web analytics

Fomento plantea cerrar a camiones el paso por San Rafael y Revenga

sanrafaelCeremonia de la confusión en el ministerio de Fomento. El viernes se filtraba a los medios el proyecto de obligar al tráfico pesado a circular por autopistas en determinados itinerarios en que coexisten autopistas y carreteras de un solo sentido. Las vías de un solo sentido afectadas quedarán vetadas al tráfico pesado y se obligará a los camiones a transitar por la vía de pago. Esto a partir del próximo trimestre. Se trata de una medida que se ha estado ensayando, al parecer con éxito, en la AP-7 y que ahora se quiere extender a otros 1.350km de la red. En el caso de la provincia de Segovia los dos tramos afectados son los 67,5 km de la N-VI, entre Villalba y Adanero con paso por el problemático nudo de San Rafael, y también la N-603 entre Segovia y San Rafael, que afectaría de pleno a los núcleos de Revenga y Los Ángeles de San Rafael. Igualmente, la medida afectará al tráfico de la AP-51, de Ávila a Villacastín, en Segovia.

Desde el departamento de prensa de la ministra Ana Pastor ni se confirma ni se niega. “Se trata de un proyecto que aún no está cerrado y que debe aún negociarse con las organizaciones empresariales”, explicaban.

Tramos afectados. Infografía. El País Digital.

Tramos afectados. Infografía. El País Digital.

Mientras el el cierre a camiones por San Rafael no ha pillado a nadie desprevenido- de hecho sacar el tráfico de las calles de San Rafael es una demanda largamente reivindicada- las cosas no están nada claras en lo relativo a Revenga y Villacastín. “Creemos que allí no afecta, que afectará solo a la AP-6 y no a la AP-61”, explicaba el presidente de la patronal del transporte de Segovia y Castilla y León, Gerardo Salgado, quien de todas formas explicaba que “el proyecto está aún verde, hay muchas dudas que resolver”. La propia Clara Luquero, alcaldesa de Segovia, reconocía “no tener ni idea” y en parecidos términos en la Subdelegación de Gobierno, donde derivaban a Fomento la cuestión.

Sin embargo, no pocos medios, entre otros El País y citando fuentes de Fomento, dan por hecho que la AP-61, una autopista más que deficitaria y que no absorbe camiones, entrará en el saco, lo que libraría también a los vecinos de Revenga del tráfico pesado.

En cualquier caso, la medida se acometerá de modo escalonado y con bonificación del 50% para las empresas de transporte afectadas.

En líneas generales, hay consenso en considerar la restricción de camiones como una medida positiva. Carreteras como la N-II o la propia N-VI, atestadas, amén de un riesgo, redundan en costes añadidos para las empresas por el extra de consumo en combustible. “Debemos ver hasta qué punto la bonificación nos resulta rentable”, explicaba un transportista. También está el hecho del desgaste de la carretera. Los camiones son verdaderos comedores de asfalto, multiplicando la frecuencia de mantenimiento de los viales. Esto hace que desde las concesionarias se vea también con incertidumbre la medida. “En algunos casos no les sale a cuenta por el mayor desgaste, en otro pueden ganar mucho, y en otros puede que pierdan el paso de turismos, que es lo que les resulta más rentable. Depende de qué tramo se trate”, explican fuentes del sector.

En el caso de San Rafael, donde la anhelada circunvalación es cada vez más una utopía, la medida paliará en parte los ya endémicos embotellamientos que padece la localidad.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *