Acueducto2

El Sacyl paga 59.523€ por olvidar citar a una enferma de cáncer en Segovia

El Servicio de Salud de Castilla y León deberá indemnizar con 59.523€ a los familiares de una enferma a la que tras un primer diagnóstico negativo, y de manera “inexplicable”, no se incluyó en los protocolos de pruebas oncológicas del Hospital de Segovia para la confirmación del diagnóstico. Tres años después, en marzo 2014, y en una visita al médico de cabecera, se advirtió que la enferma padecía adenocarcinoma de pulmón, sin tratamiento posible y diseminado por todo el cuerpo, falleciendo en diciembre de 2014.

El caso ha sido difundido a través de un comunicado de la Asociación el Defensor del Paciente, cuyos servicios jurídicos del despacho Sardinero Abogados iniciaron un proceso indemnizatorio, resuelto ahora al reconocer el Sacyl “error organizativo”, ordenando la indemnización al marido e hijos de la difunta.

En 2011, cuando contaba con 69 años, la paciente fue sometida a un TAC que sugería la presencia de cáncer. Posteriormente se le practicó “una broncoscopia que resultó negativa para malignidad, motivo por el que debía haber sido citada para más pruebas que confirmasen o descartasen definitivamente el diagnóstico. Sin embargo por algún error inexplicable, no volvieron a citarla. Ella no volvió a llamar porque desconocía el resultado del TAC y le habían dicho que el bulto era normal”, explica la asociación.

TAC.

En su resolución el Sacyl reconoce que no se completó el proceso de diagnóstico. Explica que se procedió a la broncoscopia, que daba resultados negativos,  pero que posteriormente a esta prueba no se dio nueva cita de consulta a la enferma tal como establecen los protocolos para ratificar definitivamente el diagnóstico con una segunda prueba. “No se ha acreditado que se le hubiese citado o advertido que era la paciente quien tuviera que tomar algún tipo de iniciativa o instar a la revisión”, señala el Sacyl.

“Se desconoce porque la paciente no instó por su parte a una revisión -explica la asociación demandante-, pero no le correspondería pechar con las consecuencias. Puede que, ante la probable manifestación de la negatividad de la broncoscopia creyera que ya estaba el proceso terminado. O que así lo entendiera de la cita en medicina interna de mayo de 2011, donde se anotó que la broncoscopia había sido negativa y que «no parece haber malignidad». Lo cierto es que en las anotaciones posteriores en atención primaria se indica, probablemente por comentario de la propia paciente, que el nódulo es normal. Pero reiteramos que la responsabilidad en la organización y gestión de las citas y en la transmisión de resultados es de la administración sanitaria, y en este caso, no ha podido acreditarse que la actividad se haya desenvuelto con normalidad”

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *