Acueducto2

Dr. Javier García: “Los anestesiólogos somos un bien escaso”

El Parador de Segovia acoge el viernes 3 de junio la asamblea de la sección castellano y leonesa de la Sociedad Española de Anestesiología y Reanimación (SEDAR), que reunirá a más de un centenar y medio de anestesiólogos. El motivo del encuentro es, además de la elección de cargos dentro de la sección regional de la Sociedad, debatir y poner en común temas de seguridad del paciente y de prevención de efectos adversos en los quirófanos. El jefe de servicio de Anestesiología del Hospital General de Segovia, el doctor Javier García, será uno de los encargados de inaugurar la jornada. Entrevista facilitada por el colegio de médicos de Segovia.

drjaviergarcia1El viernes están convocados en Segovia 180 anestesiólogos. ¿La sociedad entiende bien el concepto de anestesiólogo? 

Yo creo que cada vez se entiende mejor, pero somos el gran desconocido del hospital. El anestesiólogo es probablemente el profesional con más importancia para la seguridad del paciente en el ámbito del bloque quirúrgico, pero quizás somos los menos conocidos; aunque es cierto que cada vez se conoce más, la sociedad no comprende en su totalidad la responsabilidad del anestesiólogo.

 Sin embargo, ¿la ‘responsabilidad’ sería la palabra que mejor definiría su papel desde el momento en que un paciente entra en quirófano?

La responsabilidad es de todos; el paciente es de todos, no es únicamente del anestesiólogo. Pero el anestesiólogo es el responsable último de la seguridad del paciente durante todo el proceso quirúrgico. Una intervención quirúrgica implica un estrés, una demanda en los pacientes que no todos toleran de la misma manera. No es lo mismo un anciano que un niño, no es lo mismo un adulto con patología que un joven que no tiene patología… pero en todos ellos se desencadenan mecanismos como consecuencia del estrés quirúrgico, de lo que se hace durante la operación. El anestesiólogo es el responsable de que el paciente soporte todo ese estrés quirúrgico con el mínimo riesgo para el propio paciente y manteniendo las mejores condiciones quirúrgicas del enfermo.

 Hablando de esa responsabilidad, van a centrar el contenido científico del encuentro en el tema de la seguridad del paciente, ¿cómo ha mejorado ésta en los últimos años?

La seguridad del paciente en el bloque quirúrgico ha sido siempre el tema fundamental de la Anestesiología. Cada vez se tienen más recursos, cada vez tenemos mejores fármacos, mayores medios en cuanto a monitorización, dispositivos, bombas de infusión, respiradores… Desde hace tiempo, han aparecido además de estos avances sistemas de notificación de efectos adversos, algunos promovidos por el ministerio y otros por la propia sociedad de Anestesiología. Esto es debido a que los efectos adversos en el ámbito del quirófano y de la anestesia pueden ser de tal gravedad y de tal calibre, que tenemos que intentar minimizarlos al máximo.

Por esto uno de los avances más importantes es el sistema de notificación de efectos adversos, creado para que todos intentemos aprender de los errores o de las posibles complicaciones que hayamos tenido; nosotros mismos u otros compañeros. No se trata de buscar un culpable, sino de intentar sacar lo positivo de esos actos y que no se vuelvan a repetir. Actualmente la Anestesia es una de las especialidades más seguras del ámbito hospitalario. De hecho, sólo se considera la mortalidad en un caso de cada 100.000 anestesias que se realizan cada día en los hospitales españoles.

Esto de lo que habla se realiza de forma posterior; ¿y de forma previa? ¿puede hablarme sobre el sistema de listado de verificación quirúrgica?

Hace diez años aproximadamente, la OMS emitió una recomendación para que fuese aplicada en todos los bloques quirúrgicos, previa a cada intervención. Con todos los pacientes había que hacer un listado de verificación del aparataje que se iba a utilizar, de si se tenían todos los recursos de manera adecuada. Ya con el propio paciente, había que chequear qué peligros se podían prever, qué complicaciones se podían dar, y si eso se cumplía al final. Del mismo modo, al final de la intervención, sugerían otro listado en el que se comprobase que todo eso se había llevado a efecto y que no había habido ningún incidente crítico con el paciente; y en caso de que lo hubiera habido, dejarlo reflejado.

Cada uno de los hospitales lo fue adaptando a su entorno, y en el caso de nuestro hospital, modificándolo de manera parcial. En Segovia la implantación fue progresiva, paulatina; inicialmente empezamos en un único servicio que era Ginecología, con un proyecto piloto en cirugía programada. Después se fue implantando, se revisó y se fue haciendo extensivo a todos los servicios quirúrgicos, aplicándose tanto a la cirugía programada como a la urgente.

Sorprende que algo tan sencillo no lleve más años implantado…

Supongo que es algo que no es obligatorio, que quizás no siempre se ha visto la necesidad de este tipo de listados. Probablemente la causa fundamental es que los quirófanos son uno de los lugares más caros de todo el hospital, porque en un pequeño espacio coinciden y trabajan hasta seis u ocho profesionales sanitarios. Esto hace que el tiempo de utilización del quirófano deba ser el máximo posible para sacar la mayor rentabilidad y tener el mayor coste-eficacia. Es muy costoso mantener un quirófano cerrado o parado como consecuencia de una demora en la operación o de un incidente, o de una cancelación.

Por esto quizás en muchas ocasiones todo aquello que pudiera suponer una demora de minutos no se ha contemplado. Sin embargo, a la larga se ha comprobado que se han producido errores que quizás deberían haber sido evitados previamente si hubiéramos tenido estos listados de verificación. Muchas veces estos errores, que son evitables, pueden haber sido debidos a la rapidez con la que se debe trabajar.

 Usted, que es jefe de servicio, ¿nota que este tipo de medidas ayuden a la gestión de recursos?

Sí, por supuesto. El checklist no sólo nos permite presentarnos todo el equipo quirúrgico ante el paciente al que se va a operar, sino que a la vez sirve para investigar y cerciorarnos de los datos del paciente, conocer la técnica quirúrgica y lo que se va a emplear en ella, en cuanto a material; con lo cual nos permite tener todo preparado y que pocas cosas queden a la improvisación. Nos permite saber que tenemos sangre cruzada si se necesita, si necesitamos antibióticos, saber que el paciente tiene alergias para prevenir posibles situaciones… Es decir, la anticipación previa hace que la gestión del tiempo y de los recursos sea más efectiva; y de alguna manera, todo eso se traduce al final en mayor efectividad y reducción de costes. Prevenir problemas significa reducir el coste.

Cuando se reúnen como van a hacerlo el viernes, ¿qué cuestiones son las más comunes que se plantean? ¿qué les preocupa a los anestesiólogos de Castilla y León?

Yo creo que son tres los temas a tratar. El primero, la seguridad del paciente en el bloque quirúrgico; y por eso va a haber dos ponencias teóricas, impartidas por compañeros que están muy relacionados con el trabajo en seguridad en el paciente, que pertenecen a la red SENSAR, el Sistema Español de Notificación de Riesgos en Anestesia y Reanimación, que van a profundizar en estos conocimientos.

Por otro lado, la situación de la especialidad en Castilla y León; los anestesiólogos son profesionales escasos y por eso somos un bien escaso y buscado en todos los y fuera de quirófano. Desde Dolor, salas de reanimación, radiología intervencionista, áreas de paritorio, endoscopias… Cada vez se necesitan más anestesiólogos y quizás el número de anestesiólogos en España no está adecuado a las necesidades que hay.

El sistema de contratación que tiene el Sacyl con unas bolsas de empleo a veces muy rígidas y que no permiten con facilidad la contratación de los nuevos profesionales que van terminando, hace que en algunas ocasiones las plantillas de anestesiólogos estén por debajo de lo ideal. En Segovia, por ejemplo, esta situación está consiguiendo que se esté planteando derivar pacientes quirúrgicos segovianos a otros hospitales y a otras ciudades, porque no podemos abarcar el mínimo imprescindible.

Y el tercero de los objetivos de la reunión, es más a nivel de Sociedad. Es el de revisar informes y renovar los cargos en algunos puestos que necesitan su renovación.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *