web analytics

La Junta libera del cierre a los bares de las zonas de embolsamiento de camiones

La incidencia del temporal de nieve en la provincia de Segovia ha sido menor de lo esperado, sin causar apenas problemas en la ciudad de Segovia aunque si en varios pueblos de la provincia y en multitud de vías. Con los puertos cortados o con grandes dificultades, la mayoría de las carreteras han tenido restricciones al paso de vehículos pesados mientras las cadenas o ruedas de invierno se hacían obligatorias para los turismos. Además, centenares de camiones permanecen embolsados en distintos puntos de la provincia, donde los conductores podrán seguir usando los bares, exentos temporalmente de la obligación de cierre de la hostelería.

Un conductor camina entre los camiones.

Los bares de los restaurantes de carretera ubicados en los puntos de la provincia de Segovia en los que permanecen embolsados unos mil camiones a causa del temporal de nieve podrán permanecer abiertos este 9 de enero pese a la orden que obliga al cierre de restaurantes y bares en toda la región como medida contra la expansión de la covid.

Los bares que han quedado liberados de la prohibición son únicamente los que se ubican en los puntos fijados por la DGT para retener a los camiones que tratan de llegar a Madrid pero no pueden hacerlo por las dificultades que hay en las carreteras de la comunidad vecina. Concretamente, hay 750 camiones en Boceguillas; un centenar más en Santo Tomé del Puerto; 75 más en Villacastín y otros 75 en el polígono Hontoria, ya en Segovia, según el recuento realizado por el delegado territorial de la Junta, José Mazarías, que visitó estas zonas de embolsamiento durante la tarde de este 8 de enero junto al viceconsejero de Fomento, José Luis Sanz Merino.

Además de camiones, en Boceguillas han quedado atrapados unos 40 turismos y furgonetas algunos de cuyos ocupantes han sido alojados en las instalaciones de la guardería municipal del pueblo, mientras que los servicios de Protección Civil y de Cruz Roja han colaborado en el reparto de alimentos, bebidas y mantas entre los conductores y acompañantes retenidos en las bolsas.

A las 00.00 horas de este domingo 16 puntos de una decena de carreteras de la red nacional presentaban incidencias. Las más graves estaban en la carretera de Navacerrada (Cl-601), en nivel negro por estar intransitable el tramo desde el Real Sitio hasta el puerto por la acumulación de nieve.

En nivel rojo, que prohíbe la circulación de camiones, articulados y autobuses y al uso de cadenas al resto permanecían 30 kilómetros de la Cl-605 en la zona de Garcillán, donde ha azotado una intensa ventisca buena parte de la jornada. También estaban en ese nivel de alerta la A-1 en el entorno de Santo Tomé del Puerto; la N-601 en 23 kilómetros en torno a Martín Muñoz de las Posadas; y la N-VI en otro tramo de 33 kilómetros en torno a El Espinar.

Además, estaban en nivel amarillo, que impide la circulación de camiones y articulados, la A-1 en Cerezo de Abajo; la A-601 entre Segovia y Cuéllar; la AP6 y sus ramales, AP51 y AP61, en El Espinar; la Cl-605 desde Segovia hasta Garcillán y dos tramos de la N-110 a su paso por Santo Tomé del Puerto y Villacastín.

Un particular realizando tareas de limpieza en Campo de San Pedro.

Al margen de las grandes carreteras, han sido multitud las conexiones entre los pueblos de la red provincial que han quedado colapsadas durante esta jornada de sábado con acumulaciones de más de 35 centímetros de nieve en muchos casos, obligando a emplearse a fondo a los medios de la Diputación que en sus perfiles de redes sociales animaba a los propios ciudadanos a colaborar en las tareas de limpieza incluso con su propia maquinaria. Ponían como ejemplo los trabajos realizados por agricultores en Campo de San Pedro (en la imagen). Las dificultades para la movilidad se mantenían en multitud de carreteras y pueblos al cierre de esta edición.

Luquero pasea por la ciudad

Mientras la provincia sufría en buena parte de su territorio los rigores del temporal, lo cierto es que Filomena no pasó en la capital de una “ligera” nevada que apenas cubrió de blanco por unos momentos las calzadas y algo más las aceras. En esas condiciones, los equipos de limpieza del Ayuntamiento han tenido algo más fácil la limpieza de las calles y aceras aunque con la advertencia de que el peligro sigue presente ante la posibilidad de que se formen placas de hielo por las bajas temperaturas.

Así, con una ciudad casi totalmente limpia pese a que los segovianos estaban mentalizados para varios días de nieve acumulada, la alcaldesa, Clara Luquero, dedicó buena parte de la mañana a “transmitir” en sucesivas entradas acompañadas por fotografías en sus perfiles sociales personales un paseo en coche por buena parte de los barrios de Segovia para presumir abiertamente de que en buena parte de las vías se hubiera recuperado la movilidad para coches y peatones.

Empleados de FCC esparcen sal en una acera.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Que vaya andando !!!
    Su salud se lo agradecerá.

    Post a Reply
  2. ¡Coño! doña Clara, así se puede. la nevada en Segovia, de nevada poco o nada. Que llevamos años por estos lares. Menos paripé, aunque si caminaba no está mal para la salud. ¡Salud!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *