web analytics

El Torreón renace tras la tormenta

TorreonlargaEl 24 de enero de 2015, en estas mismas páginas, avanzábamos la intención de convertir al Torreón de Lozoya en un monumento vivo que expusiera ante el mundo el arte y la historia que por él y por esta tierra han pasado.

Ahora, casi un año y medio después, el anuncio comienza a cumplirse y, pronto, tras las obras que comenzarán en pocas fechas, las puertas del querido Torreón se abrirán para mostrar la historia (en general) y “su historia” (en particular) puesto que muchas de las obras de arte que volverán a la zona más noble del edificio, antes, hace tiempo, estuvieron colgadas en sus salas.

Desde la Fundación Caja Segovia, el historiador Rafael Ruiz, quien desde la desaparecida Obra Social de Caja Segovia, organizaba la actividad cultural de este histórico edificio del que conoce cada rincón, ha comentado, para acueducto2, el proyecto que pronto cambiará la imagen de este espacio.

Para empezar, la exposición estará dividida en varias partes y en una de ellas se realizará un recuerdo a Caja Segovia pero, además, encontraremos otras seis secciones en las que “convivirán obras de tipo histórico desde el siglo XV hasta principios del XX con obras contemporáneas de artistas segovianos”. La muestra no contará con un hilo conductor pero si se guiará por secciones con salas dedicadas al paisaje, al retrato, el bodegón, a los motivos religiosos e incluso una sala estará dedicada a las diferentes visiones del propio Torreón de Lozoya. Entre los nombres más clásicos y destacados encontramos al escultor nacido en Sepúlveda, Emiliano Barral, el pintor Eduardo Chicharro (padre del poeta Eduardo Chicharro Briones) y, a Pedro Pérez de Castro que, aunque nació en Madrid, su familia procedía de Valladolid. Algunas obras, realizadas durante el siglo XIX, que tendremos la oportunidad de recordar , tienen la belleza del paisaje Inglés y muestran zonas y edificios de la ciudad que ya no existen.

 

La exposición contará con más de un centenar de obras de todo tipo pues, no solo encontraremos pintura sino también escultura, grabados, fotografías, monedas, vidrio y bronces… que, al estar ubicadas en la zona menos conocida y visitada del monumento (la segunda planta y la torre) lucirán de forma diferente. Esta exposición se plantea como permanente pero no estática. La Fundación Caja Segovia cuenta con unas 3500 obras de arte en sus fondos y, por ello, paulatinamente veremos ciertos cambios en la muestra.torreonlozoya2b

Los primeros pasos ya están en marcha pero aún falta la licencia de obra menor que debe expedir el Ayuntamiento y, aunque las obras no son complejas y no afectan a la estructura, lleva su tiempo la mejora de la pintura, carpintería y la instalación de cámaras de vigilancia. El presupuesto que se baraja para esta operación es de 100.000 euros en total que se sufragarán, en parte, con la venta de las entradas (aún no se ha decidido cuál será el precio) a esta zona del Torreón y al acceso a la parte superior de la torre desde donde las vistas de la ciudad son espectaculares.

El Torreón de Lozoya podrá alquilarse                 

Por cierto, si está planteándose la organización de un evento, como parte de esta rentabilización, el Torreón (por completo o en partes) se alquila. De momento han sido muchas las tentativas pero no se han consumado. Cuando la obra y la puesta a punto del museo concluyan y mientras las instalaciones del museo no corran peligro,  de nuevo se pondrá en marcha esta posibilidad con los siguientes precios: El Jardín se alquilará en unos 700 euros/día, La Sala de Conferencias  200 euros y, los salones de la zona central, 2.000 euros.

La respuesta a esta búsqueda de la rentabilidad del Torreón ha sido bien acogida tanto por parte del Patronato como de los segovianos que así lo han expresado en persona o a través de las redes sociales. “La Fundación pretende que el Torreón de Lozoya continúe estando al servicio de los segovianos y su cultura” ha dicho Ruiz al comentar que vamos a poder ver parte de nuestra historia en una zona del monumento que, mientras Caja Segovia existía, se reservaba a los actos protocolarios y no a las visitas del público.

La Sala de Caja Segovia

Aún cuando queda lejos del Torreón de Lozoya, el que fue otro de los pilares de la Obra Social, la Sala de Caja Segovia, en la Bajada del Carmen, también correrá la misma suerte pues, a estas alturas ya empiezan a pensar en un próximo relanzamiento pero, sin olvidar que la prioridad está en que el Torreón recupere su vida y su espíritu, algo que perdió cuando “algunos” lo utilizaron como pieza del Monopoly. ¡Señor!

torreonlozoya

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *