web analytics

El Juez revisa las cuentas de la Caja e imputa a otro director

Enrique Quintanilla Herrero, quien fuera director de Recursos Humanos de Caja Segovia y por tanto uno de los que tenía conocimiento directo sobre las retribuciones a los directivos —incluidas las suyas— comparecerá en los próximos días ante el juez titular del juzgado número 2 en calidad de imputado, según se conoció en la mañana de este miércoles 12 de febrero.

La declaración del ex director será previa al desfile de los miembros del consejo de la entidad segoviana, entre los que hay varios cargos públicos en activo, entre ellos, el todavía alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes.

Mientras tanto, y a la espera de la comparecencia de Quintanilla, el juez continúa recabando información sobre el caso y también este miércoles, pasaron por el juzgado, como testigos, los responsables de dos de las auditorias que en 2010 se realizaron sobre las cuentas de la entidad.

Según las explicaciones dadas por los abogados en el mismo juzgado, tanto José Francisco Santos, responsable de la auditoria interna de la Caja, como la de KPMG, María Eugenia Fernández Villarán, coincidieron en apuntar que los informes redactados entonces no encontraron ningún problema en las cuentas.

En este sentido, el catedrático Luis Rodríguez Ramos, representante de varios imputados, recordó que “el de 2010 fue el año más auditado en la historia de la Caja —contabilizó al menos seis— y todas ellas han sido limpias y no ha habido ningún tipo de reproche a la gestión de la Caja”.

Para el experto en Derecho Penal, “estamos aquí perdiendo el tiempo y gastando dinero público en buscar unos delitos donde no los hay” Y aunque admitió que las retribuciones de los directivos “puedan parecer muy altas” matizó que “eso no tienen nada que ver con el artículo 295 del código penal —referido a la apropiación indebida y la administración desleal— que es inaplicable en este caso, motivo por el que vaticinó que el caso acabará en sobreseimiento y archivo.

En sus reflexiones ante los periodistas, el abogado y directivo de UPyD, Andrés Herzog, hizo hincapié en el hecho de que de las declaraciones de los testigos se desprende que las dotaciones de las prejubilaciones podían haberse devuelto total o parcialmente cuando los directivos supieron que no podrían cumplir el Plan Estratégico [para cuyo cumplimiento, las prejubilaciones constituían un incentivo] por la integración en Bankia “y en vez e rescatar las dotaciones, las aceleraron”.

El representante de la formación política asumió también que los informes aportados por los testigos daban muestra de normalidad en las cuentas, aunque remarcó que también se afirmó por ambos el sensible descenso que sufrió el patrimonio de la Caja en 2010, “en torno al 60 por ciento”, según dijo.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

3 Comments

  1. Lo dicho… agua de borrajas. En cuanto pasen las próximas elecciones nos olvidamos, como de Arahuetes en dos días (si no sigue mareando para que nos preocupemos y que le hagan la ola los medios de comunicación). Al final pagamos las minutas de los abogados de los imputados entre todos. Al tiempo

    Post a Reply
  2. Por la foto, creo que estaban en un curso de formación de economía de empresa bajo el título “Como dar el cante” la lección magistral era “Sfumato ma non troppo Consejero Cajasego”, impartido por Los del Río Clamores.

    Post a Reply
  3. Parece ser que el fiscal pide cárcel para los de la CAM, la Caja del Mediterráneo, por saquear la entidad. Si serían golfos que se subían los sueldos, se ponían millonarías prejubilaciones y pensiones vitalicias; además cobraban dietas de asistencia a los consejos de 1.000 euros y celebraban reuniones en México o China. ¿A qué suena esto? No, no en Segovia sólo cobraban 600 euretes 😉

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *