Acueducto2

El PSOE acusa a la Junta de ‘dejación de funciones’ en la planta de Fuentepelayo

Dos comunicados confluyeron el miércoles 18 de enero a propósito de la planta de Fuentepelayo y los trabajos de retirada de deseperdicios que está acometiendo la Junta. Por un lado, Javier López-Escobar, delegado de la Junta, se reunía con los alcaldes de la zona, Aguilafuente, Aldea Real, Navalmanzano, San Martín y Mudrián, Pinarnegrillo y Zarzuela del Pinar para informarles de las actuaciones llevadas a cabo por la Administración regional en relación a la planta de compostaje.

Por otro, el procurador socialista José Luis Aceves arremetía tanto contra la Junta como con la alcaldesa de Carbonero El Mayor y procuradora, María Ángeles Garcia, en las que a su vez criticaba al ayuntamiento de Fuentepelayo, con alcalde del PSOE, “de no hacer nada” en el tema del cierre de la planta.

López-Escobar: “la Junta ha actuado con rapidez”

Por partes. López-Escobar ha explicado a los alcaldes que la Junta de Castilla y León ha actuado “con rapidez y desde sus inicios en dos ámbitos: el de la gestión ordinaria de la Administración autonómica que vigila e inspecciona la puesta en marcha y el funcionamiento de la empresa y ante las quejas y denuncias por las irregularidades detectadas”. Según la delegación, desde 2008, cuando comenzó a funcionar la planta de compostaje, los departamentos de Agricultura y Ganadería, Medio Ambiente y Sanidad, han realizado 28 inspecciones y controles en cumplimiento de la normativa de aplicación para este tipo de actividad, por las quejas recibidas y a instancia de la propia Delegación ante el malestar de los vecinos. Además de las visitas a la planta de compostaje, el año pasado se realizaron 5 inspecciones a diversas fincas agrícolas de los términos municipales de Fuentepelayo y Zarzuela de Pinar, ante la presencia de vertidos sobre el terreno de diferentes tipos de residuos.

Como consecuencia de los controles realizados, la Delegación Territorial inició procedimiento sancionador contra la empresa y le comunicó que debía paralizar las entradas de nuevos residuos a la planta en tanto no procesara toda la materia prima ya recogida en la misma y que debía retirar y reprocesar el material depositado en los terrenos. Al no hacerlo así la empresa, ha sido la Junta la que ha procedido a la retirada de los desperdicios de forma subsidiaria.

Aceves documenta quejas y denuncias desde 2010

En el PSOE ha sentado especialmente mal que la procuradora García arremetiera en otra nota de prensa contra el alcalde de Fuentepelayo, al que acusan de no haber abierto ni un solo expediente en los ocho años de actividad de la planta. Aceves conmina a la procuradora a “que estudie el asunto en profundidad antes de firmar una nota de prensa que la redactaron en la Delegación Territorial de la Junta en Segovia”.

Para el socialista, “todo el mundo reconoce que la mierda de la planta de Fuentepelayo le estalló en la cara al PP de la Junta por una falta asombrosa de gestión y previsión, demostrando que por mucho que el Delegado hable de informes la realidad es que se hizo dejación de funciones y todas las alertas se obviaron”, asegura. Aceves contrasta la inactividad de la Junta y del PP con “las más de 20 iniciativas socialistas presentadas y las correspondientes respuestas del Gobierno de la Junta, incluidas las tres subvenciones otorgadas a dicha planta cuando se ha demostrado que nunca gestionó adecuadamente los residuos, para que vea la nefasta gestión del Delegado Territorial y la Junta en general”.

Entre otros aspectos, el procurador segoviano recuerda que en abril de 2010 la Confederación Hidrográfica del Duero comunicó a la Delegación Territorial de la Junta en Segovia que se había producido un vertido de residuos en la Laguna de la Llosa, procedente de la planta de compost. “En el BOCyL del 29 de julio de 2010, se puede comprobar cómo el Servicio Territorial de Agricultura de la Junta en Segovia notificaba un expediente sancionador por Sanidad Animal a la citada empresa al no haber recogido la documentación en su domicilio de Fuentepelayo”, explica Aceves que añade que “a pesar de todas estas irregularidades, denuncias y poca colaboración de la empresa con la Junta, a finales de 2010 la Consejería de Agricultura le abonó una subvención de 175.295,75 €, lo cual es por lo menos sospechoso y chocante”.

La lista sigue. Según el PSOE, en agosto de 2010 el Seprona efectuó otra denuncia por vertido de lixiviados en una tierra de labor y en diciembre de 2010, Ecologistas en Acción denunció ante la Delegación Territorial de la Junta en Segovia, los malos olores existentes por la actividad de la planta. En enero de 2011, técnicos de Medio Ambiente reconocen la existencia de denuncias y quejas particulares por los malos olores de la planta. En noviembre de 2012 en una visita técnica se reconocen más irregularidades, pero a pesar de todo, el 4 de diciembre de 2012, el BOCyL publica otra ayuda de la Consejería de Economía y Empleo de 9.900 € a la citada empresa, para la adquisición, adaptación y renovación de maquinaria. A esta sigue otra, el 14 de abril de 2015, en este caso subvención de la Consejería de Agricultura por importe de 190.100 €, que según la respuesta parlamentaria remitida por la Junta a los procuradores socialistas segovianos, no ha sido abonada hasta el momento, al no entregar la documentación requerida.

Fuentepelayo: opinión

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *