web analytics

Caso Torreón: las preguntas ‘incómodas’ de IU al pleno de Segovia

El grupo municipal de Izquierda Unida ha registrado una batería de preguntas para que el equipo de Gobierno dé explicaciones en el próximo pleno sobre la reunión que propició el acuerdo entre Bankia y la Fundación Caja Segovia para cancelar la hipoteca que pesaba sobre el torreón de Lozoya y otros inmuebles. La organización, entre otros aspectos, quiere conocer las razones por las que el representante del Ayuntamiento en el patronato de la fundación, Andrés Torquemada, no informó de este acuerdo a los grupos de la oposición, “algo poco entendible dada la trascendencia del asunto”, explica IU en un comunicado.

Aprovechando la presencia de Torquemada en la reunión, IU pretender encontrar pistas a preguntas cruciales. Aspectos como Son preguntas como ¿quién ha liderado las negociaciones entre la fundación y Bankia y  cuánto asciende el valor de la hipoteca condonada y el de los edificios que se entregan en contraprestación? ¿Hubo alguna motivación política para no asistir a la reunión del patronato en la que se votó el acuerdo con Bankia?

Para el portavoz de IU, Ángel Galindo, “una decisión de esta importancia tendría que haber sido debatida por todos los miembros de la Corporación, por lo que el equipo de Gobierno debería haber notificado a los grupos de la oposición el acuerdo que iba a votarse en la reunión del patronato, antes y después de la celebración de la misma”.

Nota de prensa facilitada por Izquierda Unida Segovia

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Pues esperemos que sean en verdad, no sólo incómodas, sino con nombres y apellidos socialistas o pseudosocialistas mercenarios. Hasta ahora salvo cambiar nombres de calles (cosa que se hace en un pis pas, teniendo mayoría, y sin tanta gilipollez, bombo y platillo) y hacer de criados del poder, poco o nada se ha visto en este mandato municipal.

    Post a Reply
    • Pues no estoy de acuerdo contigo, Ciudadano Desencantado.
      Cambiar nombrecitos de calles, es una ardua tarea, que requiere unos conocimientos técnicos muy muy profundos, una investigación muy sesuda y de muchos o muchas expertos o expertas, con una “neutralidad política” completamente contrastada. Esos estudios tiene que llegar a la conclusión de que el personaje de la calle, callejuela, avenida, plaza, plazuela, paseo, travesía, en cuestión fue un auténtico o auténtica malvado o malvada.
      Una vez “contrastada” la “maldad” del personaje o personaja, llega una tarea clave, en la que se aprecia el gran esfuerzo. Tienen que convencer uno por uno a los vecinos o vecinas, comerciantes o comerciantas, oficinistas u oficinistos, propietarios o propietarias, empresarios o empresarias, etc, etc, de las bondades del cambio de nombrecito, y lo bien que van a dormir los vecinos o vecinas. Los comerciantes o comerciantes tendrán mas clientes o clientas con el nuevo nombrecito, ya que los clientes ahora pasearán “libremente” por la calle con el nuevo nombrecito, en vez de ir “a escondidas” con el antiguo nombre del malvado o malvada personaje o personaja.
      Después de esa dura tarea, llega la más complicada e ingrata, y en la que se aprecia el durísimo esfuerzo de los cambios de nombrecito o nombrecita. Decir a esos vecinos o vecinas, comerciantes o comerciantas, oficinistas u oficinistos, propietarios o propietarias, empresarios o empresarias, que su opinión les importa “un huevo”. Que estaba en su “programa electoral” votado o votada por 1.300 vecinos o vecinas, y ajo, agua y resina. Y por supuesto, bombo y platillo, mucho mucho bombo y platillo.
      ¿Y aún dices que esto es fácil?

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *