web analytics

Gómez de la Serna reconoce pagos de una empresa implicada en la trama Púnica

Pedro-Gómez-de-la-Serna-Congreso1(p)El ya ex-diputado por Segovia, Pedro Gómez de la Serna, ha pasado el 6 de mayo por la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid para explicar su relación con la Fundación Arpegio, una extraña entidad dependiente de la Comunidad de Madrid que entre los años 2006 y 2011 repartió más de 10 millones de euros en subvenciones para un amplio espectro de actividades y que está siendo investigada por su relación con la trama Púnica. Gómez de la Serna empezó a trabajar para la fundación incluso antes de su creación, y por invitación del que entre 2007 y 2011 fue el máximo responsable de Arpegio, el consejero de Presidencia y Justicia de Esperanza Aguirre y secretario general del PP madrileño, Francisco Granados, hoy en prisión en calidad de supuesto cerebro y principal beneficiario de la trama Púnica de corrupción política.

Gómez de la Serna ha reconocido que a finales de 2006 diseñó la estructura jurídica de la Fundación, por lo que cobró 10.000€. Ya en marcha la fundación, Gómez de la Serna cobró por labores de “asesoramiento legal” hasta un total de 179.000€. Según la declaración de De la Serna, que en todo momento ha defendido la licitud de su relación laboral, empezó a trabajar regularmente para Arpegio en marzo de 2007. Su trabajo consistía en dar asesoramiento legal y redactar convenios con empresas, trabajo por los que percibía unos honorarios de 3.030€ al mes. En 2010 le “bajaron” los honorarios a 2.472€ y en junio de 2011, coincidiendo con el cese de Granados De la Serna cesó en su relación profesional con Arpegio. Durante este tiempo, y además de los ingresos mensuales, el ex-diputado por Segovia cobró “extras” como un pago de 3.300€ por “honorarios extraordinarios” y otro de 12.120€ por un informe de 30 páginas.  Llegados a este extremo Gómez de la Serna ha explicado que esas páginas “lo valían” y sugerido que era un precio “incluso por debajo del precio de mercado”.

Gómez de la Serna no se ha apartado un ápice de su línea habitual de enrocarse en el carácter “estrictamente legal” de sus actividades de asesoramiento. Ha señalado que “yo no era ni militante del PP entonces”. De la Serna fue cargo de confianza entre 2001 y 2004 de Mayor Oreja y Javier Arenas. Tras la derrota del PP montó su propia asesoría, igualmente implicada en actividades de comisionismo internacional investigadas por la Audiencia Nacional, en la que continuó en octubre de 2011 designado por la dirección nacional del PP como segundo de la lista por Segovia. Entonces, al parecer, ya era del PP.

Sin embargo, la Asamblea de Madrid no opina lo mismo con respecto a la actividad de la Fundación Arpegio, de la que sospecha que se montó expresamente para beneficiar a altos cargos del PP.

Granados, el cerebro de la Púnica.

Granados, el cerebro de la Púnica.

La Fundación Arpegio, extinguida recientemente, viene a ser como la rama subvencionadora de la empresa pública Arpegio Áreas de Promoción Empresarial. Esta segunda empresa tenía por objeto ayudar a los municipios madrileños en sus inversiones urbanísticas, el llamado Plan Regional de Inversiones de Madrid. Se calcula que llegó a gastar 582 millones, con partidas altamente sospechosas como 16,5 millones para gastos de comunicación o 10.000 paraguas traídos urgentemente desde China por 29.000€, como informa El País.

Por lo que respecta a la Fundación, y además de los gastos de De la Serna, subvencionaba una amplia panoplia de eventos al margen del control público. Desde un órgano para una parroquia a convenios y patrocinios con todo tipo de empresas. La más sospechosa, y la que ha desencadenado la comisión es un subvención de 139.000€ para un evento musical de Waiter Music, una empresa que está de lleno implicada en la trama Púnica y cuyo socio administrador, José Luis Huertas, pasa por ser la mano derecha de Granados y está actualmente en prisión. Según las investigaciones llevadas a cabo por la UDEF, Waiter Music amañaba adjudicaciones de eventos festivos para decenas de localidades madrileñas, disponía de información privilegiada en esos concursos, y aplicaba sistemáticamente sobrecostes a sus servicios “para todo tipo de eventos”, entre ellos, las fiestas de cumpleaños de Granados, el hombre cuyo suegro encontró un millón de euros en una maleta en el trastero y que un “desconocido” abandonó allí. Cosas que pasan.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *