web analytics

El pleno municipal ‘abre’ el Carlos Melero

El pleno municipal ha aprobado las tasas y precios públicos diseñadas por la concejalía de Hacienda pese a la alternativa de última hora presentada por la oposición. En la misma sesión se ha concluido el proceso para la apertura del complejo deportivo Carlos Melero, aunque Gobierno y oposición se siguen retando en los tribunales. La edil Lirio Martín sorprendió cuando proclamó que su prioridad como concejala son “los votantes del PSOE” y acusó a los populares de usar un lenguaje denigrante hacia las mujeres de la Corporación.
Lirio Martín se dirige a Jesús Postigo durante su intervención en el pleno.

Lirio Martín se dirige a Jesús Postigo durante su intervención en el pleno.

El equipo de Gobierno puso fin en el pleno de este 1 de octubre al largo proceso de puesta en marcha del complejo deportivo Carlos Melero aprobando, con el voto en contra del PP, la concesión de la licencia de apertura de las instalaciones, cuya aplicación fue inmediata, tanto que unos minutos después de la votación, la empresa Forus, adjudicataria de la explotación de la instalación, comunicaba oficialmente su apertura al público.

La discusión fue breve. El concejal Alfonso Reguera eludió entrar en el discurso mantenido por el PP sobre la legalidad del centro y por el contrario advirtió a los populares que dejaran de sostener “una mentira repetida” además de invitarles a acudir a los tribunales si realmente tienen fundamentos para ello o se arriesgaban a que fueran los socialistas los que acudieran a los juzgados a denunciarles por injurias.

La popular, Raquel Fernández, mantuvo no obstante las acusaciones de “oscurantismo” y se quejó de que se autorizara la apertura sin que su grupo conozca las tarifas y otros detalles. El concejal de IU, Luis Peñalosa, resaltó lo “necesario” de la instalación, destacando específicamente las bondades de que la dotación incluya una piscina cubierta.

El “plato fuerte” del pleno se centraba en la aprobación de los impuestos, tasas y precios públicos para el año que viene, un debate que se vio incrementado con la presentación por parte de los populares de un voto particular al dictamen de la comisión de Hacienda, en realidad una completa propuesta alternativa repleta de rebajas y bonificaciones frente a las medidas ya votadas.

La poco habitual fórmula defendida por Folgado fue cuestionada por el concejal de Hacienda, Reguera, que la calificó de “artimaña” además de hacer toda una declaración política: “Ustedes sólo quieren bajar los impuestos para que la inversión privada ocupe cada vez más la administración. Nosotros lo contrario”, sentenció antes de rechazar el voto particular de los populares y aprobar después el paquete de medidas para el próximo año en el que destaca la subida del agua y también del IBI y la congelación en la práctica de la mayoría del resto de las figuras impositivas.

Prioridad para los votantes del PSOE

Lo denso de los debates y la larga duración del pleno acabó, probablemente, haciendo mella en los concejales, que parecieron afrontar más distraídos los últimos asuntos del pleno. Así, la edil socialista, Lirio Martín, encargada de la defensa de una moción con hasta ocho propuestas para el Gobierno sobre becas universitarias, acabó enmarañada en un farragoso discurso que incluía inconcretas acusaciones sobre el que denominó lenguaje “denigrante y despectivo hacia las mujeres en el discurso de los populares” y la declaración solemne sobre cuáles son sus prioridades en el Gobierno: “Me da igual defraudarle a usted o no. Al que me interesa no defraudar es a los votantes del Partido Socialista. Esos son a los que no queremos defraudar y a los que yo, personalmente, tampoco quiero defraudar”, espetó la edil al portavoz de la oposición, que tachó la frase como “gravísima”.

Lo cierto es que el debate ya venía enrevesado. La concejala Martín defendía, leyendo un texto, la moción que al portavoz de la oposición le pareció “poco ambiciosa” y anunció que mejoraría estas peticiones ante el Gobierno, una expresión que no pareció ser en absoluto del agrado de la edil.

El discurso de la concejala, ya sin papeles, derivó en una ambigua pero severa queja sobre el discurso “un tanto denigrante y despectivo hacia las mujeres” de los populares durante la sesión, antes de despreciar la opinión de Postigo “que me da igual” y declarar su atención prioritaria a sus votantes. La alcaldesa Luquero corrigió inmediatamente a Martín colocando en su punto justo el universo de débitos del Gobierno municipal: “Nos debemos a todos los segovianos”.

 

Yayos y flautas

Martín no era, no obstante, la única a la que le traicionó el barullo. La respuesta de Postigo, claramente sorprendido por las inconcretas acusaciones de lenguaje sexista, tampoco se quedó atrás y quiso contrarrestar el ataque aludiendo a los comentarios despectivos que habrían hecho los socialistas hacia el colectivo de discapacitados y personas mayores. “Si se refiere al término ‘Yayo flautas’ —había aparecido en un debate anterior— se trata de una ONG [yay@flautas]”, intervino la alcaldesa con media sonrisa en el rostro.

Responsabilidades y medidas en el local de Corpus.

Por otra parte, el concejal de IU, Luis Peñalosa, logró la aprobación de la moción referida a la rehabilitación de un local comercial en la Plaza del Corpus, en las que se solicitaba que un expediente municipal aclare las responsabilidades de los técnicos y promotores que intervinieron en la obra en la que se vulneró la normativa urbanística y se aclare por los mismos funcionarios del Ayuntamiento cuánto se incrementó realmente el volumen permitido para así calcular con exactitud la imposición de sanciones. La oposición se abstuvo en esta cuestión.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *