web analytics

El primer derby

En Segovia, fríos como somos, con mentalidad cainita, con escasez de episodios de verdadera enjundia para ser recordados, parece –además- que tenemos una capacidad especialmente desarrollada para soterrar en la memoria las gestas importantes. Parece que no nos importe mantener en el anonimato efemérides que nos ayudan a comprender cómo era esta pequeña ciudad entonces y cómo se sucedían los acontecimientos deportivos, sobre todo los que ayudaron a anclar los orígenes de las diferentes disciplinas deportivas.

imagen futbol sala

Andaba el año 1983 y el embrión de lo que sería en 1989 el nacimiento de la Liga Nacional de Fútbol Sala (una liga de carácter nacional dividida en dos zonas geográficas) decidió componer sus equipos en la élite invitando a los campeones de las, por entonces, incipientes ligas provinciales -o sucedáneos- con más arraigo en este deporte. Tras una liga provincial con igualdad, competitiva y llena de alicientes por Segovia acudieron a esta primera convocatoria de competición nacional el CD La Escuela Caja Segovia y el AC Cromado Vogue.

Y llegaron ambos a la élite porque, por una de esas vicisitudes que provocaron la diversa interpretación de los libros de juego o sistemas de competición, varios equipos se negaron a jugar contra La Escuela, que comandaba por entonces la clasificación con ex jugadores de la Segoviana en sus filas; mientras, por detrás, segundos en la tabla, se situaban los chicos del AC Cromados Vogue, un plantel formado en su mayoría por jugadores que habían abandonado el otro equipo de fútbol de la ciudad: el Acueducto. Ambos equipos habían forjado ya una rivalidad deportiva de las más sobresalientes que se han escrito en el deporte de esta provincia. Atrás quedaban múltiples enfrentamientos entre ambos bloques en torneos de 24 y hasta 48 horas, jugados de forma ininterrumpida, generalmente con fines solidarios, que habían situado este deporte en fase creciente en un nivel de aceptación popular muy elevado.

Pueden imaginarse, llegados a este punto, cómo se viviría la rivalidad entre ambas escuadras en su debut en la élite. Estamos en la temporada 83/84 y ambos clubes quedan inscritos en el grupo Zona Centro de la División de Honor. Comenzaban de esta forma una aventura formidable, llena de alicientes, con desplazamientos a algunas de las ciudades que ya tenían grandes equipos y grandes e ilustres jugadores rebotados del fútbol 11. Equipos como Interviú, Rayo GMR, Arquitectura o Distrito 77 se situaban en la parrilla de salida de equellos emocionantes años deportivos, con jugadores mediáticos como Adelardo, Vicioso, Kempes

La competición avanza y un 14 de enero de 1984 se produce el primer derbi entre dos equipos segovianos en la División de Honor. La victoria sonrió al CD La Escuela Caja Segovia por 3-1 en un pabellón Maristas a rebosar, con ambiente extraordinario y 40 fantásticos minutos: Esos pioneros de nuestro fútbol sala bien se merecen un abrazo y sincero reconocimiento. Aquí dejamos los nombres de quienes formaron el primer acta entre dos equipos segovianos en la División de Honor. Por La Escuela: Javier González Arroyo, José Antonio García Prieto, Antonio Fernández Díaz-Pavón, Malaquías del Pozo de Frutos, Luis Martín Isabel –quinteto inicial- Juan Pastor Martín, Leonardo Sánchez Fernández, Ernesto Cuéllar Muñoz, Miguel Ángel San Hipólito Arribas y Julio Vegas Gómez. Por el Vogue: Alfonso Mate Gómez, Pedro A. Fernández Varas, Mariano Plaza Villa, Valentín Huerta Rincón y José Luis Gimeno García, en el quinto inicial; y después: Juan M. de Frutos Gómez, Ignacio Ayuso García, Santiago duque Vallejo, Miguel A. López Brioso y Esteban Díez González.

Author: Opinion

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *