web analytics

García Prieto, Franganillo y Topper y Tiliç, reflejos de un mundo en proceso de cambio

Los finalistas de los premios Cirilo Rodríguez de este año.

El Premio de Periodismo Cirilo Rodríguez, para Corresponsales y Enviados Especiales en el Extranjero, que este año ha alcanzado su XXXIII edición, cuenta desde hace diez años con las actividades paralelas de las Jornadas del Periodismo en lo Global que, con conferencias y exposiciones, acercan a los profesionales y a los estudiantes que luchan por serlo en un mundo cambiante y siempre en evolución, por su adaptación a los nuevos medios, técnicas y tendencias, a través del debate y la puesta en común de las circunstancias que viven cada día quienes vigilan por nosotros para lograr un mundo cada vez más humano y libre.

Antes de que en la noche de este 26 de mayo, en el Parador de Segovia, se proclame el nombre del ganador de esta nueva edición de un Premio que cuenta con un espacio propio y prestigioso en esta, cada vez, más complicada profesión, las Jornadas de Periodismo en lo Global, han contado con la presencia de los finalistas  que aspiran a conseguir su estatuilla de la Real Fábrica de Cristal de la Granja.

En esta nueva edición, los nombres protagonistas son: Carlos Franganillo, corresponsal de TVE en Washington. Dogan Tiliç e Ilya U. Topper, del equipo de corresponsales de EFE en Turquía y, Mónica García Prieto, corresponsal del Mundo en Bangkok.

Aprovechando la celebración de las diferentes actividades organizadas alrededor de las Jornadas, los candidatos a esta nueva edición del Premio han comentado sus sensaciones por estar nominados al “Cirilo”. Para Carlos Franganillo, “es un honor porque es un premio al que muchos compañeros tienen un enorme cariño por lo que significa y ser finalista es importantísimo y me siento ya premiado por ello”. Franganillo es un “corresponsal fijo” en TVE, o lo que es lo mismo, una suerte de privilegiado en una profesión que, con la crisis, no lo está pasando bien y, por ello reconoce que le denominador  más común en el periodismo, en el extranjero, es la precariedad y, son muchos los profesionales que hacen milagros para moverse mucho, en poco tiempo y, alcanzar resultados.

Trump, impredecible.

Como corresponsal en el corazón de los Estados Unidos, en Washington, Franganillo ha dado su opinión sobre lo que se está viviendo alrededor de un Presidente como Donald Trump, que en campaña tenía fama de impredecible y, ya en la Casa Blanca ha demostrado que los rumores eran ciertos. Donald Trump, ha dicho Franganillo, “está creando un cierto caos y es difícil hacer predicciones pues, como se ha demostrado, no es fácil imaginarse los pasos que va a dar, no se guía por los códigos habituales de la política (quizás ese sea su éxito) pero, con su inteligencia, con su manejo de la revolución tecnológica y, el cabreo que tiene la sociedad occidental se ha hecho con un lugar”, señala el periodista que cree que el presidente “es una persona caótica que cambia de opinión con facilidad y para los analistas es difícil de seguir. Estos cuatro meses de presidencia, han venido marcados por el caos, la falta de organización y la búsqueda de un personaje que tiene todo en contra”, afirma.

Perseguidos en Turquía.

Desde una tierra que vive en estos días un tremendo cambio, Turquía, han llegado a Segovia los componentes del equipo de corresponsales de EFE y, en su nombre, Ilya U. Topper, ha comentado que para ellos, el ser candidatos al Premio Cirilo Rodríguez, significa “un reconocimiento a la labor de los periodistas de agencias, una labor callada e invisible, no hacen cosas grandes, no van al frente de la trinchera pero sí están de guardia todo el día para informar”.

Topper ha comentado que el trabajo de un periodista no es ahora fácil en Turquía pese a lo cual marcó algunas diferencias ya que “la prensa extranjera tiene un cierto margen si tiene permiso del gobierno pero, para la turca es muy difícil pues, por cualquier motivo, puedes terminar en la cárcel porque la prensa está muy perseguida”.

En cuanto al pueblo turco, “partido por la mitad” (los que apoyan a Erdogan y los que no), ven lo que está ocurriendo desde posiciones antagónicas, quienes apoyan al Presidente,  piensan que los periodistas son enemigos, espías pagados desde fuera para destruir la sociedad Turca. En el caso de los contrarios a Erdogan, creen que es una limitación de la información que reduce el análisis a una sola cosa, a favor o en contra y, esa simplificación de los problemas de todo tipo, para una parte importante de la sociedad, es peligroso.

Finalmente, la corresponsal de El Mundo en Bangkok, Mónica García, nominada por segunda vez, considera que “ha sido muy reconfortante saber que los colegas se acuerdan de ti” porque “es importante valorar la labor de quienes informan desde el exterior, en un mundo tan complejo y en un momento tan especial”. Porque  “en estos tiempos, lo que ocurre en cualquier lugar del mundo nos afecta a todos y necesitamos estar muy informados de todo”.

“El periodismo se hace intrascendente”.

Los medios, por el contrario, añade Mónica García Prieto, van en una tendencia opuesta, cada vez cuentan con menos corresponsales en plantilla y cada vez son más los periodistas que tienen que realizar su función como Freelance. El mundo está cambiando, las redes sociales cambian por completo el papel del periodista, el periodismo se está convirtiendo en algo intranscendente porque lo damos gratis, la gente busca información gratis y ni se plantea pagar por la información, independientemente de que esa información sea veraz o no.

En todo ello los directivos y, algunos periodistas que creen que tienen la misión de convertirse en los protagonistas de todo, hacen un flaco favor a la ciudadanía y a la prensa.

Tres candidatos, tres ejemplos, tres mundos. Cuando las noticias certifican cada día que este “mundo es complejo” y que “este es un momento especial”, hay gente con otra “pasta” que cuenta lo que ocurre a su alrededor a miles de kilómetros con la intención de que tomemos nota porque, como en la teoría de la mariposa que mueve sus alas, antes o después, a nuestro alrededor, se puede preparar un huracán.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *