web analytics

La Guardia Civil encuentra en un centro penitenciario el botín de 16 robos

El material hallado en la celda daba para una tienda de "segunda mano".

El material hallado en la celdad daba para una tienda de “segunda mano”.

La buena noticia: Agentes de la Guardia Civil del Real Sitio de San Ildefonso detuvieron ayer al presunto autor de 16 robos a vehículos aparcados en las inmediaciones de Navacerrada.  La mala noticia: FJMM, de 49 años, guardaba el sustancioso botín (móviles, ordenadores, todo tipo de herramientas de “bricolage”, ropa, botas de montaña, prendas deportivas y colonias y perfumes) en la propia celda de inserción social donde el interno cumplía pena de tercer grado, celda dependiente del Centro Penitenciario de Perogordo.

FJMM, de nacionalidad española, aprovechaba sus salidas de fin de semana, de las que disfrutaba como preso de tercer grado, para limpiar los coches de los montañistas. El presunto autor vigilaba distintas zonas de acceso al pinar, donde los senderistas aparcan sus coches para ir en la sierra. Forzaba entones las cerraduras de los vehículos para sustraer diversos efectos. La mayoría de estos delitos ocurrían los domingos por la tarde. En uno de los robos, tras encontrar las llaves de un domicilio en el interior del vehículo, el presunto autor se dirigió a la localidad de San Cristóbal, donde se encontraba la vivienda y sustrajo varias joyas. Ya con el botín a cuestas, volvía a su celda.

Gracias a la colaboración ciudadana, la policía identificó al ladrón, procediendo al registro de la celda donde se encontró “el material”, que da de sí para montar una pequeña tienda de objetos de “segunda mano”.

La Guardia Civil le imputa al menos catorce robos en el interior de vehículos estacionados en la carretera N-601, vertiente segoviana de la Sierra de Guadarrama, entre el Puente de Segovia y las Siete Revueltas, uno de ellos en casco urbano de San Ildefonso, un robo en un turismo en junio del año pasado en Galapagar y el citado robo con fuerza en una vivienda de San Cristóbal. La intensidad de los asaltos había disparado todas las alarmas en la zona… Y es que ya ni en la sierra vive uno tranquilo.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. ¿Cómo leñes se puede meter en un Centro Penitenciario (vamos, una cárcel, por mucha celda de inserción social que sea), sin control ninguno (evidentemente), objetos que pueden ser utilizados como armas? Para no echar gota…

    Post a Reply
    • Tu lo has dicho, sin funcionarios no puede haber control, posiblemente haya 1 o 2 al dia para controlar internos a parte del resto de trabajo administrativo, etc…raro que no hayan cosas peores. En fin el regimen de vida en semilibertad donde al preso no se le puede molestar en su celda.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *