web analytics

Demasiada normalidad

Acumulación de personas ante la puerta de un bar de la avenida del Acueducto.

El exceso de confianza puede ser un problema para recorrer el camino hacia la “normalidad”, advierten constantemente las autoridades sanitarias. Por eso, junto a la alegría que produce ver cómo la ciudad recupera, muy lentamente, su ritmo, un vistazo a las terrazas de los bares que ya han abierto sus puertas levanta cierta preocupación por la cercanía de los clientes, los rostros sin máscaras y cierta relajación más allá de las recomendaciones e incluso prohibiciones. Las terrazas abiertas ocupan sus zonas habituales a la espera de la resolución de los permisos de ampliación, dentro de diez días por lo menos.

Clientes de un bar en la calle de José Zorrilla.

La entrada de Segovia en la primera fase de la desescalada, este 25 de mayo, ha arrojado imágenes de una ciudad que poco a poco busca la normalidad con la salida de muchos de los ciudadanos a la calle, a trabajar la mayoría, pero otros muchos disfrutando de un “ocio” deseado y esperado, con el uso de las terrazas de los bares que han decidido retomar su actividad.

Calles comerciales como José Zorrilla son las que más actividad tienen.

La nueva situación no parece bien entendida por todos. Aunque no son la mayoría, es frecuente encontrar en la calle a ciudadanos sin máscaras de protección y también los que no mantienen la distancia de seguridad en terrazas de bares con las mesas muy apretadas. Algunos bares han abierto incluso las ventanas, han puesto mesas altas para los clientes y hasta permitían el uso de los servicios, pese a que ninguna de las tres opciones está permitida. Además, pocos hosteleros cumplían la obligación de desinfectar y limpiar superficies de contacto, sillas y mesas tras la marcha de los clientes.

Los permisos de ampliación, al menos diez días

No todos los hosteleros han montado las terrazas. De hecho, la patronal del sector calcula que ha sido en torno al 15 por ciento de las existentes en la ciudad. Muchos de ellos permanecen a la espera de que el Ayuntamiento resuelva las cerca de 70 peticiones de ampliación del espacio de servicio que han llegado a la Concejalía.

Habrá que esperar porque el edil de Servicios, Miguel Merino calcula que sus técnicos necesitarán al menos diez días para tomar las decisiones “una a una” sobre las solicitudes.

Curiosamente, este lunes se contaban con los dedos de una mano las terrazas en servicio en el eje peatonal de la avenida del Acueducto, calle Real y la plaza Mayor —ya por la tarde se sumaron varias en esos puntos— mientras que era más fácil encontrar ese servicio en otras zonas comerciales como José Zorrilla o el Paseo Nuevo, además de los barrios. No había aglomeraciones, quizá porque había exceso de mesas en muchos casos. En total, se han montado menos de 30 terrazas en la capital.

Atención tras una mampara de protección en una librería de Conde Sepúlveda.

Mientras, el comercio local también trata de desperezarse tras diez semanas de parón obligado aunque la afluencia de clientes aún era muy discreta en el primer día de la Fase 1. Esa parece ser la tónica general en la reposición de servicios. La reapertura del cementerio municipal no ha causado aglomeraciones, pero sí un flujo constante de personas, según han explicado los empleados municipales.

Sin aglomeraciones, el cementerio ha tenido una intensa actividad este lunes.

Hay asuntos importantes atrasados. Los enterramientos con límites mínimos de asistentes durante la crisis han impedido muchas despedidas que ahora tratan de realizar familiares y amigos de los fallecidos ante las tumbas y nichos, explican esos empleados, convertidos en “organizadores” del trasiego en la puerta, donde el uso del hidroalcohol es obligado.

Mercado el jueves, la biblioteca en una semana

Más servicios que retoman la actividad: los mercados al aire libre, con el primero que se permitirá en la capital previsto para este jueves, en la plaza Mayor. En varias localidades de la provincia ya se han montado los puestos.

La actividad también comienza a recuperarse en los Juzgados, con más de la mitad de la plantilla ya incorporada a sus puestos y espacios públicos como la biblioteca se preparan para volver a dar servicio presencia de préstamo y consulta desde el 1 de junio, el mismo día en el que inicialmente se piense reponer la ORA desde el Ayuntamiento.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. En la mayoría de los locales de bebidas no se ha respetado en absoluto las distancias y menos las mascarillas (pese a su incomodidad) por la cercanía de mesas y personas de paso (por la estrechez de aceras) o pululando alrededor como mariposas en busca de lugar donde depositar el huevo. Parece que va a ser verdad, no digo que todos, que sólo entendemos ‘palo y tentetieso’.

    Post a Reply
  2. La gente se está tomando esto a cachondeo… Bien porque no conocen las reglas o porque no se molestan en conocerlas…

    Post a Reply
  3. Yo creo que la gente piensa que esto del virus no va con ellos sino con los demás. Pero vamos que ahí sigue y para quedarse durante mucho tiempo mientras no haya medicamente ni vacuna. En los bares y terrazas me verán poquito igual que en los lugares cerrados. No tengo ganas de pillar el virus y las consecuencias que con ello acarrea para la salud mientras la gente piense que para que me voy a poner yo mascarilla o para qué voy a guardar la distancia de seguridad

    Post a Reply
  4. Toda la vida viendo a los policías de bares en horas de servicio y será este el único momento en el que no se pasen a hacer cumplir las normas básicas…

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *