web analytics

Estos párkings son una ruina

¿Odian los segovianos los parkings de pago? Mientras las administraciones se enzarzan en improbables proyectos para incrementar el espacio aparcamental, las concesionarias que apostaron por Segovia se rasgan las vestiduras. Collosa Pygsur, que explota el parking de José Zorrilla directamente ha pedido que la exoneren del contrato. Con pérdidas de varios miles de euros al mes, una ocupación media diaria de apenas el 5% para sus 310 plazas, y tras 8 años de explotación, el parking de José Zorrilla da la batalla por perdida; nadie estaciona su coche allí. “Hay días -reconocen los empleados- en que no llegamos a los 100 euros de caja”. El párking se inauguró en 2005 con un periodo de explotación que caduca en 2055. Sin embargo, Collosa Pygsur ya ha pedido al ayuntamiento la rescisión del contrato. El equipamiento pasaría entonces a manos del ayuntamiento, si bien el consistorio debería asumir los gastos financieros pendientes de los 3,6 millones que invirtió la empresa en la obra. El ayuntamiento, con el apoyo de la oposición, se ha apresurado a decir que de eso nada.

A menos de un kilómetro, en padre Claret, la situación del parking de Isolux Corsan es si cabe peor. Casi el doble de caro que el de José Zorrilla en cuanto a precios, la ocupación media diaria está muy, muy lejos del 30% del que se jactaba el alcalde al año de su inauguración. La empresa ha declinado dar datos, pero recuentos realizados a diferentes horas, a diferentes franjas horarias, indican que rara vez hay más de 30 vehículos estacionados en algúna de sus 542 plazas, datos incluso por debajo de los de José Zorrilla. Con las nuevas tarifas, aparcar una hora se va casi a los 2 euros en tanto la plaza 24 horas asciende a la friolera de 117 euros al mes. Así las cosas, las plantas inferiores son un plató perfecto para filmar películas de zombies. Permanentemente a oscuras, vacío absoluto… Los trabajadores explican que “la cosa se ha animado algo en los puentes gordos”. Ahora bien, el propósito con el que fue concebido el parking, absorber la demanda turística los fines de semana y dar una alternativa aparcamental a quienes trabajan en el centro histórico en días laborables, ha fracasado miserablemente a los dos años de la puesta en marcha.

Aspecto habitual del parking de Padre Claret.

Aspecto habitual del parking de Padre Claret.

Y la guinda, el nuevo parking de Setex Aparkisa en el hospital de Segovia, con precios sustancialmente más bajos que los habituales en los recintos hospitalarios periurbanos, a punto de cumplir un mes de su puesta en marcha, sigue sin convencer ni siquiera a los trabajadores que, por tener horarios poco compatibles, llegan tarde al reparto de las 250 plazas gratuitas y se ven abocados a la opción de pago rebajado. Prefieren aparcar en los prados.

Decenas de plazas vacías en el párking del hospital.

Decenas de plazas vacías en el párking del hospital.

“En mi opinión particular, las concesionarias deberían revisar su política de precios”, señala el concejal de la oposición Juan Antonio Folgado. Lo que no quita para que su grupo abogue por un parking disuasorio a las puertas mismas del de pago. “No sabemos muy bien qué pasa, la gente con la crisis utiliza menos los coches, el Ayuntamiento, por otra parte, nos hace la competencia con el parking gratis en el regimiento, y no se supervisan adecuadamente las zonas azules”, explican en José Zorrilla, donde sin embargo, no están por la labor de bajar los precios.

Excepción a la norma es el parking de Fernández Ladreda, el decano de Segovia, parecen contentos. Afirman contar con una ocupación superior al 50%. El parking apareció en el momento justo, en 1999, con un grave déficit de plazas en la ciudad. Tiempos bien distintos.

Para aparcar en el hospital, mejor un 4x4.

Para aparcar en el hospital, mejor un 4×4.

El negocio de los parkings se basa en concesiones a largo plazo. Los ayuntamientos se libran de invertir en equipamientos, consiguen alternativas aparcamentales y, de paso, como en José Zorrilla o padre Claret, obtienen una reurbanización del entorno. Pero este esquema funciona cuando hay demanda. “En Segovia, se llegaron a pagar 12.000 euros por una plaza de garaje en propiedad”. Eran otros tiempos, la burbuja del parking ha estallado en mil pedazos, por ahorro, los vecinos de la perifería reducen al mínimo sus trayectos en coche al centro, y cuando lo hacen comparten vehículos, tiran de taxis o de transportes públicos. Es el fin de una era.

La incógnita es ahora el debút del parking de las Oblatas, pendiente de autorización para empezar a… ¿funcionar?

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *