web analytics

El sobrecoste de los urbanos por la crisis obliga a aparcar la mejora del transporte urbano

El Ayuntamiento enjugará los sobrecostes del servicio de transporte urbano durante el estado de alarma con el dinero destinado a la reforma general del sistema de autobuses que estaba prevista para el pasado mes de mayo y que afectaba a casi todas las líneas, aunque especialmente a las que van a la estación del AVE y la frecuencia de la línea 4.

El aplazamiento fue reconocido por la alcaldesa en una conferencia de prensa en la que se celebraba el distintivo de calidad conseguido por los urbanos de Segovia, aunque Clara Luquero sólo se refirió a esta cuestión cuando los periodistas se interesaron por ello.

La cuenta parece ajustada: el Ayuntamiento declara pérdidas de unos 100.000 euros hasta ahora por la pérdida de viajeros sufrida estos meses y calcula que hasta que se recupere la cifra óptima de usuarios perderá otros 70.000. Por otro lado, la mejorara del servicio estaba presupuestada en 160.000, justo lo que se necesita para cubrir el agujero. Adiós a las reformas, al menos este año.

Los cambios en las líneas 11 y 12 fueron prometidos solemnemente a los miembros de la Plataforma de usuarios, hartos de ver cómo el urbano se marchaba vacío dos minutos antes de que su tren llegara a la estación. El compromiso, quizá el único que puede decidir el Ayuntamiento directamente respecto a las demandas de la plataforma, fue el de poner frecuencias fijas en ambas líneas y ampliar sensiblemente el número de expediciones. Tendrá que esperar.

Reforma de un servicio casi en rodaje

El paquete de modificaciones decidido por el Ayuntamiento para el servicio de autobuses es, en realidad, una revisión del pliego del transporte diseñado para un servicio que había sido adjudicado muy pocos meses antes. Una especie de corrección a un trabajo repleto de carencias pero adjudicado con la premura que marcaban las elecciones del año pasado.

Además de los cambios en las líneas a la estación Guiomar, la principal modificación, ahora aplazada, afectaba a la línea 4, que se habría dotado con un vehículo más permitiendo frecuencias de paso de 15 minutos en la línea que recorre toda la ciudad y conecta con la práctica totalidad del sistema.

El resto de modificaciones suponía adelantar 10 minutos el inicio del servicio en líneas como la 5 (Nueva Segovia) o el retraso durante el verano en la última salida nocturna desde la cabecera para las líneas de los barrios: 1,3,5 y 6.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Si la volvemos a votar, en 10 años lo arregla. Prometido. Palabrita del niño Marx.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *