web analytics

El presupuesto municipal supera el último escollo

El presupuesto municipal para 2017 ha recibido este 16 de marzo la aprobación definitiva con los votos favorables del PSOE, la oposición de PP y Centrados en Segovia y la abstención de Ciudadanos e IU, la única formación que varió su postura respecto a la aprobación inicial, hace dos meses, cuando el concejal Ángel Galindo voto en contra.

El cambio de criterio se justifica porque la aprobación definitiva de las cuentas estaba en el mismo punto en el que se estudiaba la alegación de los vecinos del casco antiguo (Avras) reclamando la inclusión de una partida para reurbanizar el deteriorado eje Marqués del Arco—Daoíz. “Hay que intentar buscar vías de financiación para tratar de responder a las demandas de esta asociación y nos abstenemos para dar importancia a este fondo del asunto”, apuntó Galindo. En el mismo sentido, el portavoz de Centrados en Segovia, Cosme Aranguren, pidió que se separaran ambas cuestiones pero al no lograrlo se inclinó por el voto en contra.

En las intervenciones, al portavoz de Ciudadanos, María José García, cuyo discurso se ha llenado de una suficiencia desconocida hasta ahora que parece emanar de la alianza firmada con el PSOE para aprobar los presupuestos, desvió su discurso precisamente al contenido de aquel acuerdo sobre el uso futuro del edificio del Cat y proporcionó de nuevo aire al grupo socialista calificando la petición de los vecinos como “política”, una afirmación que llevó a la portavoz popular, Raquel Fernández a afear que la de Ciudadanos hablara “con poco respeto de los vecinos” e ironizó con los planteamientos de García, por momentos en total consonancia con los socialistas, comentando que “veo que el PSOE tiene ahora 14 concejales”.

Tanto PSOE como C’s afirmaron que la reparación de las calles más transitadas por los visitantes de la ciudad deberá ser acometida en algún momento pero rechazaron las aspiraciones vecinales a través de la alegación de que la obra aparezca contemplada en una partida de las cuentas de 2017.

Menos tiempo se invirtió en la discusión de otra alegación al paquete económico, esta de una funcionaria, de la que los informes aseguran que no se ajusta a las prescripciones legales para convertirse en alegación a las cuentas públicas. Bastó el voto del PSOE para desestimarla mientras el resto de los grupos se abstuvo.

Carpetazo final a las cuentas de 2016.

Aprovechando la sesión plenaria extraordinaria, en el orden del día se incluyó también la liquidación del presupuesto del año anterior y, aunque se trataba de una mera dación de cuentas, sí se produjo debate, capitalizado por el rifi rafe entre el responsable de Hacienda, Alfonso Reguera y el concejal popular, Javier Encinas, que lamentó el celo del Gobierno para cumplir con las previsiones sobre tasas e impuestos “incluso recaudando por encima —1,49 millones más— de lo previsto”, con 390.000 euros más por IBI o 1,18 millones más que el año pasado por la tasa del agua.

Encinas se quejó también del bajo cumplimiento de los capítulos de inversiones, tanto reales — se dejaron sin invertir 5,2 millones sobre un global de 13,6— como por subvenciones de capital “donde se ha dejado de cumplir cerca del 40% de lo previsto”. Las bajas inversiones en los ARU de Canonjías y San José, la partida de casi 200.000 euros no aplicada al transporte por no haberse concluido siquiera el pliego del servicio o el casi millón de euros “sobrante” del apartado de Personal fueron algunos de los aspectos puestos en negrita por el edil popular.

Más complaciente con su propia gestión, Reguera interpretó los principales apartados de las cuentas en las que el Ayuntamiento se ha acercado al cumplimiento y aseguró que los aumentos de recaudación por impuestos y tasas, efectivamente, se ha incrementado, aunque defendió que eso no significaba necesariamente un aumento de la presión fiscal. “Aprenda usted de una vez que a los impuestos entran nuevos contribuyentes. Cada impuesto tiene su padrón correspondiente”, espetó a Encinas.

Al concejal del Gobierno le cuadran las cuentas, aunque sea eliminando en los cálculos las partidas de enajenación de terrenos —con una ejecución nula—, mientras que calculaba unos remanentes de 19,5 millones, “una gran capacidad inversora que no podemos utilizar por la ley de estabilidad financiera (Ley Montoro)”, se justificó cargando contra el Gobierno central una vez agotados los argumentos locales.

Claro, que en ese momento, el de IU, Galindo, tomó la palabra para desmontar la estrategia victimista recordando que en el parlamento nacional “hace muy poco, el PSOE se abstuvo en una votación para derogar la ley Montoro”.

Unanimidad en torno al cochinillo.

La meteórica sesión (55 minutos escasos) se cerró con la aprobación unánime de la moción de adhesión a la solicitud que promueve la asociación de promoción del cochinillo (Procose) para que el cochinillo de Segovia sea declarado Bien de Iterés Cultural de la región.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Ayer no se votaban los presupuestos, se votaba la admisión de una alegación que no contaba con los informes favorables de los técnicos (intervención y patrimonio) por lo que IU no ha variado su voto. Simplemente nos hemos abstenido en la votación de otra cosa. Nuestro voto a los presupuestos fue en contra y lo sigue siendo.

    Post a Reply
    • Estimado Ángel: Como bien sabe, el punto dos del pleno se refería a un dictamen “relativo a propuesta de resolución de reclamación y aprobación definitiva del Presupuesto General Municipal del ejercicio 2017”. Entiendo que son dos acuerdos en el mismo punto. De hecho, UPyD (Centrados en Segovia) pidió que se separaran ambos acuerdos para poder abstenerse en lo referido a la alegación de los vecinos y mantener el mismo voto, en contra, que dio a las cuentas en la aprobación inicial y como no se admitió la separación votaron en contra de todo el punto.
      Usted optó por la abstención, según dijo “para dar importancia a este fondo del asunto”, en referencia a las reclamaciones de Avras, pero esa misma abstención también afectaba a la aprobación definitiva del presupuesto incluida en el mismo punto. Entiendo que IU si ha variado su voto, aunque sea con la justificación indicada.
      Un saludo.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *