontón que “no es significativo frente a los 13.000 metros cúbicos diarios que se destinan a abastecimiento” se leía en el texto dirigido al departamento municipal de Medio Ambiente.

Para la otra mitad de la obra, 1.500 metros cúbicos de Revenga.

El segundo tramo de la variante, entre la carretera de la Granja y la de Ávila, está adjudicado a la empresa Azvi, cuyas necesidades parecen menores a tenor del permiso concedido por la CHD: 1.500 metros cúbicos al año que se captan directamente en la presa de Puente Alta, en Revenga. “Sobre esta captación sí nos informó directamente la Confederación porque el Ayuntamiento es el dueño de la infraestructura”, apuntó Maroto, que advirtió al organismo de que el Consistorio no pondrá pegas “mientras no existan a la vista problemas para el abastecimiento, que es lo primero”.

Un grupo de personas delante de la zona de maniobras del tractor y su carga.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *