web analytics

Dubái, “Una mezcla de culturas que tiene su propia cultura”

Diez años hace desde que Gabriela Hernández, tras finalizar su carrera de Turismo, decide alzar el vuelo en busca de un trabajo y nuevos horizontes lejos de Segovia. La casualidad le llevó a Dubai, tierra de arena y lujo,  y al abrigo de su potente movimiento económico, Gabriel ha organizado allí su vida.

En 2018, Emiratos Árabes tuvo una renta per cápita de 36.414 euros. Ese mismo año, España alcanzó los 30.370… La ciudad de Dubái es moderna y avanzada. Tan pronto dispone de un Museo del Futuro, que pronto abrirá su puerta, como de un Ministerio de la Felicidad…

P- Para comenzar, cuéntame la historia

R- Llevo en los Emiratos Árabes diez años. Vine en el año 2010. Acabé la carrera de Turismo en 2009 y luego hice un Máster en Administración de Empresas. Me fui a Háwai un par de meses para aprender inglés y, tras volver a Segovia, me fui a Londres con un primo mío porque no quería quedarme en Segovia. Desde Londres, encontré trabajo en Dubái por internet y me vine.

En Dubái, estuve trabajando un par de años organizando eventos en un Hotel y luego he estado 7 años trabajando en una empresa, en el departamento de ventas, en una multinacional de café. Es el grupo más grande que vende café, una empresa pública. Ahora me pillas en el momento en el que me estoy cambiando de trabajo. Voy a ser la directora general de otra empresa nueva, otra multinacional que también trabaja con café y llevará la importación-exportación-distribución de café. Esta nueva empresa es uno de los grupos más grandes de toda la zona, una empresa india que se llama IFFCO (Gigante alimentario con sede en Dubái), para hacerse una idea, IFFCO lleva muchas marcas: desde aceites a helados, harinas, chocolate y, ahora va a empezar con una línea nueva de café, porque también tienen sus propios restaurantes y cafés, y voy a ser yo la directora. Esa es mi historia a nivel laboral.

P-Permíteme que te pregunte por lo que sabías tu sobre el café cuando comenzaste en este trabajo, que no sea lo obvio… ¡Qué vueltas da la vida!

R-Aquí, el tema del café está a la orden del día. Siempre se ha vendido café desde que están los grupos grandes, una de las marcas que llevaba yo era Segafredo, marca mundialmente conocida. Desde hace unos 7 u 8 años, en esta zona hay un boom muy grande en todo lo que suene a café, que en España y Europa está empezando, aunque parezca que Italia, España o Francia sean los países en los que más café se consume.

En España se consume el café instantáneo o el café que se hace en casa en la cafetera pero, a nivel de producción y de consumo, como aquí en Dubai la gente bebe menos alcohol, el tema del café está bastante desarrollado y la gente sale a tomar café como en España la gente sale a tomar cañas.

P-¿Es muy difícil entrar a formar parte del mundillo de los negocios en un país como Los Emiratos Árabes, en Dubái? Es un país con características propias…

R-La Península Arábiga, contiene Arabia Saudita, un país que ocupa casi el 90% del territorio de la península. Luego hay otros países pequeñitos como Omán, Yemen, Emiratos… Por su parte, Emiratos Árabes se compone de 7 Emiratos o regiones que forman un país cuya capital es Abu Dhabi, una ciudad más grande, con más población pero más tradicional. Es donde viven la mayoría de los “locales”, es más familiar y muy turística y cuenta con diversos museos como el Museo del Louvre Abu Dhabi, el Guggenheim

Frente a esta gran ciudad, se encuentra Dubái, más moderna y europeizada, con zonas reconocibles para el resto del mundo como sus altas torres, el distrito financiero, los hoteles… Lo que se ve en la tele y en las películas. Cada vez se está abriendo más al mundo, cada vez cambian más las leyes.

Este año iba a ser la Expo pero, a causa de la pandemia se ha tenido que aplazar hasta el año que viene, hasta octubre de 2021. Durará 6 meses y se espera que la visiten entre 20 y 25 millones de personas lo que está colaborando para que cambie y mejore la ciudad. Hay museos nuevos y están terminando el Museo del Futuro, que es precioso.

El país está muy volcado en transformarlo en un lugar turístico pues, el país se sostiene en el turismo y en las empresas que están asentadas aquí. Dubai es la capital de la península arábiga. Arabia Saudi es más grande pero, aunque ya se está abriendo al turismo y no tienes que ir tapada, o las mujeres pueden viajar solas con un visado de turista… Dubai sigue siendo la capital de toda la zona de Oriente Medio.

Muchas de las empresas americanas, europeas, asiáticas, australianas… sus sedes están en Dubai más que en Abu Dhabi , porque esto es un poco más abierto…

El país está promocionando que más personas vengan a residir aquí y de hecho, han puesto en marcha una ley nueva por la que, si te has graduado con buenas notas, con reconocimiento, te pueden dar un visado por diez años. Lo que quieren es atraer a gente, con potencial en ciertos sectores que, en esta época del coronavirus, luche contra ello desde su especialización en epidemiología, científicos… profesionales .

Otra novedad que existe aquí es que tenemos el Ministerio de la Felicidad, que se encarga de que la población tenga cierto nivel de Felicidad… Para conseguirlo, procura que otros organismos cumplan otros requisitos como si tienes que hacer cualquier papeleo, el Ministerio de la Felicidad se encarga de que esos organismos hagan la burocracia lo más ligera posible para que pierdas el menor tiempo posible, para que puedas hacer las cosas online… El país está muy, muy, muy modernizado.

P-¿Ha sido difícil para ti adaptarte a la vida en los Emiratos? No deja de ser un país árabe, con costumbres muy diferentes…

R-No ha sido difícil. En cuanto a que sean árabes, la ciudad en la que vivo yo, Dubai, como ya te he dicho, está muy europeizada. Aquí, los locales (árabes), son un porcentaje minoritario, como un 15%. El resto, el 85%, es una mezcla de distintas nacionalidades, la mayoría son indios, pakistaníes o filipinos y, un porcentaje como del 40%, es una mezcla de árabes pero, de otras zonas como Líbano, Jordania, el Norte de África… y, sin olvidar a los europeos, australianos, asiáticos… El país es una mezcla de nacionalidades.

Cuando llegas aquí, encuentras una mezcla de culturas que al final tiene su propia cultura. Lo mejor de todo es que cada uno respeta a las demás religiones y a las demás costumbres. Aquí, la gente que quiere tomarse una copa, sale y se la toma; la gente que quiere ir a rezar, tiene la posibilidad de ir a la iglesia, a la mezquita o al templo, donde van los indios… y, desde hace poco, se están abriendo más a los judíos y empiezan a hacer negocios con Jerusalem. De hecho, hace poco he leído en el periódico que van a abrir una sinagoga.

Hay tanta mezcla de cultura que yo, en los últimos diez años, nunca he sentido ningún rechazo ni me han discriminado para nada. Todo lo contrario, hay ciertas nacionalidades que al resto les gustan y por ejemplo, los italianos, los españoles… siempre que alguien dice que es español, sobre todo si son árabes, te dicen: “¡Real Madrid!” o, “¡Barcelona!”. Luego llega el “me caes bien si eres de uno u otro equipo…”Yo, como soy del Atleti, me quedo en medio y le caigo bien a todo el mundo”

P-¿Tampoco ha sido un problema tu forma de vestir?

R-¡Para nada! Al revés. Voy vestida como en España y, por poner un ejemplo, cuando voy a la playa, cada vez me sorprendo más… El topless no está permitido pero, como en otros países donde ocurre lo mismo, las chicas llevan unos bikinis “minúsculos”. En España, como el topless está permitido, algunas chicas lo practican y otras llevan bikinis normales…

Tú no vas a la playa muy tapada pero ellas, en algunos casos sí lo hacen. Van con el burkini

P-Eso lo he visto en España

R-Aquí es igual. Aquí se ve a una chica con el burkini al lado de otra, de nacionalidad rusa, que lleva un medio tanga. Cuando vas a los hoteles, donde se organizan fiestas privadas como en Ibiza… ves como en las piscinas organizan sus Pool Partys con música alta, destapadas hasta más no poder, y bebiendo alcohol. Ante eso, dudas si estás en Ibiza o en Dubai pero, cuando vas a algún centro comercial, donde ponen el aire acondicionado “a tope” (a 10ºC), vas tapada. Pero nunca he tenido ningún problema, ni siquiera cuando he ido en pantalón corto o con camisetas cortas.

Hay otros Emiratos (Los nombres de los siete son Abu Dabi, Dubaí, Fuyaira, Ras al-Jaima, Sarja y Umm al-Qaywayn) como Sarja, que son un poco más tradicionales. En ellos, que si vas a un organismo público, porque tienes que cambiar de nombre o la titularidad de un vehículo o cualquier otra cosa, no puedes ir en pantalón corto… el mínimo sería una bermuda.

P-Has hablado del calor ¿Allí es achicharrante?

R-Sí y no. Cuando llegué aquí hace 10 años, aunque a lo mejor es que ya me he acostumbrado, teníamos de 50º para arriba. Ahora, los Jeques están intentando suavizar el clima para promocionar la agricultura porque, en las zonas más alejadas de la ciudad están empezando a tener plantaciones de tomates, lechugas…

Lo que están haciendo es, con unos aviones, inyectan unos “químicos” en las nubes para que llueva y también produce la suavización de la temperatura. Cuando llegué a Dubai no llovía nunca y ahora, en invierno llueve muchísimo. Por este motivo, ahora la temperatura no llega a los 50º pero sí los 45 o 47 grados. Los veranos son calurosos y los inviernos muy suaves. En enero, que es el mes más frio, la temperatura es de unos 20º, que para la gente que vive en Dubai, es mucho frío.

P-Tienes pensado volver o de momento de eso ni hablamos…

R-No, de momento ni hablamos. Como te he comentado estoy comenzando con un trabajo nuevo y, junto a mi marido que es húngaro, hemos decidido que ni para Hungría ni para España, de momento nos quedamos aquí. Más tarde se verá. Es cierto que nos gustaría pasar temporadas más largas en España en vez de ir solo un par de veces al año, en Navidad y en verano pero, de momento nos quedamos. Este año, con el tema de la covid y el cambio de trabajo, no iré en Navidad. Lo dejo para dentro de unos meses e iré en verano, si todo va bien por España.

En los Emiratos, este asunto está bastante seguro. Vamos todos con la mascarilla pero el comercio está abierto desde el verano, cuando terminó la cuarentena y, la gente está concienciada y el gobierno ha sido muy claro desde el principio sobre lo que se puede hacer o no. Todo el mundo cumple las normas y ha hecho la cuarentena antes de que se pusiera peor la cosa (comenzamos la cuarentena al tiempo que en España, cuando casi no teníamos casos…)

P-Cuando las barbas del vecino…

R-¡Exactamente! Como las nuevas tecnologías aquí funcionan bien, desde el principio hicieron aplicaciones para controlar quien salía de casa y quien no, estaba todo muy, muy, muy controlado.

Ahora vosotros tenéis el toque de queda. Cuando lo teníamos aquí, los bares comenzaron a abrir pero no se podía estar en las barras de los bares, solo se permitía estar sentado…. Desde el principio no se dejó que la gente fuera en masa, como si no hubiera pasado nada y, no hemos llegado a tener una segunda ola. Aquí, el comercio ha sufrido como en todo el mundo, pero está volviendo a la normalidad. Las empresas necesitarán más tiempo para que todo esté como antes pero, todo se ha organizado bastante bien.

P-¿En Occidente tenemos una imagen real de cómo es ese mundo?

R-No. Solo la gente que ha viajado a esta zona, pero no quienes viajan con el recorrido organizado, se hace un poco a la idea. Les llevan al desierto, a los camellos… Como cuando los extranjeros van a España y les llevan a Sevilla, a un tablao, para ver bailar sevillanas y tomar sangría y tortilla de patata… En ninguna parte del mundo vas a conocer el detalle de su forma de vivir si no vas por tu cuenta, a la aventura pero, la gente que no ha venido tiene la impresión de que es un país del estilo de Marruecos o Túnez… No tiene nada que ver. Dubai es una ciudad como Nueva York, Madrid o Londres. Está muy europeizada. En cuestión de comida, bebida y restaurantes es muy cosmopolita porque tiene todas las empresas asiáticas, todos los restaurantes europeos

P-¿Y los hoteles más lujosos?

R-Claro. Aquí está siempre lo más lujoso, lo más alto, lo más grande…Tienen la idea de hacerlo todo a lo bestia. Los hoteles, los que son de 5 estrellas y otros también, son muy nuevos y están hechos con todo el lujo.

P-¿Has estado en el Burj Al Arab? El hotel de 7 estrellas, el más lujoso del mundo…

R-Sí, he estado en todos. He ido por negocios y conozco a toda la gente que trabaja allí. Los más famosos son el Burj Al Arab, el “Hotel Vela”, muy conocido en el mundo pero, hay otros muchos con 5 estrellas, todos están ahí. Otro Hotel muy conocido es el Hotel Emirates Palace, donde reside actualmente el rey Juan Carlos. En este Hotel venden un café capuchino con polvo de oro por encima. Un par de veces he ido a reunirme con mis clientes y lo hemos tomado…

Coche policía en Qatar, arriba, Gabriela posando en las calles deDubai.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

2 Comments

  1. Hola! no creo que la palabra para describir Dubai sea europeizada, yo lo compararía más con ciudades como Nueva York, Los Angeles, Tokio, etc que con europa, yo también vivo aquí.

    Muy buen artículo, muy completo e informativo

    Saludos!

    Post a Reply
    • Pero, supongo, que para comparar con cualquier país europeo o Americano, del. Norte en este caso. Como mínimo tendríamos que hablar de lis derechos (no derecho) de cualquier mujer… Del gobierno otro día 😉

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *