web analytics

El autobús se podrá pagar en metálico pero el servicio sigue restringido

El Ayuntamiento permitirá desde el próximo lunes el pago en metálico y la recarga del bonobús en los propios vehículos. Ambas acciones han estado prohibidas durante la crisis sanitaria, en teoría como medida de prevención por el coronavirus, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya aclaró la pasada semana que el uso de dinero en metálico no genera mayores riesgos de contagio entre los usuarios.

La decisión del comité asesor del Plan municipal de Protección Civil pondrá fin también a buena parte de las quejas de los usuarios que ya habían alertado de las dificultades para realizar las recargas de los bonos a través de la aplicación o en los quioscos por deficiencias en el funcionamiento de este servicio y reclamaban poder pagar en efectivo.

Los fines de semana, sin servicio

Lo que no piensa hacer el Ayuntamiento mientras “se mantenga la actual fase de desescalada” es devolver la normalidad del servicio en cuanto a frecuencias y líneas en marcha. Por tanto, las frecuencias seguirán siendo las actuales en las que sólo la línea 4 funciona con normalidad. También seguirá suspendido el servicio los fines de semana pese a que en esas jornadas y tras la entrada en la fase 1, ya hay trabajadores que requieren desplazarse pero lo tendrán que seguir haciendo por sus propios medios.

La alcaldesa, Clara Luquero, ha admitido que mantener las restricciones obedece exclusivamente a motivaciones económicas ya que hay un bajo número de usuarios, unos 1.500 diarios frente a 12.000 en fases de normalidad. Sin embargo, en la situación actual con una sola línea (la 4) funcionando con normalidad y el resto reducidas o directamente suprimidas, sin servicio de fines de semana diurno o nocturno, el servicio ya tienen un encarecimiento cifrado por los gobernantes municipales en 35.000 euros mensuales que el Ayuntamiento asume “a mayores” de los 180.000 euros que suponen los costes ordinarios del contrato.

La ORA seguirá inactiva

Otra decisión del comité asesor ha sido la de mantener en suspenso el servicio del aparcamiento regulado, ORA, según ha comunicado el Ayuntamiento en una escueta nota de prensa en la que se dedican 14 palabras y ninguna explicación para comunicar esta decisión, que en principio será revisada cuando la ciudad progrese a la fase 2.

La suspensión de la ORA cuesta unos 30.000 euros al mes al Ayuntamiento, según reconocieron hace semanas los representantes del equipo de Gobierno.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *