web analytics

El palacio de congresos sigue en la estacada y pierde el “tren” de la legalización

Futuro palacio de congresos.

El palacio de congresos de la Faisanera no tira. Va para cuatro años que las obras de lo que debía ser el referente provincial para la celebración de eventos están paradas. Y lo que queda. La decisión del Ayuntamiento de Segovia de alegar a las enmiendas al convenio planteadas por la Confederación Hidrogáfica vuelve a alejar indefinidamente el reinicio de las obras. Construido por la Diputación con la financiación de la Junta, el centro congresual debía haberse terminado en 2016. Sin embargo, las obras se pararon ese año tras una inversión ya realizada de más de seis millones de euros, y a falta de terminar ajardinamiento, accesos y mobiliario interior. Y así sigue cuatro años después.

Para entenderlo hay que adentrarse en el revoltijo urbanístico que en 2014 levantó el entonces alcalde Pedro Arahuetes, disconforme con la decisión de la Junta de apostar por el centro en Palazuelos de Eresma frente al propuesto por el Ayuntamiento en el CAT. Segovia presentó un pleito y lo ganó. En la premura por tramitar el equipamiento, Palazuelos no modificó el plan parcial para dar amparo legal a los nuevos volúmenes edificables en el sector Quitapesares, circunstancia que aprovechó Arahuetes para obtener la paralización de las obras.

Palazuelos se enzarzó entonces en la modificación del plan parcial, cosa que se consiguió en 2017. Sin embargo, al nuevo plan parcial le falta desde entonces pasar un último y, a lo que se ve, imposible escollo: el permiso de la Confederación Hidrográfica del Duero.

Desde entonces, y según suele decir el alcalde palazolense, Jesús Nieto, no pasan quince días sin llamar a la confederación para conseguir un arreglo. Que parecía a punto de llegar este 2020 tras conversaciones a cuatro bandas, Palazuelos, Junta, Diputación y hasta Segovia, todos empeñados en zanjar el asunto.

Legalizar el suministro de agua

La dependencia de Palazuelos del Rancho del Feo.

La piedra angular del embrollo es el agua. Para legalizar el plan parcial Confederación exige que se clarifique la situación legal del abastecimiento hidrológico, lo cual trasciende ya a Quitapesares para afectar también a Carrascalejo y Parque Robledo. Estos crecimientos del entorno de la CL-601 dependen de la estación potabilizadora del Rancho del Feo, que capta de Puente Alta y que es titularidad de Segovia capital. Existe un convenio con el ayuntamiento de Segovia que garantiza el suministro a estos núcleos de Palazuelos. Problema: no es legal, le falta la rúbrica de Confederación, lo cual a su vez abre un enorme fisura en la seguridad jurídica de las licencias de obras que se concedan en toda la zona.

Actualmente las relaciones entre los consistorios de Segovia y el del alfoz son, sin tirar cohetes, buenas, óptimas si se compara con los tiempos de Arahuetes. Segovia, como explicaba el concejal responsable Miguel Merino, estaba dispuesta a renunciar a una parte de su concesión sobre Pontón Alto, en parte para facilitarle la vida a su vecinos, en parte también para reducir la onerosa factura que paga por la concesión (un canon de 400.000€ al año). Se las prometían felices en Palazuelos hasta que Confederación incluyó el pasado mes de marzo una condición inasumible para la capital, unificar las dos concesiones (la de Pontón Alto y Puente Alta) y reducir en un 40% el volumen anual disponible para la capital. Todo un “tragala” que difícilmente Segovia puede aceptar. De hecho, Merino anunciaba la interposición de recurso. Y lo que supone, dilatar en el tiempo la solución para el palacio de congresos.

Entre tanto, la partida de 1.8 millones de euros para terminar el equipamiento ha estado en todos los presupuestos de la Diputación desde 2017. En la casa, visto que este año ya no va a poder ser y veremos si en en 2021, se habla ya abiertamente de pasar esa partida a los gastos para afrontar el postcovid19. Actualmente es un palacio sin futuro en el que las cosas van especialmente despacio, directamente no van.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

7 Comments

  1. ¿¡Ganó un pleito!? Será el único. Vamos bien, qué buenos políticos hemos tenido y tenemos 😉

    Post a Reply
  2. ….se agradece que alguien se haga eco del pufo de la faisanera… porque en algunos medios solo sale lo del CAT- CIDE o como lo llamen ahora, que ataca con especial incidencia desde el PP municipal. Lo que se llama ver la paja en ojo ajeno, y no ver la viga en el propio…porque la movida de la faisanera es sus amigos del PP de Diputación

    Post a Reply
    • Completamente de acuerdo, este es un gran pufo de la Diputación (PP) y de la Junta (PP), que ha enterrado millones en un palacio de congresos en medio del campo, sin concesión de agua y con reducidas posibilidades de éxito: todo por fastidiar a la capital, donde hace años tenía que haberse construido. Lo del agua de Palazuelos terminará mal, desarrollo urbanístico brutal y disperso en 5 núcleos sin tener concesión de agua para ello, alucinante.

      Post a Reply
      • Pues claro que lo del agua de Palazuelos terminará mal.
        Pero mira que es raro, con la CANTIDAD DE AÑOS que ha estado con un alcalde new-podemita, y lo “listos” que son esa gente. ¿A que si?……… desarrollo urbanístico brutal ,…… sin concesión de agua…….. alucinante.

        Post a Reply
  3. Las “cositas” de Domingo Asenjo y una deuda de cientos de millones de pesetas en Palazuelos y el Polideportivo sin piscina cubierta funcionando. La Faisanera, un desastre absoluto. El Cat, más de 20 de millones de euros tirados a la basura. Juntos en el caos pp, Psoe y los de izquierda ultramontana.

    Post a Reply
  4. Y como premio a esta cagada, a Paquito Vázquez le ascienden en Valladolid. Es igual que su íntima amiga Silvia Clemente. Ésta es la meritocracia del PP, que pagamos el resto.

    Post a Reply
    • Con lo fácil que había sido comprar la choricera y hacerlo todo allí… Pero no pidamos peras al olmo.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *