web analytics

El obispo de Segovia mantiene invariable la curia de su predecesor

 

curassegoviadestacadaDe algún modo, la decisión de César Franco, obispo de Segovia, de mantener en sus puestos a los vicarios episcopales, el “núcleo duro” en la gestión episcopal, es plenamente coherente con el anuncio que hizo en diciembre en su toma de posesión de continuar con la acción pastoral en curso: “Por razones obvias de comunión eclesial, he asumido el que está en marcha y pondré mis energías en realizarlo, continuando la visita pastoral ya iniciada”, afirmó el prelado. No obstante, el mensaje implícito conservador puede decepcionar a quienes esperaban un revulsivo más espectacular en las cosas de la iglesia segoviana.

En los plazos marcados por el derecho canónico y como tocaba constituir el Consejo Presbiteral, César Franco ha confirmado en su puesto a Andrés de la Calle como vicario general, y a Alfonso María Frechel, como secretario canciller, así como al resto de vicarios: Pedro Raúl de Anaya (pastoral), Enrique Martín (judicial), José Antonio García (órdenes religiosas), Ángel García Revilla (vicario para el clero y presidente del Cabildo Catedralicio), y Fernando Mateo (seminario). Especial relevancia tienen las figuras de Freches, De la Calle y García Revilla, que son los vicarios que semanalmente despachan con el obispo.

Elecciones en los arciprestazgos

Por lo demás, el consejo presbiteral tiene una función de coordinación la acción pastoral, con reuniones bimensuales con los representantes de los acriprestazgos, que a su vez llevan esas directrices en coordinación con las 330 parroquias de la diócesis. En este campo, en el de los arciprestazgos, sí ha habido cambios. Se han elegido 7 nuevos arciprestes, Teodoro Cuesta: (arcipreste de Cuéllar), Florentino Vaquerizo (Ayllón Riaza), Pablo Montalvo (La Granja-San Medel), Santos Monjas (Cantalejo-Fuentidueña), Fernando Calderón (Sepúlveda), Jesús Torres (Fuentepelayo), Valentín Bravo (Abades-Villacastín), a los que se añaden los ya anteriormente arciprestes Jesús Riaza (Segovia) y Alfonso Agueda (Coca-Santa María).

Formalmente la elección de los arciprestes se llevó a cabo hace dos meses seguida de nombramiento por el obispo. Es un proceso curioso. Votan todos los párrocos de cada arciprestazgo, y los tres más votados forman una terna de la que escoge el obispo.

Además de ellos, completan el consejo otro representante por cada arciprestazgo, y sendos representantes de los sacerdotes jubilados, delgados consiliarios y sacerdotes religiosos. Por libre designación completa la curia Isaac Benito y Julio Alonso.

En nota informativa, el obispado señalaba que “esta primera reunión estuvo prácticamente dedicada a hacer las respectivas votaciones para, de entre los miembros de este consejo, elegir la Comisión permanente del mismo, los cuatro sacerdotes que estarán presentes en el Consejo diocesano de Pastoral y un representante para la Junta de la Casa Sacerdotal. Además de las votaciones hubo también algo de tiempo para hacer algunas sugerencias de cara al nuevo Plan Pastoral”. La próxima reunión del Consejo Presbiteral está prevista para el próximo 15 de junio.

 

Encuentro regional de catequistas

En otro orden, el obispado celebró el sábado 18 de abril un encuentro con 300 catequistas de toda la región.

Enc.-regional-Ponencia
La jornada dio inicio con una oración pascual. Posteriormente se proyectó un breve documental sobre el camino recorrido a lo largo de estos veintiún años de trabajo conjunto y coordinado de estas diócesis castellanas en el tema de la catequesis. Finalizado el mismo, César Franco, Obispo de Segovia, dirigió unas palabras de bienvenida a todos los catequistas y presentó al ponente Carlos Aguilar, que desarrolló aspectos de la nueva evangelización y de las aportaciones que a la vida de los catequistas hace el Papa Francisco en su exhortación Evangelii Gaudium. Desde ahí Aguilar invitó a los catequistas “a abrirnos sin temor a la acción del Espíritu Santo; a anunciar la novedad del Evangelio con audacia, en voz alta y en todo tiempo y lugar, incluso a contracorriente; a hacerlo no solo con palabras sino sobre todo con una vida  que se ha transfigurado en la presencia de Dios”.

El trabajo por grupos y la comida compartida pusieron fin a la mañana. Por la tarde, de manera más informal los catequistas pudieron visitar la Catedral o la exposición sobre Santa Teresa de Jesús en el Museo de Segovia. Se volvieron a reunir a las cinco de la tarde en el Convento de los Padres Carmelitas para celebrar juntos la Eucaristía presidida por el Obispo de Segovia, Cesar Franco.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Pues parece que las buenas perspectivas que había con el nombramiento de don César Franco se van disolviendo. Ya hay quien señala la falta de impulso del nuevo prelado, muy culto e inteligente, asequible y cercano, pero… la Iglesia segoviana necesita un vuelco considerable si no quiere morir de inanición, y no sabemos si don César tiene el carácter y las energías necesarias para dicho vuelco. Que Dios le ayude.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *