web analytics

Dominicas de clausura: vida intramuros

dominicas2

Su vida es contemplativa y silenciosa, sus hechos, Titanes que luchan contra los elementos para sobrevivir en un mundo que no entiende de pausas. Nos referimos a la Comunidad de las Madres Dominicas que residen en su convento, cercano a la Plaza Mayor, un edificio histórico que cuenta con el Torreón de Hércules, del siglo XIII, un monumento que quedó dentro de la clausura y que contiene uno de los conjuntos de pinturas mudéjares más importantes que se conserva, en ellas se representan figuras geométricas, plantas, animales y el asedio de un castillo, todo ello aplicando únicamente un color rojo intenso sobre el yeso blanco del revoco.

Esta Comunidad cuenta en la actualidad con seis Hermanas (el pasado domingo falleció la séptima tras una larga enfermedad) y la edad media del conjunto supera los 50 años.

dominicasclausura

dominicas4

Su vida cotidiana está unida a la contemplación y al trabajo. Este último consiste en la policromía, de forma artesanal, utilizando técnicas de los siglos XV y XVI, de figuras. La base de estas está realizada en resinas y la policromía en pan de oro, huevo y tierras naturales, todo ello consigue un efecto similar a los diseños de cada época. Los motivos son siempre religiosos y, procuran, que estén relacionados con los retablos del propio convento.

También sus labores cotidianas se dirigen a la encuadernación, labor que realizan de manera exclusiva para dos conventos de Madrid, a quienes encuadernan obras de su biblioteca, y para particulares.

La Madre Purificación, lleva en el convento 38 años y nos ha contado la situación que, poco a poco ha ido creándose alrededor de la vida monacal. Son pocas, cada vez más mayores, el edificio es enorme y necesitaría una puesta a punto de forma inmediata pero… sus trabajos destinados a la ornamentación sufren de manera especial los tiempos de crisis y las ganancias dan para la vida cotidiana pero no para grandes obras. Recientemente han pedido presupuesto para pintar las maderas de las ventanas del Torreón y es absolutamente inalcanzable al ser necesaria la instalación de andamios.

¿Ayudas?, ya ni las piden. El convento es un Bien Cultural pero, desde que empezó la crisis observaron que les daban largas hasta que comprendieron que era mejor dejarlo estar. El mantenimiento del edificio es un “imposible” para casi todo el mundo y más para una comunidad como esta, nos decía Purificación.

Su clientela está formada por gentes que vienen de fuera, turistas que en muchos casos ya conocen su trabajo y repiten. Antes tenían más visibilidad al mostrar sus obras en la Oficina de Turismo de la Plaza Mayor pero, desde el cierre de esta, esa posibilidad ha desaparecido. Saben que los tiempos se mueven alrededor de Internet y la venta online pero su web (www.declausura.com), necesitaría una inversión que ha sido valorada en 6 mil euros para su actualización, además, ampliar la venta a través de la red, requeriría dar mayor fluidez a su creación y tener un stock permanente de piezas.

En la despedida, la Madre Purificación nos contaba que 2014 no ha sido malo pero no ha tenido nada que ver con los años anteriores al comienzo de la crisis y, bromeaba con las goteras del edificio y los cubos repartidos por los pasillos para recoger el agua cuando llueve, la contemplación también tiene estas cosas!!!

Imágenes, Pilar de Miguel, Blog "vida-monastica.blogspot.com.es"

Imágenes, Pilar de Miguel, Blog “vida-monastica.blogspot.com.es”

 

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *