web analytics

La alcaldesa matiza su orden de “flexibilizar” las multas

Luquero1(p) La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, ha desmentido este 22 de enero en conferencia de prensa que diera instrucciones específicas a los policías o a su jefe para que los agentes rebajen la presión sancionadora sobre los conductores, matizando así el discurso que, tal como publicó acueducto2.com pronunció el pasado día 13 en el cuartelillo municipal ante varias decenas de agentes y que horas después reiteró en un programa de la televisión local explicando que había exigido a los agentes que fueran “flexibles, razonables y tolerantes” en la imposición de sanciones.

“Lo único que he dicho y lo reitero, es que la policía ha de actuar con flexibilidad y cuando se está infringiendo de manera flagrante la ordenanza municipal, que es lo que hacen normalmente los agentes, que cumplen las ordenanzas aplicando el sentido común”, se explicó la regidora.

Mientras que la semana pasada admitía como ejemplo de esa flexibilidad que no se multara a un conductor que para en doble fila “un minutito para comprar el pan”, en su comparecencia de este jueves eligió otro ejemplo refiriéndose a las detenciones que los conductores realizan en la plaza Oriental, a los pies del Acueducto, donde los agentes “son flexibles para que los ciudadanos paren un segundo para recoger o dejar a sus hijos”.

Luquero no fue capaz, no obstante, de diferenciar qué grupo de ordenanzas son en las que cabría más o menos discusión racional entre policías y ciudadanos e insistió en que “las normas están para cumplirse pero siempre hay una pizca de flexibilidad. Es sólo aplicar el sentido común”.

La regidora trató también de aplacar el malestar causado entre los policías segovianos por su orden y por sus referencias cuestionando la educación de los agentes, manifestando “todo el apoyo desde la Alcaldía al colectivo policial”, aunque volvió a incidir en la existencia de “algún miembro excepcional , con modos no tan correctos, al que hay que llamarle la atención o preparar un curso específico de atención al ciudadano”.

Este periódico hizo público el pasado 21 de enero el cambio de servicios que se había comunicado verbalmente por su jefe directo al policía que se encargaba de la vigilancia en el entorno de las instalaciones deportivas de la Albuera y otras, relegado al “plantón” en el pabellón Pedro Delgado, una situación que aseguró desconocer al tiempo que afirmaba tajantemente que “no he dado orden en este sentido”, descargando la autoría de la decisión sobre el jefe de Policía, Julio Rodríguez, dentro de “la dinámica normal del servicio”.

En su propia defensa, Luquero fue más allá para acusar a los que han interpretado que el objetivo final de sus ordenes es el de rebajar la presión sancionadora, con el matiz de que faltan cuatro meses para las elecciones, de haber hecho una “interpretación malintencionada, sectaria o partidista”.

“Cuando hay incumplimiento de las ordenanzas hay que multar. Si los policías fueran intransigentes habría mil multas cada día. Me reitero en lo que he dicho, aquí y en Lima. Cuando usé el termino flexibilidad y razonable me limité a aplicar el sentido común”, concluyó su discurso, preparado meticulosamente junto a su equipo durante la tarde del día anterior, según indican fuentes cercanas a la Alcaldía.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Jajajaja Ahora donde dije digo, digo Diego. Puf, la política, que complicada es. Tenemos unos representantes que no nos representan y que solo piensas en sus aires de superioridad. Se sitúan en su trono acompañados de sus súbditos, deseando estos llenos de envidia, el ocupar el sitio del que gobierna. En ocasiones por arte y gracia del señor, acaba gobernando quien no ha sido elegido mayoritariamente por las urnas, luego pasa un tiempo y dimite, y le viene sustituir quien ni siquiera se presentaba como candidato/a a la alcaldía.
    Así es la política, yo me asocio contigo para gobernar y te hago caso en algunas de las proposiciones que hagas en un pleno. Pero no en todas, no te vayas a creer que me tienes pillado por nuestro acuerdo, que gobierno porque somos quien somos, no por que sin tu voto pasaríamos a la oposición.
    Eso si, un político sabe de todo. Es como el jubilado que se pone enfrente de una obra y la dirige desde detrás de la valla. Pues esto es igual, pero desde un puesto de concejal o de alcalde.
    Reflexión : …
    Me la guardo porque es la misma que la de cientos y miles de personas.
    Jajajaja

    Post a Reply
  2. Insisto. Supongo que para la señora alcaldesa seré un ciudadano manipulador y por supuesto contrario a ‘su Partido’ (al que he votado e incluso militado).Insisto, ¿Cuál se supone que es el grado de ‘sentido común’ ante un acto delictivo de incumplimiento de una ley? puede que ¿según la profundidad de la puñalada? Vale. Disculpe pero no es político, ni tan siquiera insinuar estas cosas. Es más, no sé si habrá ‘garbanzos negros’ o “miembro excepcional” o más severo en el cumplimiento de su deber, pero, por mi sesentona experiencia de toda la vida en Segovia, le puedo decir que son permisivos, a veces por demás. Es más, generalmente los protestones con siempre los mismos, los cuatro ‘señoritos’ segovianos de toda la vida que saben muy bien dónde esta el ‘poder’ y comerle la oreja. Doña Clara son cuatro, de vermú diario y getuño total. Piensan que la ciudad es su coto privado, aunque vivan fuera de ella.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *