web analytics

Desarticulada en Segovia una red de hachís que operaba en Madrid

La Guardia Civil de Segovia ha desarticulado tras más de un año de investigaciones una red magrebí de traficantes de hachís que operaba en Madrid. A consecuencia de la intervención se han puesto a disposición de la juez de Sepúlveda 9 sospechosos, tres de los cuales han ingresado en prisión en tanto otro cuarto sigue en paradero desconocido. Se han intervenido también 25 kilos de hachís, 546 plantas de marihuana, unos tres mil euros en efectivo o otros tres mil euros en billetes falsos de 50€, todo ello en tres domicilios de Madrid y otro cuarto de Guadalajara donde la red disponía, además, de un completo laboratorio para tratar el hachís y un vivero de plantas de marihuana.

droga2014

Pilar Sanz, subdelegada del Gobierno, y Fernando Gil. Arriba, parte del material incautado.

Pilar Sanz, subdelegada del Gobierno, y Fernando Gil. Arriba, parte del material incautado.

“Muy profesionales y muy finos”, así define un agente de la benemérita segoviana a los traficantes, todos de entre 20 y 40 años, 9 de nacionalidad marroquí y uno de Libia. Se calcula que la red entraba en España no menos de 500 kilos de hachís al año, con un valor en el mercado próximo al millón y medio de euros. “Eran muy precavidos, se movían con grandes medidas de seguridad utilizando en ocasiones vehículos lanzadera para evitar controles.  Introducían el hachís desde Marruecos a través de Tarifa en mulas y siempre en poca cantidad, en partidas no mayores de 10 o 12 kilos cada semana que trasladaban a Madrid, donde se redistribuían para su venta al menudeo”, explicó el teniente coronel Fernando Gil, responsable de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia.

Todo empezó en febrero de 2013, en un registro a un vehículo sospechoso en Fresno de la Fuente, en el kilómetro 127 de la A1. A consecuencia del registro se incautaron 2kg de hachís y 3.000 euros en billetes falso, procediéndose a la detención de S.O.M, vecino 23 años de Santander y de nacionalidad española. A raíz de esta detención el Juzgado de Instrucción número 1 de Sepúlveda, competente en el asunto, abrió las correspondientes diligencias judiciales.

Fernando Gil agradeció ayer la colaboración y diligencia del juzgado de Sepúlveda, un juzgado con escasos medios y que en todo momento ha dado respaldo a la operación Montercalo. Gil, que prácticamente se estrena con esta operación en la comandancia segoviana, también elogió la labor de su predecesor, el coronel Juan Miguel González, y su equipo. “Ellos han llevado todo el grueso de la investigación, con seguimientos y mucho trabajo. A mí me toca la parte agradable del asunto”.

A raíz de esta primera detención se averiguó la existencia de un grupo delictivo organizado, dedicado al tráfico de hachís, en el que las labores y zonas en las que trabajaban cada de uno de los subgrupos o ramas estaban bien definidas y que suministraba mercancía a un centenar de camellos, quienes ponían la droga en la calle.

La operación se ha realizado en distintas fases, así, y la primera, y en el recinto aduanero del Puerto de Tarifa (Cádiz), se detuvo a A.Y, de nacionalidad marroquí y de 38 años de edad, al que se le intervinieron la cantidad de 11 kilogramos de hachís, encontrados en el interior del vehículo en el que viajaba.

Posteriormente se detuvo a en Madrid, a B.F.S.H., de nacionalidad marroquí y de 33 años de edad; en el momento de la detención se le intervinieron 10 kilogramos de hachís, que se hallaban también en el vehículo en el que se trasladaba. También en Madrid, se detuvo a A..A.., de nacionalidad marroquí y de 39 años de edad, y a R.T., de nacionalidad libia y de 31 años de edad. En ese momento, A..A.. llevaba 3.000 euros en metálico, destinados presuntamente al pago de una cantidad de droga que le había sido entregada con anterioridad por R.T. A continuación, y tras realizar entradas y registro en los domicilios de estos dos hombres, se intervinieron tres kilogramos de hachís, y un laboratorio completo destinado a la elaboración, cultivo de interior y secado de marihuana, así como, de un total de 546 plantas de marihuana que ya se encontraban en proceso de secado.

A su vez, y como integrantes de la esta organización criminal también se procedió a la detención de J.A., de nacionalidad marroquí y de 35 años de edad, de M.A., de nacionalidad marroquí y de 28 años de edad y de S.E.B., de nacionalidad marroquí y de 35 años de edad.

Por último, en la mañana de ayer y en Madrid, la Guardia Civil realizó la última detención de la operación. El detenido es V.J.R, hombre de 24 años y vecino de Madrid.

Espectacular detención en José Zorrilla

La operación Montecarlo carece de relación con otra detención practicada ayer en pleno centro de la capital segoviana, también por agentes de la Guardia Civil. Aproximadamente a las 18 horas del jueves 24 de abril se desplegó un numeroso contingente de agentes de la benemérita para detener a otro traficante de drogas, cuya conexión con la banda marroquí está descartada. Según fuentes policiales, se trataría de un latinoamericano implicado en un alijo de 23 kilos de cocaína, un delincuente de “gran peligrosidad”, lo que justificaría el espectacular despliegue.

Fernando Gil apeló a que el caso sigue en curso si bien lo desvinculó de la otra operación y señaló “que los medios empleados están en consonancia con la peligrosidad de la detención”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *