web analytics

La Navidad, entre espumillón y manteles

dulcesEntre luces, adornos y villancicos, ha comenzado la cuenta atrás que nos llevará, directamente, a la Nochebuena y a la Navidad. Se nota mas movimiento en las calles a causa de las compras y los preparativos y, quien más o quien menos, comienza a planificar el como, el donde y el con quien, de esos días tan señalados en el calendario.

En muchos casos, la familia es la que se lleva más puntos porque la Nochebuena y la Navidad son fiestas más familiares pero, también los amigos o los vecinos tienen, en estas jornadas, un protagonismo especial a la hora de disfrutar de las fiestas.

Como siempre, uno de los lugares preferidos para celebrar estos días es, la mesa. Tanto la cena de Nochebuena como la comida de Navidad se convierten en principal objetivo para todos como si se tratara de un premio ante las alegrías y sinsabores de un año que va terminando. Desde un mes antes, los medios de comunicación nos enseñan como se fabrica el turrón y cual es su historia, como se pone una mesa siguiendo las últimas tendencias de la decoración y, encontramos recetas de cocina (algo que ahora está muy de moda) para realizar un enorme número de delicias con las que agasajar a los nuestros.

Pero, llega el día y, hay que hacer la lista de la compra y tener a punto el monedero. Nos vamos a nuestro comercio habitual con la sana intención de llenar el frigorífico y, como cada año observamos que los precios van subiendo poco a poco.

 

Pescados y mariscos 

pescadodestacadaComo siempre, son palabras mayores. El precio subirá (seguro) pero a estas alturas aún no se sabe hasta que punto. Los profesionales del sector no se atreven aún a hablar de la posible subida aunque, a partir de este fin de semana, es posible que comience a venir algún producto que nos dé alguna pista de cómo van a ser los precios este año.

Por si les vale el ejemplo, en estos días, las angulas congeladas (angulas con ojos, de las de verdad), el paquete de cuarto de kilo, 170 euros.

¿Qué nos gusta cenar en Nochebuena?, hemos sabido, que lo que los segovianos más solicitamos del mundo del mar son: almejas, langostinos y merluza. En cuanto al marisco, los primeros encargos se dirigen a los centollos y nécoras pero, en menor medida.

Como ven ya ha aparecido la palabra mágica “encargos”. ¿Somos previsores? Si, cada vez más, sobre todo en este tipo de productos que no están asegurados porque los temporales pueden dejan en puerto a las flotas pesqueras en los días más cercanos y nos quedamos sin cena. Además, hay muchas cosas que se pueden congelar y nos podemos ahorrar un dinero que, con la acumulación de gastos, no viene nada mal.

 

Carne y charcutería

polvoronLos precios van subiendo muy poco a poco y han estado estancados hasta la semana pasada. En los últimos días el cordero lechal ha subido 5 euros al igual que el cochinillo  pero, aviso a navegantes, subirá más porque hay lonja el jueves y con eso “pegará otro subidón el lunes, martes y miércoles, ¡seguro! nos comentaba Manuel Hernández  de Carnicería Manolín.

En cuanto a los gustos de los segovianos, lo que más se vende para estas primeras fiestas de la Navidad es cordero lechal y solomillo de Choto. El cochinillo, en cambio, se vende más de cara a la Nochevieja o Fin de Año.

No podemos olvidar que hay quien prefiere cenar otras cosas que también tienen “su público” como los capones o los pollos de corral. En este sector es también fundamental encargar los productos. Es más fácil tenerlo preparado y ni sobra ni falta, algo que no está nada mal.

El jamón es otra de las estrellas de cualquier fiesta y, como en Navidad tendemos a “tirar la casa por la ventana”, en estos días el Jabugo con muchas jotas “más que correr, vuela”. Por cierto, el Paté, año tras año va ganando posiciones . “Se tira mucho de él y hay un montón de variedades” comentaba Manolín.

De los precios…. Lo de siempre y nunca mejor dicho porque, se espera que en los productos principales como el cordero lechal, el cochinillo o el solomillo, la cartera se vea tan perjudicada como en años anteriores en Navidad pero, no más.

cavaEl resto de los productos habituales de estos días, no cuenta con subidas importantes. Lo que más consumimos es bollería y turrones de estas fechas, los frutos secos como la nuez, entre las frutas destaca la piña o la fresa (este año está muy cara pero es muy buena) y las uvas que, como siempre, aparecerán estos días en diferentes presentaciones: en racimos (como siempre), las doce uvas en una copa de plástico (para fiestas) y, sin piel ni pepitas, en lata (para sibaritas).

Por  cierto, entre las cosas que a uno le reconcilian con la vida se encuentran gestos como el que el encargado del establecimiento que Acueducto2 recorrió para ver como se presentaban las cenas de Navidad, Maxcoop de la Calle Independencia, supimos que hace unos días, los empleados del Banco de Santander de Segovia, han reunido una importante cantidad de dinero con la que han realizado un no menos importante encargo de productos NO perecederos que han hecho llegar, directamente, al Banco de alimentos.

Pues eso, ¡Feliz Navidad!

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *