web analytics

Doctor Estrada: “Estamos mejor preparados pero no habrá normalidad hasta la vacuna”

La neumología ha sido una de las especialidades que más directamente ha apelado el reto del coronavirus por la afección directa en las vías respiratorias que presentan la mayoría de pacientes. Segovia tiene grandes referentes, como el doctor Graciliano Estrada, vicepresidente del Colegio Oficial de Médicos de Segovia y presidente de la Sociedad Castellanoleonesa y Cántabra de Patología Respiratoria. Apunta que lograr el equilibrio entre la reapertura económica y la prevención sanitaria pasa por cumplir las normas higiénico-sanitarias y por la responsabilidad social e insiste en que estamos mejor preparados para combatir estos rebrotes debido al mayor conocimiento de la enfermedad y a las adaptaciones y reformas llevadas a cabo en los hospitales. Cree que los rastreadores son figuras esenciales para evitar poner coto al crecimiento de la enfermedad y sostiene que se están recortando los plazos para obtener una vacuna que combata este coronavirus.

Pregunta: Vuelven a aparecer más casos en todo el país, también en Segovia. ¿Estamos mejor preparados?

Respuesta: Sí, seguro. Por muchas razones, por el conocimiento de la enfermedad, por las medidas que se adaptan para evitar los contagios y fundamentalmente porque no teníamos constancia de la verdadera dimensión de problema cuando llegaron los primeros casos, pero ahora sí. La organización es fundamental y se están llevando a cabo obras de ampliación de urgencias y de UCI, con dobles circuitos y otras medidas como las PCR, que no estaban disponibles en nuestro hospital en el comienzo de la pandemia y que ahora facilitan el trabajo. Estamos haciendo bien las cosas, razonablemente bien, lo que pasa es que sigue habiendo contagios y hay que mantener la prudencia.

P: ¿Cómo logramos el equilibrio entre reapertura de la economía y restricciones sanitarias?

R: Pienso que debemos trasladar el mensaje de que se deben cumplir las normas de las que nos hemos dotando. Higiene y lavado frecuente de manos, uso de mascarillas, distancia social, evitar aglomeraciones y mucha precaución y responsabilidad. Eso es lo que debe calar. Cuando llegue la vacunación de la gripe, por ejemplo, insistir en la importancia de vacunarse, sobre todo este año y a las personas de riesgo. No debemos bajar el nivel de vigilancia ahora, pero tampoco transmitir miedo o evitar desplazamientos de nuestra vida cotidiana, siempre que se haga en cumplimiento de las normas y, sobre todo, con sentido común. El virus no se ha ido y probablemente no se vaya nunca, por lo que aprender a convivir con ello será clave.

P: ¿Qué opinión le merece la manifestación del fin de semana en contra de las mascarillas y las acciones similares de colectivos como los ‘Médicos por la verdad’ o los anti vacunas?

R: Absolutamente lamentable. Es rechazable desde todo punto de vista, están haciendo circular bulos que son un auténtico peligro para la sociedad. Es como querer sostener que te permitan conducir borracho porque restringirlo y sancionarlo coarta tu libertad. Hay una parte de la humanidad que es destructiva, antisocial y que apuestan por una involución que es detestable.  ¿Cómo pueden negar la pandemia? Cualquiera de nosotros que lo hemos vivido en primera persona sabemos que jamás se meterían en una UCI a trabajar sin EPIS ni mascarilla para tratar a estos pacientes. No tiene sentido y habría que sancionar estas irresponsabilidades.

P: Se ha hablado mucho de la figura de los rastreadores, ¿qué opina?

R: Son una parte fundamental para evitar que proliferen más rebrotes porque están identificando casos a menudo asintomáticos que podrían dar muchos contagios sin saberse. Hubieran sido muy útiles en los meses en que empezó todo, pero lógicamente es una de las cosas que hemos aprendido porque ya lo aplicábamos con otras enfermedades infectocontagiosas, como en casos de tuberculosis, por ejemplo. Se necesita mucha gente, eso sí, porque el nivel de contagio es muy grande, pero creo que hay un esfuerzo importante por parte de la administración para llevarlo a cabo.

P: ¿Hay un número suficiente de rastreadores?

R: Vamos aprendiendo. Si es verdad que hay unos estándares para fijar los ratios de rastreadores, pero en cualquier caso no es fácil buscar gente que pueda hacer esa función. Lo están realizando diferentes profesionales, pero si ya es difícil encontrarlos en verano para el trabajo habitual, imagínense localizar a un número mayor para realizar estos rastreos que no son fáciles… Probablemente tengamos que formar a otras personas ajenas al ámbito sanitario, porque no cabe duda de que cuanto mayor sea el número de rastreadores, más eficaz es la labor de contención.

P: Hablamos de medicamentos. ¿El Remdesivir es el único fármaco para combatir la enfermedad?

R: Sí, no hay ningún tratamiento curativo, pero el Remdesivir el único fármaco aprobado específicamente para combatir esta infección por las autoridades europeas y americanas. Se puede completar en ocasiones con corticoides, algunos anticuerpos antimonoclonales o antivíricos, en función de las circunstancias.

P: ¿Qué problemas ofrece este medicamento?

R: Más que problemas es que su prescripción hasta ahora se ha recomendado para estadios avanzados y se suministra de forma inyectable. Habría que ver qué ocurre si se suministra en estadios más precoces o por otras vías. Hay estudios en marcha en estos campos y tenemos que esperar.

P: La vacuna sigue siendo un reto… ¿cómo cree que estamos en este campo?

R: Se están dando pasos muy rápidos, pero creo que con seguridad habrá que esperar a la primavera de 2021. Parece esperar mucho, pero se ha hecho en tiempo récord, acortando hasta diez veces los plazos habituales de una vacuna. Hay varios proyectos en el mundo y hay que ser cautos y a la vez estar esperanzados. La vacuna será lo que nos permita volver a cierta normalidad ya que para que contemos con fármacos curativos habrá que dedicar aún más tiempo a los ensayos.

P:¿Qué opinión le merece el anuncio de Rusia de empezar a producir los primeros lotes de vacuna contra el covid19?

R: Pues que ha faltado transparencia. Los resultados no han sido publicados en revistas de prestigio internacional y los ensayos clínicas en fases 2 y 3 deben ser publicados. Por eso existen duda razonables ya que no han seguido los pasos estandarizados.

P: ¿Se ha hablado suficiente de las secuelas?

R: Es un aspecto muy importante. Hay que tener en cuenta que en Segovia hubo cerca de 900 ingresados que han tenido neumonías y eso exige realizar un seguimiento y evaluar cuáles son los daños que se tienen en ese momento y el tipo de seguimiento, en función de la gravedad, de la persistencia de los síntomas, de las secuelas u otros criterios que se han de barajar. Para los neumólogos es fundamental la medición de la capacidad pulmonar y este aspecto es clave porque estas enfermedades pueden dejar secuelas en la capacidad pulmonar; hay que supervisarlo con dedicación repitiendo los estudios periódicamente.

P: ¿Están quedando secuelas permanentes?

R: Creo que no serán en un porcentaje alto, teniendo en cuenta la mejoría en las radiografías que estamos viendo, pero sí puede haber secuelas a largo plazo en forma de fibrosis u otros problemas… ¿En cuánto? No me atrevería a decir o cuantificar, pero habrá que seguir estudiando y realizando seguimiento de estos pacientes durante el tiempo en que persistan los síntomas o las alteraciones. De todas formas, todo va muy rápido y vamos aprendiendo cada día cómo se comporta el virus y su incidencia. Por ejemplo, están aflorando enfermedades que previamente tenía el paciente y no se habían diagnosticado hasta que se realizan estos estudios más profundos.

P: Los neumólogos han sido especialmente invocados en esta pandemia…

R: Indudablemente, como también las enfermeras de neumología. Hemos tenido que reorganizarnos para centrarnos en un aspecto fundamental como es el tratamiento y estudio de neumonías bastante severas, que han derivado en insuficiencias respiratorias, para las que el oxígeno y el tratamiento habitual no era suficiente. Así, la ventilación mecánica no invasiva, alto flujo o la CPAP -respiradores- han sido protagonistas estos meses. Pero además, la coordinación con otras áreas como medicina interna, anestesia y UVI ha sido fundamental.

Datos Biográficos

Graciliano Estrada (45 años) comenzó en 2008 su vinculación con la Sociedad Castellanoleonesa y Cántabra de Patología Respiratoria, cuando le propusieron como responsable del comité científico. Tras cuatro años en esas funciones, los socios (casi 300 a nivel nacional) le eligieron entre una terna de especialistas de gran nivel nacional en 2017 para dirigir esta sociedad, cometido que afronta “con orgullo y responsabilidad”, llevando como objetivo fundamental el impulso de “la investigación y la formación en patología respiratoria”. En esa línea, cada año esta sociedad otorga becas y ayudas a proyectos de investigación que fomenten y aporten conocimiento.

Estrada es Doctor en Medicina y la querencia por su especialidad le llegó pronto. “En mi Residencia en el 12 de Octubre estuve muy interesado en el cáncer de pulmón porque había un grupo de neumólogos muy activo en ese tema”, por lo que al llegar a Segovia realizó un estudio con 700 casos de esta enfermedad que, tras diez años de trabajo, quedó plasmado en su tesis doctoral. Percibe como algo básico la labor de investigación en cualquier centro, con independencia de sus dimensiones, porque “la evidencia científica y el sentido crítico ha de ser un denominador común en cualquier unidad o servicio”. Ciencia aplicada que es fundamental ya que “generamos información muy útil para los avances de la sociedad”, dice mientras echa de menos que todavía en este país “el sistema sanitario siga sin reconocer estas figuras de investigadores y formadores”, que no cuentan con su reconocimiento en los centros.

“Nos volcamos en la labor asistencial y habría que redimensionar las plantillas para pensar en algo más, porque la labor investigadora es consustancial a nuestro desempeño. La investigación no debería ser algo que hacemos en nuestro tiempo libre, no es lo óptimo”, concluye.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Muchas gracias Doctor por sus esfuerzos y gracias a todos los sanitarios de Segovia, cuentan con el apoyo de los segovianos. Animo que todavía queda mucho.

    Post a Reply
  2. Magnífica entrevista. Yo le diría a este Doctor que a los de la manifestación de Colón del domingo se pasaran por su consulta y vieran la irrealidad en la que viven.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *