web analytics

Denuncian la peligrosidad de las paradas provisionales de autobuses

Las acusaciones de “improvisación” siguen acompañando a las decisiones del equipo de Gobierno. Esta vez es el comité de empresa de Urbanos de Segovia, la concesionaria del servicio de autobuses, el que acusa a los responsables municipales de haber adoptado precipitadamente el traslado de las paradas a los pies del Acueducto con motivo de las obras de parcheo de baches que se están ejecutando en la plaza Oriental sin haber tenido en cuenta el peligro que entraña la ubicación provisional para los peatones, obligados a moverse entre otros vehículos que paran en la misma zona.

“De un día para otro y sin previo aviso, cientos de usuarios del transporte público deben hacer uso de las paradas habituales”, apunta el presidente del comité de empresa, Juan Antonio Arlandis, que expresa en la nota “nuestro pesar por la absoluta falta de seguridad que atesoran dichas paradas provisionales”.

La denuncia dibuja una situación en la que “la permisividad del Ayuntamiento” y “la falta de señalización” que anuncie la existencia de las paradas en la que los autobuses se ven obligados a detenerse “en doble o triple fila para poder apear o recoger viajeros” mientras los coches se desplazan entre los autobuses y los bolardos “con el consiguiente peligro de atropello a los usuarios”.

Del mismo modo, lamentan que la vigilancia policial para evitar esta situación sólo se produce en momentos puntuales, coincidiendo con la hora de entrada y salida de los colegios, a las 9.00 y las 14.00 y el resto del día “nadie evita que los usuarios deban sortear los coches para acceder a los autobuses”, continúa Arlandis que se preguta “si el cuerpo de seguridad municipal ha recibido ordenes de apoyar la situación o nos encontramos, nuevamente, con una improvisada puesta en marcha de las obras en un punto clave de la circulación”.

El comité de empresa cree, no obstante, que “este entuerto” se solucionaría con una señalización correcta de la existencia de las paradas —ahora la única indicación es un papel pegado con celo en algunos bolardos— incluyendo marcas viales pintadas en el suelo y una mayor y continuada presencia de policías en la zona.

No hay periodo de alegaciones.

Por otra parte, el Ayuntamiento emitió este 2 de octubre una nota en la que aclaraba que la tramitación administrativa del pliego del concurso para renovar el servicio de autobuses tras su aprobación por el pleno, la pasada semana, entra ahora en la fase de presentación de ofertas por las empresas y no existe periodo alguno de alegaciones, puesto que el documento ya está cerrado.

“Este es el procedimiento y tramitación, ningún otro, que debe seguir el pliego de condiciones”, se subraya en el escrito de aclaración que trata de despejar las dudas a los ciudadanos que pretendían alegar contra el pliego, como los 1.100 firmantes que rechazan la nueva disposición de la línea 5 cuyos representantes se mostraron dispuestos a presentar quejas.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. De paso que se hagan de mirar el ‘ceda el paso’ pintado en el suelo. Cuando sales de la calle San Juan dirección rotonda, los coches que llegan por la izquierda tienen una señal en el suelo. ¿No están las señales por encima de las normas? Pues, o la borran o ponen un guardia regulando el tráfico. De nada.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *