web analytics

Herido el conductor de una hormigonera tras volcar en una rotonda en la Lastrilla

 

El vehículo quedó tumbado bloqueando ambos carriles de subida de la carretera.

El conductor y único ocupante de un camión hormigonera ha sido trasladado al hospital de Segovia para ser atendido de las heridas que ha sufrido en un brazo y en la cabeza como consecuencia del vuelco del vehículo en una rotonda de la Lastrilla. El accidente obligó a cortar los dos carriles de subida de la carretera de Valladolid aunque el tráfico se ha mantenido fluido a través de la vía de servicio, regulado por agentes de la Guardia Civil desplazados al lugar, a la espera de la llegada de una grúa de gran tonelaje para retirar el camión.

El suceso se ha producido en torno a las 17.30 horas, cuando el conductor de la hormigonera circulaba en dirección de bajada por la carretera de Valladolid (Cl-601a) y trató de dar la vuelta en la rotonda de encuentro con el camino de San Cristobal para dirigirse a su destino, una construcción de una vivienda ubicada algunos metros más arriba. Por circunstancias que aún no han sido aclaradas por la Guardia Civil, el conductor perdió el control de vehículo que acabó acostado sobre el lado derecho.

La cuba del camión iba cargada con unos 6 metros cúbicos de hormigón, según confirmaron en el lugar miembros del personal de la empresa Navarro, propietaria del vehículo, mientras que una pequeña parte de esa carga se ha derramado sobre la carretera. Ningún otro vehículo o persona se han visto implicadas en el accidente.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Ni Fernando Alonso ni hostias… los camiones de Navarro llevan haciendo vuelta rápida toda la puta vida.

    Post a Reply
  2. Pues habrá que bajar la velocidad en esas rotondas a 10 kmph, porque si a 40 se vuelca…

    Es lo que tienen las rotondas mal peraltadas, o sea, con la inclinación al revés de como Dios manda.

    Hubo una época en la que había unos ingenieros que se llamaban ” ..de canales, puentes y caminos”, luego vino el estado del bienestar, y todo lo que ya sabéis y sufrís…

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *