web analytics

“En Hong Kong, la cultura española está muy de moda”

Partiendo de Segovia, localidad pequeña y tradicional que basa de modo importante su existencia al turismo y la gastronomía, Laura Benito, perteneciente a una familia dedicada a la producción y transformación de cerdo ibérico en Segovia (La Prudencia), llegó hace ya unos años a Hong Kong, una de las Regiones Administrativas Especiales de la República Popular China con un nivel de autonomía superior a otras regiones del país para realizar su labor profesional y allí sigue. Este pequeño territorio de poco más de 1100 Kilómetros cuadrados, con una población oficial de casi 7,5 millones de personas al finalizar 2020, destaca por sus grandes rascacielos y su imagen de absoluta modernidad, sin olvidar su indudable posición como uno de los centros económicos a nivel mundial.



Pregunta- Cuéntame tu historia hasta terminar en Hong Kong

Respuesta– Estudié Derecho en Madrid, nada que ver con lo que hago actualmente y, después me fui a París para hacer el Máster. Mi historia profesional iba encaminada a trabajar en un despacho, y así fue pues, durante un tiempo, trabajé en un despacho de abogados en Madrid. Siempre he estado muy vinculada a Hong Kong porque es la ciudad favorita de mi padre y en todo momento me decía: “Esta ciudad me recuerda a ti, cada vez que la piso me dan unas energías como de que va a ser tu ciudad…” e hice mis prácticas aquí., seis meses en la empresa en la que hoy trabajo, Classic Fine Foods. Dos o tres años después de hacer aquellas prácticas me llamaron de aquella empresa dedicada a la distribución de productos de alimentación gourmet, muy focalizada al producto francés, porque los dueños son franceses y, aquí sigo. Me volvieron a llamar porque, tras mi paso por la empresa, se dieron cuenta de que la gastronomía española existía y era muy fuerte. Se plantearon crear un departamento de producto mediterráneo, español e italiano y me llamaron para poner en marcha esta aventura y lanzar un departamento así. Acepté y me vine a Hong Kong hace siete años y aquí sigo, con ese departamento creado que actualmente, en la empresa, representa el 20% del total, lo que es fenomenal. Estoy muy contenta del paso que di. Fue lo mejor que he hecho a nivel personal y profesional.

P-¿Cuáles son los productos “estrella” que esta empresa distribuye por aquella zona del mundo?

R- Cómo he comentado, mi padre tiene una especial vinculación a esta ciudad porque mi familia tiene una empresa en Segovia que se llama “La Prudencia” y se dedica a la explotación de cerdos ibéricos y a la fabricación, producción y distribución de productos derivados de estos animales. “La Prudencia” comenzó a exportar a Hong Kong hace diez años. Hoy, mi marca, la número uno de mi departamento es “La Prudencia”. Conseguimos ser líderes en el mercado. Japón y Hong Kong son los países más exportadores más fuertes para La Prudencia y, todo lo que sea jamones, embutidos y carnes ibéricas, es el boom más grande

P-¿A los habitantes de esta zona de Asia les gusta este tipo de producto? ¿Van haciéndose a la gastronomía de nuestro entorno en la zona del sur del Mediterráneo?

R-Sí, les fascina. La cultura española está muy de moda en todos los sentidos: Cultura cinematográfica, moda, gastronomía… Hong Kong es la ciudad más gastronómica que he visto en mi vida, todo está relacionado con la alimentación: Restaurantes, Hoteles, vida social….todo está focalizado en todo el tema de la alimentación y bebidas. Está muy de moda, les apasiona. El cerdo les encanta, es uno de los productos que tienen más integrado en su alimentación pero, si además les explicas la historia de lo que es el cerdo ibérico, que viene de las dehesas, que es un producto totalmente artesanal alucinan porque aquí, lo artesanal no existe. Todo es producción masiva, sin nombre, sin origen y sin historia. Les encanta escucharme que les cuente que en mi familia estamos todos involucrados en la empresa, que realizamos todo el proceso de producción, desde la finca con el cerdo hasta el matadero, la sala de despiece , las salas de curación … que mis primos y mi hermana están allí…, les encanta. El cerdo ibérico, en Hong Kong, está en todos los menús de los mejores restaurantes y los mejores hoteles. En todos se encuentra algún producto ibérico, puede ser jamón, embutidos o carnes.

P-Reconozco que no he estado en Hong Kong pero me da la impresión de que como ciudad, es un monstruo mayor que New York. Para alguien que llega a este lugar desde Segovia ¿Cuál fue la sensación que tuviste?

R-Como te he comentado, la primera vez que vine fue hace 10 años y el Hong Kong de entonces y el de hoy no tienen nada que ver. La primera vez que vine, puse un pie en este país y dije: “Yo me vuelvo”, era horrible: Los olores, la gente mal educada de la que no puedes esperar un “buenos días”, veía todo muy sucio, era todo muy rápido, los edificios, todo grande, demasiado y muy mezclado: Una tienda impresionante y, al lado, un puesto horrible donde estaban matando pescados… No sabía encontrar mi espacio y tampoco había tantos occidentales como hay ahora. La ciudad no estaba tan preparada como ahora que ha hecho un cambio brutal en estos últimos 10 años que le ha permitido seguir conservando su esencia, su convivencia entre la China profunda y el Nueva York, la ciudad moderna de los rascacielos y el mega-centro comercial y hoteles…. una mezcla que ves en todas partes. Los chinos son gente muy cerrada en sí misma, no son nada abiertos. No les apetece hacer nada por ti, te ven como un extraño. Serán muy educados contigo pero poco más. Bueno, es solo de primeras porque después ves que es gente con corazón que se vuelca mucho en las cosas, que se preocupan y te cuidan un montón…es como si fueran “todo fachada”, la ciudad también pero, cuando te pones a conocerla un poquito, te das cuenta de que los mercados, con guarrería incluida, tienen su gracia y la gente, a su manera, es muy hospitalaria. Han vivido cosas horribles y tienen esas secuelas… cuando los vas conociendo, tanto a la ciudad como a la gente, te enamoras. Que te voy a decir yo si llevo aquí siete años y no lo imaginaba para nada.

P-Son protectores de su propia vida, de su propia identidad… El primer golpe es de protección, luego… amabilidad.

R-A su manera, porque los tienes que entender. Nosotros somos muy parecidos a ellos en muchas cosas. Cuando una persona que no conoce nuestro idioma viene a España y nos escucha hablar, cree que estamos todo el día enfadados, que nos chillamos los unos a los otros, que estamos de mal humor… cuando la realidad es que no es así, es nuestra manera de hablar. Ellos son igual, chillan en chino y crees que están muy enfadados pero en realidad no es así, solo están hablando entre ellos y contándose una historia. También, los chinos tienen un gran sentido de “familia”, como nosotros. Viven todos juntos: los abuelos con los hijos, los nietos, comen los domingos todos juntos… algo que no ocurre en todas las culturas ni en todos los países, ni siquiera en Europa.

Una ciudad manejable

P-¿Hong Kong es el “Mega-centro de negocios” que todos imaginamos o tiene otra cara diferente cuando lo conoces desde dentro?

R-Es un centro de negocios en todos los sentidos. Se mueven todo tipo de operaciones tanto de mercancías como bancarias o apertura de empresas porque el sistema fiscal que tiene es muy atractivo. Primero por ser Puerto Internacional al estar muy bien situado, y segundo, por el Régimen Fiscal que lo convierte en una ciudad muy atractiva a nivel negocios. Fuera de eso, también es una ciudad muy atractiva para vivir. Y hablo de ciudad porque quien tenga la oportunidad de venir verá que es, por espacio, una ciudad/país muy pequeño pero manejable. Tiene playas, tiene montaña…Un sábado puedes ir a la montaña a escalar o pasear y el domingo puedes estar navegando en un barquito por la playa y comer en una islita a base de marisco local… es muy fácil, es un país en el que todo está cerca y hace muy bueno, con calor de verano durante casi todo el año. Hong Kong da muchas oportunidades para todo: A nivel negocio, ocio, deporte… Desde submarinismo hasta escalada…

P-¿En Hong Kong vives con tu familia?

R-Sí. Cuando me vine a vivir aquí, vine soltera… era muy niña pero ahora ya me casé. Conocí a mi marido aquí aunque no es chino, es mexicano. Lo conocí cuando hacía las prácticas, hace 10 años. Entonces él llevaba en Hong Kong unos 14 años. Estudió en la Universidad, montó aquí su propia empresa y nos casamos hace dos años, en Segovia. Ahora estoy embarazada y vamos a tener un bebé que nacerá en Segovia y se criará en Hong Kong, una ciudad que también es apetecible para familias y para criar hijos porque, aquí es habitual la figura de la “Nani”, señoras de Filipinas que viven aquí, con la familia, y se encargan de cuidar a los niños.

Segovianos con prisa

P-¿Qué es lo que más echas de menos de Segovia? Imagino que a la familia…

R-Sí, a la familia lo primero, sobre todo ahora que no se puede viajar tan fácilmente como antes. A la familia, a los amigos y a la vida… porque aunque te diga que aquí se vive fenomenal, como la calidad de vida que tenemos en España no existe en ningún lado. Los pequeños detalles como tomarse una caña en una terraza o cenar de tapas, aquí no lo hay.

P-Se que vienes con frecuencia a Segovia… cuando llegas ¿Cómo ves a Segovia?

R-Soy muy segoviana, me encanta Segovia y siempre que puedo voy. Te voy a contar la impresión de mi marido de Segovia porque yo, como segoviana, a lo mejor no lo veo. Alejandro dice que cuando llegas a Segovia la gente siempre tiene prisa, es una ciudad pequeña en la que todo el mundo va caminando, no hay mucho tráfico (Acostumbrado a México), siempre te encuentras a las mismas personas, todos los días vas a tomarte el aperitivo al mismo sitio, donde ves a la misma gente… Lo cierto es que cuando lo ves desde fuera, es como una familia donde se vive con tranquilidad…

P-¿Qué le puede faltar a Segovia?

R-Muchas cosas… A nivel cultural no tanto porque puede tener una oferta muy amplia, aunque mi hermana o mis primas me puedan decir que no, pero creo que es una oferta bastante amplia aunque podría ser mayor. Quizás le faltan actividades de ocio, que no hay tanto; más variedad gastronómica, porque lo que hay es más tradicional y alguna actividad más de deporte.

P-¿Crees que se aprovecha la cercanía a Madrid?

R-Segovia no se aprovecha de Madrid pero, los madrileños de Segovia creo que sí. Quizás nosotros no lo aprovechamos tanto.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

1 Comment

  1. Aquí la señorita mostrando el lado “posh” de Hong Kong. Ni un comentario a la nueva Ley de Seguridad Nacional que ha destrozado las libertades de Hong Kong, diciendo que Hong Kong es muy apetecible porque puedes explotar una nany filipina por 450€ al mes… Está claro que aquí cada uno cuenta la historia según el sol que le caliente.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *