web analytics

La Granja: PP y PSOE se enfrentan por la supresión de las fiestas patronales

Pleno en el Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso con dos temas estrella. Uno, la supresión de las fiestas patronales de San Luis (La Granja, 25 de agosto) y El Rosario (Valsaín, que se celebran en el primer fin de semana de septiembre), propuesta que contó con los votos a favor del PSOE, y de Ciudadanos, IU y Centrados, frente a los tres en contra del PP. Otro, aprobado por unanimidad, acogerse a una línea de refinanciación del Fondo de Entidades Locales que permite al municipio incrementar el periodo de devolución de 3.6M€ de deuda, fijado ahora en 2026 y que se amplía hasta 2033. Tener más tiempo para amortizar el crédito suaviza los pagos anuales que afrontará el municipio en los próximos años.

Previamente, juraba el cargo el nuevo concejal de IU, Tomás Menéndez, en sustitución de la concejala de IU, África Martín, que en mayo renunciaba a su condición de concejala por razones de salud.  Es un “suplente” veterano, pues ya fue concejal por razones similares en 2014 y hasta 2015. En las elecciones de 2019 era el 2 de la lista. De 44 años y natural de Madrid, aunque vecino de La Granja desde hace casi 30 años. Es técnico en electromecánica de vehículos y trabaja en el sector del comercio. Ha formado parte de la candidatura de IU en San Ildefonso en las cinco últimas elecciones. Afiliado a IU desde el año 2004, es miembro de los órganos provinciales desde 2005. También milita en el PCE y es afiliado a CCO.

Entrando en materia, PP y PSOE se las vieron por la supresión de las fiestas. Segundo año sin “san luis”, medida que Samuel Alonso justifica ante la necesidad de limitar aglomeraciones en unos momentos de in-crescendo de contagios, especialmente entre la población joven. Que en líneas generales es la que más disfruta de las fiestas. Son los de San Luis uno de los festejos más multitudinarios del calendario segoviano. Actos como el pregón, las fuentes, la judiada, la paellada, las verbenas, congregan a miles de vecinos y visitantes. En las actuales circunstancias hubiera sido una locura llevarlas adelante.

Competencia exclusiva del alcalde

Pero no es eso lo que recriminaba el popular Juan Carlos Gómez Matesanz al equipo de Gobierno, sino más bien que siendo la decisión de suprimir las fiestas exclusiva competencia municipal, las llevara al pleno en lo que el PP entiende que es un intento de diluir el supuesto desgaste que el quedarse sin fiestas puede producir entre algún sector del vecindario. “No tenemos ni voz ni voto en el programa y ahora nos quieren hacer partícipes de una decisión que es exclusivamente del alcalde”, decía. El PP aboga también por suprimir los eventos masivos pero reconfigurar los festejos para, con todas las medidas de seguridad, no cancelar actos seguros, y ponía como ejemplo la misa, el paseo del cronista por el Real Sitio, algún concierto para la tercera edad. El problema es que, siempre vehemente, Gómez Matesanz, se preguntaba cosas como “¿es que solo sabemos hacer mamarrías (sic) o tener a los jóvenes en peñas infectas?”, como dando a entender que es culpa de ese alguien “que no lo sabe” hacer mejor la fama de descontrol etílico de unas fiestas precisamente valoradas por su intensidad. Se pasó de frenada el portavoz, lo que le valió una moderada riña del alcalde, que le afeaba que al hablar de “peñas infectas” y “mamarrias” estaba echando por tierra el buen hacer de muchos vecinos que colaboran en la celebración de las fiestas.

Tampoco habrá judiones en 2021… Foto de archivo.

La concejala de cultura, por su parte, explicaba que por supuesto que habrá actos por San Luis, condicionados a la evolución de la epidemia, pero como el de Centrados, el médico José Luis Santos, argumentaba que dejar de llamarlas fiestas es porque la palabra en sí está asociada al mogollón y para que los actos que se celebren se vean como una actividad diferente. En el fondo, lo que quita el sueño es la celebración por libre de fiestas, tanto en La Granja y Valsaín, por los peñistas más jóvenes y volver a las andadas. “Yo no tengo ningún problema en salir a la plaza con un micrófono y explicar a los vecios porque suprimo las fiestas, ya va para 96 fallecidos habidos en el pueblo”, concluía Alonso.

Aligerar la deuda prolongando la cadencia

Menos semántico es el tema de la deuda. Proporcionalmente, el consistorio granjeño es el más endeudado de entre los grandes de la provincia y el que menos éxito está teniendo en el control de su déficit. Cada año enjugar la deuda se le lleva 900.000€, cercenando drásticamente su capacidad de inversión. Ahí el covid ha echado una mano, al habilitar el ministerio de Administraciones Territoriales un nuevo fondo que permite prolongar el plazo de amortización hasta 2033 con intereses del 1,3% en el caso de deudas. A esta figura se acoge el Real Sitio para hacer más llevadero el pago de 3,6M€, lo que había que pagar en cinco años, ahora hay que hacerlo en 12.

Votó a favor la oposición en pleno, eso sí, sin pasar por alto la oportunidad de censurar la falta de acierto del equipo de Gobierno para poner los números bajo control, caso por ejemplo de la Escuela Municipal de Música y Danza, con 100.000€ de “rojos” todos los años, que salió a colación porque el pleno aprobaba una nueva ordenanza regulatoria del centro. Es el caso también de la guardería municipal (10.000€ al mes de desajuste). El alcalde sistemáticamente reitera que son competencias impropias que debería afrontar la Junta pero que en su ausencia se come el consistorio. La oposición, y especialmente el PP, le recrimina que hay otros municipios en igual situación pero que no pierden tanto en la prestación de estas “competencias impropias”. A esto hay que sumar las indemnizaciones a corto plazo a que se enfrenta el consistorio, el nuevo concejal, Menéndez, las iteraba una vez más: pago a los vecinos de El Pocillo (entre ellos al anterior alcalde) de cerca de un millón de euros, la compensación por la recuperación del Hotel Farnesio, el fallido párking de Navacerrada… entre otras.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. No hay mejor definición para las denominadas ‘peñas’ en casi todas las localidades de nuestra santa patria: “mamarrías” y “peñas infectas”

    Post a Reply
  2. Pues si, desde luego es penoso la actividad allí desarrollada, sin control.
    Dan ganas de llorar, pasar por las peñas a las 10,30 de la mañana y ver 2 o 3 peñas abiertas con algunos jóvenes por los suelos y la música a todo volumen. Y el solar que parece un vertedero.
    No tiene calificativo.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *