web analytics

“Cuando visito Segovia recorro el Acueducto y el Alcázar para que mis hijos sepan cual es su origen”

Nació en Segovia pero después ha recorrido Italia, Holanda, Finlandia, Portugal… la música y su clarinete lo han llevado de un lado al otro desde siempre pero hoy, en Suiza, donde reside desde hace unos años con su familia, observa los cambios que en su vida ha experimentado según el país que lo acogiera, las diferencias en la enseñanza musical y cómo se vive una pandemia que nos trae a todos de cabeza.

Marino Delgado Rivilla sigue echando de menos el chateo con los amigos y no descarta pasar en Segovia algunos periodos de su vida después de su jubilación porque, mientras siga trabajando, Suiza le sigue ofreciendo “muchas posibilidades”. Los detalles, él mismo nos los cuenta…

P-¿Desde cuándo estás unido a la música y a tu clarinete?

R-Desde siempre. Cuando terminé mis estudios en el Instituto pasé al Conservatorio y, siempre me he dedicado a ello.

P-Tu trabajo lo realizas principalmente en Italia pero vives en Suiza. Hasta Llegar a este punto ¿Cuál ha sido tu trayectoria?

R-He dado varias vueltas por Europa, creo que Suiza es el tercer país en el que vivo porque el camino que he seguido ha sido un poco largo. El primer país en el que viví, después de estudiar en España, fue en Holanda. Estuve viviendo allí un año, en Rotterdam. Especializándome en el clarinete bajo, que habitualmente utilizo, porque entonces no existía esta especialización en España pues, este tipo de clarinete que es un poco diferente al que todos conocemos.

Después estuve un par de años viviendo en Milán aprendiendo en la Academia de la Scala de Milán, una de las mejores orquestas de Europa. Más tarde me saqué una plaza para tocar en una orquesta en Finlandia y estuve viviendo durante un año en Tampere, la segunda ciudad más importante del país, tocando en una orquesta profesional…

P- No hubiera imaginado que Finlandia destacara por la música…

R-Finlandia es quizás el país que tiene más orquestas clásicas por habitante. Ellos son 4 millones pero tienen unas 15 orquestas profesionales. Aprecian mucho la música clásica. Como curiosidad, allí pude tocar en el auditorio más al norte del mundo. En Laponia…

P-Allí “fresquito” sí que hace ¿No?

R-Llegué en agosto y había unos 10-15 grados pero, el peor mes, digamos que alcanzamos los -30ºC o -35ºC… Allí fresco sí que hace (Risas). Hace mucho frío.

P-Eso que ibas de Segovia que, en cierto modo, no te pillaba por sorpresa…

R-No, por sorpresa no pero… te tienes que comprar ropa adecuada para ello porque si no, no puedes aguantarlo. Ellos dicen que después de -15 ºC, si vas bien abrigado, da igual. Puedes estar a -20ºC o -30ºC… es lo mismo

P-Perdona pero te había interrumpido para hablar “del tiempo”. Estabas contándome tu paso por Laponia…

R-Después de estar en Finlandia, hice unas pruebas en Portugal, en el Algarve, en la otra punta de Europa, porque mi mujer es portuguesa y me interesaba acercarme a su ciudad. Las pruebas fueron bien y estuve tocando en aquella orquesta durante cuatro años. Después de este periodo en el Algarve quería tocar en una orquesta un poco mejor e hice unas pruebas para una orquesta en Como, en el norte de Italia, en el sur del Lago que lleva su nombre. Allí estuve viviendo otros cuatro años pero, ahora mismo, aunque sigo tocando en la Orquesta de Como, como mi mujer trabaja en Suiza y yo también, tengo allí una escuela de música, nos vinimos a vivir aquí pues, en realidad, estamos muy cerca de Italia y, aunque yo la mayor parte de los conciertos los hago en Italia, puedo vivir en Suiza y trabajar en Como, Italia.

P- En otras palabras, vas y vienes a Como

R-Para los conciertos, sí. Para el trabajo con los alumnos, lo hago más en Suiza. Seguimos viviendo aquí, en Suiza, y creo que nos quedaremos aquí. Tengo dos niños, que nacieron en Como pero han estudiado siempre aquí. Hablan español, portugués, italiano… pero su idioma fuerte es el italiano. Estudian en la escuela aquí, sus amigos son italianos… hablan bien el español pero, su idioma fuerte es el italiano.

P-Cómo vemos has estado viviendo en un buen número de países de Europa ¿Hay mucha diferencia en la forma de vida de todos estos lugares comparándolos con España?

R-Italia se acerca mucho más a nuestra forma de vivir. Siempre hay diferencias pero, Italia será el país, junto a Portugal, que tiene más que ver con nosotros. Finlandia es diferente porque, quizás son un poco más cerrados que nosotros pero, su sistema educativo funciona muy bien y la gente tiene una gran cultura en general. Suiza, por su parte, tiene un nivel de vida mucho más alto y esto se nota en la educación: Los libros son gratuitos, los alumnos no pueden gastar ni un euro en material escolar… Como modo de vida, es también un pueblo más cerrado pero, aquí tengo a mi grupo de amigos y me encuentro muy bien, la verdad. Cada país tiene sus peculiaridades

P-La pandemia, un mal que desborda al mundo ¿Han notado por allí los efectos de estos tiempos “inciertos”?

R-Se ha notado muchísimo. Durante la primera ola, en marzo, mi región fue muy golpeada porque estamos cerca de la Lombardía, del norte de Italia. El resto de Suiza, en cambio, no lo notó tanto. La segunda ola, en cambio, ha sido muy fuerte y ha sido cuando Suiza, de verdad, ha notado el problema de la COVID. En cualquier caso, el Sistema Sanitario Suizo es uno de los mejores del mundo y ha sabido gestionar muy bien, desde el punto de vista sanitario, este asunto.

En la segunda ola, los suizos lo pasaron muy mal porque aumentaron muchísimo los muertos por el virus. Ahora, en la tercera, quizás no se están sintiendo tanto las variables de Inglaterra y Brasil como en España.

Habitualmente leo las noticias y vivo todo con mucha preocupación, mayor aún en mi sector, en los músicos porque, en mi caso, tenía cerrados diversos conciertos que he tenido que anular, claro.

El primer sector que ha sufrido esta pandemia, ha sido la cultura. Ha habido pocas ayudas….Está siendo muy difícil para todos pero, especialmente para la gente de la cultura: Actores, músicos, cantantes… creo que ha sido el sector más golpeado.

P-Sí, el mundo de la cultura, entre otros, lo está pasando mal. Ahora, por lo que dices, las cosas van algo mejor en Suiza.

R-Un poquitín mejor, sí. Es la primera vez que el gobierno suizo ha ido por delante y, antes de que empeoraran las cosas cerró los bares, los centros comerciales, promovió el teletrabajo y, aunque todavía las escuelas están abiertas, ya se habla de cerrarlas también. Han ido un poco por delante y eso nos ha permitido que la tercera ola haya sido mejor. Solo han permitido que estén abiertos los supermercados, las farmacias y los peluqueros con algunas restricciones

P-¿Os dejan salir de casa? ¿Tenéis toque de queda como en España?

R-En Suiza, nunca ha habido un toque de queda, han dejado siempre a la población, incluso en marzo que cerraron todo, las personas podían salir. Fue diferente a como se hizo en Italia y en España, donde se llevó a cabo un confinamiento. En Suiza se pudo salir pidiendo, eso sí, una gran responsabilidad a las personas.

P-Desde Suiza, Italia… desde donde vives y te mueves ¿Cómo se ve España? ¿Y Segovia?

R- Yo intento hacer mucha publicidad de Segovia porque, curiosamente, la gente del norte de Italia y de Suiza, o han ido a Madrid y saben que existe Segovia o, no la conocen como ciudad. Sin embargo en Japón, por ejemplo, saben mucho de ella. Los italianos siempre nos han visto como los “primos”, como los familiares. Gente muy ruidosa. Quizás sea porque Sevilla y Nápoles, durante una parte de nuestra historia, estuvieron unidas como parte del Reino de Castilla. Creo que por ello se sienten unidos y se observa cuando hay un partido de futbol, si juega España, la gente quiere que gane España. Tienen mucho aprecio a España.

Igual ocurrió cuando estuve en Finlandia. Nos ven como un país “culturalmente interesante” y muy turístico. Es muy difícil oír hablar mal a alguien sobre nuestro país. Nosotros apreciamos menos nuestro país de lo que el resto del mundo nos aprecia porque España está muy bien visto.

P-Creo que tienes razón. Fuera nos ven con un poquito de envidia sana, vivimos como a ellos les gustaría vivir…

R-Exactamente. Mucha gente me pregunta de dónde soy y, cuando contesto que soy español, me preguntan que hago aquí, como diciendo que todos querrían estar viviendo allí. Es curioso que me digan eso cuando nosotros vemos al resto de los países como Suiza, como más evolucionados. Ellos nos ven a nosotros… tienen muy buena opinión de España.

P-En el aspecto profesional. En tu amplio recorrido por el mundo, como músico ¿Como es la enseñanza musical en España? ¿Crees que podría mejorarse?

R-Hay gente que no lo sabe pero el Sistema de Conservatorios en España es de los mejores del mundo. Cualquier niño español puede acceder, casi gratuitamente, a un Conservatorio. Eso no ocurre en todos los países, sucede en España, Italia o Francia pero no en Suiza. Mis hijos están, los dos, en el Conservatorio en Suiza y, la matrícula en un Conservatorio Privado, cuesta quince veces más que la matrícula en un conservatorio español. Me puedo permitir que mis hijos estudien en un Conservatorio porque tengo un buen nivel de vida, si no, no podría.

El Sistema de Conservatorios de Música en España hace que todo el mundo pueda acceder. De hecho, el nivel de nuestros músicos es muy grande. Si tú estudias en un Conservatorio en España, te puedes ir después a un Conservatorio en el extranjero. Los alumnos españoles que van a estudiar al extranjero tienen muy buen nivel, puedo afirmar sin ninguna duda que son de los mejores gracias al Sistema Educativo pues, cualquier niño puede acceder al Conservatorio. Basta con que compre un instrumento y pague la matrícula, que no es muy alta, y puede estudiar.

P-¿Vienes mucho por España?

R-Voy siempre que puedo porque echo de menos a mi familia, mínimo dos veces al año, en verano y Navidad. Lo que ocurre es que mi mujer es portuguesa y, es complicado. Vamos todas las Navidades a Portugal y a España y, todos los veranos a Portugal y a España. La verdad, viajamos muchísimo. Este año, a causa de la situación, me ha costado mucho pero no he ido a España. En verano si pude ir, espero poder hacerlo de nuevo este verano.

P-¿Que es lo que más te gusta hacer cuando llegas a Segovia?

R-Pasar tiempo con la familia, la verdad. Con la familia o los amigos, a los que no veo tanto, aprovecho para verlos a todos. Cuando vengo a Segovia, siempre es un viaje express para visitar a todos: mi abuela, tíos, mis padres… intento siempre encontrar un hueco para verlos. Después, visito el Alcázar, Acueducto… procuro buscar un momento para recorrer los monumentos y la ciudad para que mis hijos sepan de donde vienen, su origen.

P-Casi todos los segovianos que viven en el exterior me cuentan que echan de menos la “vidilla” de Segovia, el chateo, el vinito, el torrezno, esta vida segoviana…

R-Debo decirte que es lo que más echo de menos, ir de “tapas” con los amigos, tomar unos vinos… Allí, el aperitivo, que es como lo llaman, tiene un concepto un poco diferente. Te sientas, te traen algo de comer… pero no es lo mismo que el bar, hablar con los amigos, en una terraza… en realidad, si hay algo típico que echo de menos es el tapeo

P-¿Te ves de nuevo en España? ¿Te ves de nuevo aquí o crees que tu vida está en Suiza?

R-Es muy difícil porque aquí ya tengo mi vida, mi grupo de amigos y, los sueldos en Suiza son muchísimo más altos que en España… es difícil. Tenemos nuestra vida aquí y es difícil volver. No digo que no, cuando me jubile, puede ser que compre una casa en España o en Segovia. A lo mejor, no trasladamos la residencia pero sí compramos una casa o un apartamento en España y pasamos aquí periodos más largos pero, para trabajar, Suiza me ofrece muchas posibilidades.


Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

3 Comments

  1. Que tío más grande. Se lo ganado todo.

    Post a Reply
  2. Grande Marino, conquistando el mundo

    Post a Reply
  3. Una pena que se tengan que ir de España.

    Post a Reply

Responder a Antonio Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *