web analytics

El Ayuntamiento asume más retrasos para el Cat por las vacaciones de agosto

La terminación de ls obras del edificio CIDE del Cat se fija ahora en septiembre. (Archivo)

No hay prisa para disponer del edificio del Cat. O al menos esa es la apariencia. El Ayuntamiento concederá otros dos meses para que la constructora que se encarga de rematar las obras del Cat, Rogasa, concluya los trabajos. Hace tiempo que resulta un ejercicio absurdo marcar fechas en el calendario pero el nuevo límite para que el edificio esté entregado es el día 18 de septiembre.

La empresa se encuentra hace meses en “tiempo de descuento” y fuera de cualquier plazo fijado en contrato. Incluso está incursa en un expediente sancionador por culpa de esos retrasos que tendría un coste de 1.800 euros diarios y ya debería unos 300.000 euros —el coste de los trabajos de fin de obra era inicialmente de tres millones y se sumaron 200.000 euros más en un modificado a mayores— a pesar de lo cual aún no ha concluido los trabajos o al menos no lo ha hecho de acuerdo a las prescripciones técnicas y de calidad del contrato, así que los técnicos municipales han rechazado recibir la obra conceder un nuevo plazo.

El Gobierno municipal aprieta pero no ahoga a Rogasa. En lugar de exigir la inmediata conclusión de las obras se ha mostrado comprensivo ante las peticiones de aplazamiento por parte de la concesionaria. El argumento ahora es que agosto es un mes prácticamente inhábil para la construcción y conseguir suministros se hace difícil en esa época. Tiene hasta el 18 de septiembre. “Por nosotros no será” afirma resignado el portavoz socialista, Jesús García.

Sin hacer referencia a los retrasos acumulados en años anteriores, sólo en 2020 la conclusión del Cat se ha anunciado para los primeros días de enero y después de febrero y marzo. La alarma sanitaria propició el siguiente aplazamiento al inicio del verano y ahora, ya se habla de “mediados o finales de septiembre” en palabras de la alcaldesa, Clara Luquero. La regidora enlaza este reconocimiento con el anuncio de que permitirá las visitas guiadas de los ciudadanos al inmueble durante este otoño, “antes de que se instalen las empresas y ya no se pueda”, según explica.

Lo cierto es que la eventual instalación de empresas también parece ir para largo, especialmente si se tiene en cuenta que, además del final de obra hay que poner en marcha un concurso para dotar de equipamiento y mobiliario el edificio de la calle Campos de Castilla que probablemente tendrá que esperar hasta que se entregue la obra; y otro para licitar los espacios para las empresas, que obligatoriamente tiene que celebrarse cuando el inmueble esté totalmente terminado. Parece demasiado osado pensar en que allí haya actividad antes de acabar 2020.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Jo, Jo y Jo! Como diría mi abuela “…como el culo, todos tenemos uno”

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *