web analytics

Horizonte solo tiene un heredero

La gestora de Horizonte Cultural ha lanzado una alerta a sus socios: o se elije nueva directiva o el vacío obligará a poner fin al recorrido de la asociación, tras tres décadas de vinculación con las sucesivas generaciones de universitarios, unas 20.000 personas, aunque se encuentra actualmente en declive. Además de una pequeña parte de la historia local, la disolución provocaría dos despidos laborales, mientras que su escaso patrimonio se repartiría entre los institutos de Secundaria, como mandan sus estatutos.

Fachada sedeUna asamblea extraordinaria —la tercera convocada para buscar nuevos directivos— prevista para el viernes 29 de noviembre puede resultar histórica: aquella en la que se podría aprobar el decreto de disolución de Horizonte Cultural, la asociación de estudiantes que facilitó la posibilidad de cursar estudios universitarios a miles de segovianos que hicieron principalmente uso de su servicio de transporte.

La actual Junta gestora no puede ni quiere seguir: “muchos trabajamos y otros inician su vida laboral tras acabar los estudios” comenta el tesorero, Julio Bermejo, que lamenta que “entre 800 socios parece que nadie tiene la iniciativa de ponerse al frente de la asociación” y teme que “aunque deseemos lo contrario”, Horizonte esté llegando a su fin.

No hay indicios en este momento de que exista alguna iniciativa que quiera ocupar la dirección e impida finalmente iniciar el proceso de disolución, que ejecutaría una comisión liquidadora, cuyo trabajo tampoco debería ser excesivo, pues lo cierto es que el patrimonio de Horizonte actualmente es casi nulo.

La asociación vivió tiempos mejores en cuanto a número de socios —llegó a tener dos millares en un buen número de anualidades— e ingresos. Hasta adquirió en propiedad el enorme local de su sede, en la Plaza del Conde Alpuente, que sin embargo fue puesto en venta hace cuatro años para librarse de la pesada hipoteca. Hoy está ocupado en régimen de alquiler, aunque los asociados usan sólo una parte, mientras que subarriendan a terceros el resto del inmueble.

Y es que, cuando en octubre de 2002 la asociación perdió el control sobre los viajes, que pasó a depender de las decisiones de la Junta de Castilla y León, el consorcio de transportes de Madrid y la concesionaria del servicio regular, La Sepulvedana y por tanto dejó de garantizar el servicio que guió su nacimiento, la asociación entró en decadencia y pese a las importantes subvenciones que se percibían entonces, también económica.

La polémica alcanzó de lleno al que fuera gerente durante años, Tomás Ortiz, al que buena parte de los socios reclamaba explicaciones sobre los sueldos que se percibían entonces. El gerente fue finalmente despedido y actualmente trabaja en el servicio de Cultura de la administración regional.

De esta manera, el único valor tangible es su mobiliario y el material de ofimática e informática, además de “lo que en ese momento exista en caja, que no es demasiado”, de acuerdo con Bermejo, que no concreta la cifra aunque avanza que “no es mucho precisamente”.

No debería haber problemas con el reparto de esa exigua herencia, pues los estatutos de la asociación refieren un único beneficiario en este caso: los centros de Secundaria, a través de la dirección provincial de Educación, que se repartirían  el citado material e incluso los remanentes existentes en caja, eso sí, tras liquidar deudas, incluidas las indemnizaciones correspondientes a los dos trabajadores que serían los que sufrirían de forma directa la eventual disolución de Horizonte.

La asociación segoviana de universitarios Horizonte Cultural, fundada en 1982, tuvo el año pasado un presupuesto de unos 60.000 euros, procedentes de las cuotas de los 800 socios actuales; el subarriendo de parte de su local y subvenciones y donaciones.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *