web analytics

El PP trata de aplazar la aprobación de las tasas municipales

Una votación durante el pleno de este 5 de octubre.

El Grupo municipal popular trató este 5 de octubre frenar a última hora la aprobación en el pleno de las Ordenanzas fiscales que fijan las tasas, precios publico e impuestos municipales para 2019 mediante la presentación en la misma sesión de una enmienda al dictamen alegando que no se habían debatido sus propuestas de rebaja de varios tipos impositivos por falta de tiempo para hacerlo al haberse convocado la comisión que dictaminó el paquete esta misma semana y sin otras reuniones previas.

Grupo de concejales populares.

Sin embargo, el intento no prosperó ya que la enmienda sólo encontró el apoyo de Ciudadanos y Centrados, junto a la abstención de IU y el voto en contra de los socialistas. Además, el Gobierno no estaba dispuesto a modificar su idea de congelar los tipos impositivos para este año –excepto en el ICIO– por lo que la alcaldesa, Clara Luquero, advirtió que incluso si hubiera prosperado la propuesta de dejar sobre la mesa la aprobación de la Ordenanza “lo haría sin otra fecha de debate ya que mantendríamos la Ordenanza aprobada el año pasado”.

Tras reprochar a los populares que acudieran con una propuesta carente de estudio económico, el concejal de Hacienda, José Bayón, fue tajante al afirmar que “desde el primer momento dijimos que no queríamos cambiar las tasas y la fiscalidad, pero nadie dijo nada en ese momento. No queremos cambiar las tasas porque hay que mantener los servicios y las inversiones”, concluyó desoyendo las quejas del popular, Javier Encinas, que lamentó el “trato desigual hacia nuestro grupo” por no haberse permitido el debate de su propuesta que propone;ia rebajas en las tasas de agua y basuras; así como en los impuestos del IBI y el ICIO.

En 2019, proyectos de remontes mecánicos y estudios de iluminación.

Los presupuestos municipales de 2019 contemplarán partidas concretas para la elaboración de los proyectos de construcción de remontes mecánicos en zonas de la ciudad con grandes desniveles como el acceso al Paseo del Salón desde San Millán, en el casco antiguo, el desnivel de la calle Gascos al final de la Vía Roma y las escaleras del barrio de San José al Palo Mirasierra, después de que la unanimidad diera este 5 de octubre luz verde a la propuesta conjunta de los grupos de IU y Centrados. La moción hacía referencia en principio únicamente al acceso al paseo del Salón aunque durante el debate se incorporaron los otros dos puntos de los barrios de San Lorenzo y San José.

Y es que los ponentes de la iniciativa matizaron, saliendo al paso de la polémica desatada en los últimos días, que la propuesta trata de favorecer la movilidad y la accesibilidad de los segovianos, principalmente, y en menor medida, de los visitantes. Eso si, en el pleno no se fijaron fechas límite para la ejecución de esos proyectos, aunque los distintos portavoces y la alcaldesa, Clara Luquero, hicieron votos porque su ejecución se produzca a medio plazo mientras recordaban que una moción similar se aprobó hace seis años sin que se avanzara más hacia la instalación.

También se aprobó, aunque en esta ocasión con la abstención del PP, la realización de estudios sobre la posibilidad de instalar iluminación nocturna en los paseos de los valles del Eresma y el Clamores, así como en la Alameda del Parral, según reflejaba la iniciativa de Centrados en Segovia, preocupados por las dificultades que sufren los ciudadanos que usan esos paseos durante la noche “que ahora lo hacen a oscuras”, alertaba Cosme Aranguren. Durante el debate, se puso sobre la mesa el temor de que la instalación de la luz artificial pueda suponer una alteración del entorno natural de esas zonas e incluso los problemas de actos vandálicos que se pueden generar por lo que se anuncia que los estudios aprobados serán complicados.

Fachada del teatro Cervantes.

La sesión, correspondiente al mes de septiembre, tenía en su orden del día otras mociones que también salieron adelante con la unanimidad de todos los grupos, como ocurrió en la promovida por Ciudadanos para exigir al Gobierno que invierta el millón de euros que figura en los presupuestos del Estado de este año para el teatro Cervantes. No obstante y como cabía esperar, socialistas y populares se enzarzaron en la eterna discusión sobre las responsabilidades de que la obra continúe sin iniciarse pese a que ambos partidos han ostentado el Gobierno del país en distintos momentos y que, por supuesto, no quedó resuelto durante el debate pese a lo cual, los cinco grupos representados en el Consistorio coincidieron en la necesidad de “trabajar todos a una y en la misma dirección” para lograr de una vez la recuperación del contenedor cultural.

Igualmente hubo unanimidad en el apoyo al impulso que propuso Ciudadanos para el desarrollo de proyectos de Silver Economy dedicadas al sector de las personas mayores, aunque el concejal socialista, José Bayón, echó en cara de la ponente, María José García, que presentara esta moción después de que el propio Gobierno municipal desvelara en un consejo de desarrollo local sus proyectos en este sentido.

Préstamo de libros a la manera de la concejalía de Cultura.

La única moción que no salió adelante en la mañana del viernes fue la presentada por el grupo Popular que reclamaba la puesta en marcha de un bibliobús municipal para los barrios incorporados de la ciudad, una vez que se ha anunciado que la Diputación ya no prestará este servicio en los núcleos señalados de la capital, o en su defecto, se negociara un convenio que permitiera la continuidad del servicio.

La concejala de Cultura, Marifé Santiago, explicó que la administración provincial decidió unilateralmente dejar de prestar este servicio llevando a su departamento a la obligación de diseñar su propio servicio de préstamo, diferente al uso del bibliobús, sino en los centros educativos y otros edificios municipales de los barrios incorporados mediante una extensión de la Casa de la Lectura y con una periodicidad mensual, que comenzaría en noviembre.

El popular, José Luis Huertas, que proponía que las administraciones local y provincial alcanzaran un convenio para seguir con el sistema de bibliobús tachó la propuesta de la edil de Cultura de “demagógica” al carecer de un presupuesto claro y no estar claros los fondos de libros de los que se dispone.

Santiago quiso descartar públicamente la existencia de un enfrentamiento entre las administraciones por este motivo pero sostuvo que ante la retirada del servicio se ha optado por el modelo que ha diseñado su departamento que “será mucho más barato que un bibliobús” y que “los ciudadanos no notarán el cambio”.

Pese al discurso alejado del reproche de la concejala, la alcaldesa, Clara Luquero, sí se quejó de que la Diputación abandonara, tras décadas, la prestación del servicio a la capital, palabras por las que recibió cumplida respuesta por parte del presidente provincial y concejal en la capital, Francisco Vázquez, que formuló un ruego para que el Ayuntamiento agradeciera a la Diputación “treinta años de prestación de un servicio que no le correspondía sin ninguna contraprestación económica”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Huertas, no sea usted malo, la concejala tiene muchos libros para prestar de… de… la Zambrano, la Guiomar de Machado, la guía para niños de la historia de la ‘Segobriga’ de su compañera TurisUrba y… y… pues eso 😉 ¡qué más quiere!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *