web analytics

El Patrimonio a dos velas

Trinidadobras

Las humedades, las cubiertas, el mal de la piedra y otros en general son los males que acosan al Patrimonio Histórico de Segovia. El Santuario de la Virgen de la Fuencisla, las Iglesias de la Santísima Trinidad o San Millán o, la Catedral son algunos de los ejemplos de la capital a los que se une la Iglesia de Montejo de Arévalo en la provincia.

La tan nombrada crisis ha venido a poner las cosas más difíciles y el dinero llega en cuentagotas, cuando llega. El delegado diocesano de Patrimonio, Miguel Ángel Barbado, comentaba en las últimas fechas ante la situación creada por la aparición de las humedades en el Camarín de la Virgen de la Fuencisla, que” nuestro patrimonio es grande, tiene problemas y hace falta dinero, un esfuerzo mayor del que se está haciendo”, aunque también insiste que la recuperación de estas grandes obras es lenta pero “ahora se ve algo de luz”. Barbado explicaba que la situación del Santuario de la Virgen de la Fuencisla se conoció hace meses pero es ahora, cuando la lluvia, la nieve y el frío acechan, cuando se podrían producir desprendimientos y hundimientos. Estas obras, serán realizadas con urgencia con el esfuerzo de diversos organismos y de la propia Cofradía que correrán con los gastos que se produzcan

Catedral-Panorámica-Este(g)San Millán, los feligreses salvan el templo

En el caso de la Iglesia de San Millán, son los feligreses (y solo los feligreses) quienes se han hecho cargo de los gastos que se han producido al recuperar el cimborrio, los ábsides y los paños de la parte norte de la cubierta. El Párroco, Jesús Cano, ha insistido en que esperan conseguir 90.000 euros de Europa para acometer obras similares en las cubiertas del cuerpo central del templo.

Jesús Cano comenta sobre la situación de esta iglesia que tiene 800 años que, hace 7, el Arquitecto segoviano Alberto García Gil realizó un plan director en el que estaba previsto resolver los problemas de goteras y desprendimientos de la totalidad del templo pero… la crisis lo convirtió en papel mojado. Los 50 mil euros que ha supuesto la primera parte de las obras, causa de los andamios que durante un tiempo han sido visibles para todos los segovianos, han sido sufragados gracias a la enorme generosidad de los feligreses.

 

Buscando soluciones, un recorrido románico

Para el Párroco de San Millán sería conveniente encontrar alguna formula que evite que las iglesias estén permanentemente cerradas y con la luz apagada por falta de capacidad económica para contar con alguien que vigile y encienda la luz para su visita, tanto de cara a los segovianos como a los turistas que se encuentran con la decepción de ver la puerta cerrada siendo, San Millán, un ejemplo fundamental del románico castellano por muchos motivos pero, sobre todo por su tamaño, mas parecido a una catedral que a una parroquia y, por ser un templo realizado en piedra en su totalidad, algo que solo ocurría, en la época, en los edificios de mayor importancia de la ciudad.

Recordaba Jesús Cano el revuelo que se preparó cuando se comenzó a cobrar la entrada para visitar la Catedral en Segovia. Hoy, en cambio, este hecho ha proporcionado varios puestos de trabajo y beneficios que repercuten en el mantenimiento del templo.

La creación de un “recorrido románico” permitiría la visita de varias iglesias de la ciudad dando la posibilidad de mantener las puertas abiertas y consiguiendo unos pequeños beneficios “que no harían rico a nadie” pero ayudarían a la realización de pequeñas actuaciones que también son importantes como el cambio de los focos interiores que alumbran los ábsides y la zona trasera del templo, por lo que les han entregado un presupuesto de 7.000 euros. La gloria también tiene su precio.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

2 Comments

  1. Bienvenida, Pilar.

    Post a Reply
  2. ¿Pero usted ha visto como quedan rodeados los monumentos cualquier día por los automóviles? Aquí sólo prima el ‘tontódromo del acue-seo-castillo’ y al pesebre. Recorridos tenemos para aburrir, eso sí todos dan vueltas a las mismas cosas por diferentes calles. Más vale que los políticos-empresarios del turismo dejaran de crear tanta empresa de partido, se dejaran aconsejar y dejaran trabajar a los profesionales, en vez de dedicarse a tirar miles de folletos (y euros) para hacerse fotos en la feria nacional o internacional de turno.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *