web analytics

Luquero apela otra vez a la responsabilidad para pedir apoyos al presupuesto

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, ha manifestado su intención de tratar de lograr la aprobación para sus presupuestos municipales antes de que acabe el año para o que espera encontrar un acuerdo con uno o más ediles que evite tener que recurrir a trabajar con las cuentas del año pasado

El Gobierno en minoría del PSOE en el Ayuntamiento de Segovia se enfrentará en las próximas semanas al reto de tratar de aprobar los presupuestos municipales, los últimos del mandato, pero esta vez sin contar inicialmente con el apoyo explícito de ningún grupo de la oposición, así que Clara Luquero pretende volver a utilizar una fórmula a la que ya recurrió hace dos años: la de hacer responsable a la oposición de las “consecuencias” de unas cuentas prorrogadas, o lo que es lo mismo, de las dificultades y retrasos en los proyectos de cierre del mandato.

“Hablaremos con todos los grupos en cuanto tengamos el borrador con la definición del gasto general y haremos una llamada a la responsabilidad”, explicó este 22 de noviembre Luquero, que incluirá en esa “responsabilidad” ajena las dificultades en las que podrían entrar proyectos como las obras del edificio del Cat y otras comprometidas para 2019, la renovación del transporte urbano, la ejecución de los presupuestos participativos, y otros muchos si se viera obligada a trabajar en el final del mandato con las cuentas de 2018 prorrogadas y por tanto, a base de modificaciones continuadas.

Lo cierto es que la regidora, a estas alturas, tiene claro que necesita disponer del presupuesto a la vez que empieza el año, que el borrador se elaborará “imaginando” las aportaciones que realizarán el Estado –otras cuentas de dudosa aprobación– y la Junta y que la planificación socialista que preveía la ejecución y finalización sucesiva de proyectos con los que rematar el mandato están en el alero, salvo que logre convencer a la oposición de cumplir “sus responsabilidades”.

Una fórmula repetida

La regidora ya fue muy criticada cuando, en enero de 2017, se encontraba en una situación muy similar y parecía que no encontraría apoyos para sacar adelante las cuentas de aquel año, y tiró de este mismo argumento para ejercer presión sobre los grupos de la oposición a los que llegó a advertir de que “votar no a los presupuestos no es inocuo” e incluso responsabilizara a la oposición del posible incumplimiento de los proyectos en boga en aquella época: El pago de las sentencias millonarias, la renovación del transporte público (dos años después sigue pendiente) o el arreglo de los viales de Anselmo Carretero. Sus amenazas no llegaron a ningún fin puesto que finalmente, un pacto con Ciudadanos despejó el camino para la aprobación.

Eso si, al final, aquellas cuentas se aprobaron tras el acuerdo alcanzado con C´s con el que se evitó llegar a la situación límite en la que las cuentas se acabaran tumbando por la oposición, algo que sí puede ocurrir en esta ocasión salvo que las conversaciones que “vamos a mantener con todos los portavoces”, de acuerdo con la regidora, acaben por convencer a algún portavoz.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Si le vale el mío, a cambio solo de la mitad del sueldo que le dio a la Sra de Cs.
    No puedo bajar más. Por menos ya es regalarlo.

    Post a Reply
    • Yo apoyo con la otra mitad y ésto ya supone venderme al diablo.
      Por menos tampoco lo hago … Y también es regalarlo.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *