web analytics

Fiscalía y acusación coinciden en que Datxu Peris faltó al honor de Víctor Barrio

Peris, abordada por la prensa a la entrada en el juzgado. Vídeo colgado esta mañana por la propia encausada.

Tanto fiscalía como la acusación particular se han ratificado en sus imputaciones en la vista contra la concejala de Catarroja, Datxu Peris, por un un supuesto delito de intromisión al derecho al honor del torero segoviano Víctor Barrio, fallecido por una cogida el 10 de julio de 2016. Peris, licenciada en filosofía y activista de la izquierda radical y los derechos animales, publicó en Facebook comparaciones del peor gusto entre la muerte de Barrio y la de los toros de lidia, entre otras lindezas, posteriormente matizadas pero mantenidas tildando al torero de asesino y lamentando tanto su muerte como la de los toros por Barrio “asesinados”.

Grandes medidas de seguridad en el juzgado de instrucción de Sepúlveda, con la Guardia Civil separando, por un lado, a la concejala levantina y a un grupo de 20 seguidores de la Plataforma Iniciativa Animalista desplazados con ella hasta Segovia en apoyo de la encausada; y por otro, otra veintena de activistas pro taurinos llegados desde Segovia. A la hora de la verdad “no hemos tenido el menor problema”, explica la viuda del torero Raquel Sanz, que sin embargo declinó hacer declaraciones sobre la vista.

Conforme a lo previsto, pues en el acto de conciliación celebrado en mayo todas las partes se ratificaron en sus posiciones, no hubo retractación de la demandada, que considera que sus manifestaciones no tienen naturaleza injuriosa sino ideológica.  “He venido aquí a defender la libertad de expresión. Se ha convertido esta pesadilla en una experiencia motivadora en la lucha por las libertades”, decía Peris a la puerta del juzgado. En su cuenta de Twitter la concejala colgaba esta mañana un vídeo grabado en el microbús que le ha trasladado hasta Sepúlveda, y en la que, en parecido sentido, agradecía el apoyo de los animalistas levantinos e insistía en que sus manifestaciones forman parte de la libertad de expresión.

Ya en la vista la defensa ha contextualizado los comentarios, “acaso de dudoso gusto”, explicaron, pero en el marco de la ideología animalista que considera “asesino a todo el que mata animales, sin que en ningún caso se dirigiera el comentario exclusivamente a Víctor Barrio”.

Por su parte la acusación, promovida por la Fundación Toro de Lidia, ha insistido en que la libertad de expresión tiene ciertos límites como es el caso de la intromisión al honor y que Peris difamó inequívocamente a Barrio al compararle con un asesino. Es una demanda civil, por lo que solicita una indemnización cifrada en 7.000€ por los acusadores.

La fiscalía, y es quizá el dato más importante de la vista del 24 de octubre -puramente declarativa, sin testificales y mera confrontación de los argumentos jurídicos de las partes-, ha dado la razón a la acusación, y aunque no cuantifica la indemnización sí percibe un claro allanamiento al derecho al honor de la familia del fallecido en la declaraciones de Peris. La sentencia, en las próximas semanas.

Entre tanto, y según los abogados de Cremades&Calvo Sotelo Abogados que están actuando contra los difamadores del torero sepulvedano, siguen los pleitos. En estos momentos hay dos procesos contra el profesor Vicenç Belenguer, autor de encendidos comentarios insultantes contra Barrio. Uno de ellos está a la espera de periciales pues Belenguer se excusó apelando haber sido víctima de un hackeo de cuenta. Hay otro tercer proceso, en Madrid, por idénticos motivos. “El de Datxu Peris es el primero visto para sentencia”, explican los abogados.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

7 Comments

  1. Jaja ridículos taurinos, si creen que cos atemorizar con sus estúpidas demandas van a callar a todos en Facebook y Twitter, están mando fuera del tiesto, no podrán con los cuentos de miles que opinan en redes, muchos fuera de España donde no pueden hacer nada contra quienes opinan, la libertad de expresión no puede ser censurada, jamás, y mientras exista la tauromaquia, se seguirá escribiendo e las redes sociales. Ridículos taurinos, ridícula la Fundación Toro de Lidia, ridículo Cremades&CalvoSotelo.

    Post a Reply
    • Tu libertad de expresión termina donde empieza la de los demás, si quieres o quereis que se os respete, respetad vosotros las ideas de los demás.
      Sobre el tema taurino habrá siempre sus defensores y detractores, pero no alguien que sea aficionado a la tauromaquia tiene que porque ser “ridículo”. Si no te gusta no acudas, pero no intentes “imponer” tus ideas a las de los demás simplemente respetalas. Ese es el juego de la libertad de expresión, yo respeto tus ideas pero no las comparto, punto. Ni te ofendo, ni te desprecio o insulto por ello. Un cordial saludo

      Post a Reply
      • Si, ridpiculos pretender usar unaley mordaza para reprimir la libertad de expresión, y piden respeto si ni siquiera saben qué es eso, a un asesino lo que menos se le puede ofrecer es respeto, no respetan la vida.

        Post a Reply
      • a ud le gustan las violaciones? Si no le gusta, no acuda, y no imponga, aquí no se se trata de imponer absolutamente nada, sino de homogenizar el trato a todos los animales, a ningún otro animal diferente al toro le hacen lo que en las corridas, eso con un perro, un gato, hasta con una fiera como un león o un tigre, sería delito, los toros no son menos para merecer semejante tortura y muerte, si eso lo insulta, lo siento, de eso no pasa, de eso no muere nadie, donde si mueren es en el ruedo los toros por estos toreros asesinos.

        Post a Reply
        • No se equivoque, Sr Edgar, no es cuestión de libertad de expresión, sino de humanidad.

          Post a Reply
  2. A mi lo que me gustaría saber es el nombre del periodista que escribe estos artículos de OPINIÓN. Se esconde detrás de «Autor: Redacción». Estaría bien que en alguno de ellos pusiera su nombre para que todos le conozcamos. Yo firmo con el mío. Un saludo. Miguel Ángel Collado Alonso.

    Post a Reply
  3. Yo no firmo, así no me pueden insultar nada más que aquí. Pero los visitantes ¿comieron un corderito y se dieron un paseo por las Hoces del Duratón y el Caslilla, para rebajar el menú, o no?

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *